lunes, 18 octubre 2021 18:06

Croquetas: el motivo por el que nunca debes usar aceite

Muchos restaurantes y cocineros llevan años tratando de perfeccionar sus recetas de croquetas. Algunos con resultados bastante mediocres, otros llegando a ganar importantes concursos (como el de Zaragoza) de este plato tan querido. Para llegar a lo más alto en el mundo de la croqueta, se necesita tener muy presente un gran número de consejos para que salgan perfectas.

Pese a que parece una receta muy simple, unas croquetas perfectas no son nada fáciles de conseguir si no sabes algunos trucos esenciales, como por ejemplo los ingredientes que deberías evitar a toda costa…

¡Cuidado con los ingredientes que añades a tus croquetas!

Cuidado con el agua

fumet Chicote

Por último, el caldo o fumé no está prohibido en las croquetas, de hecho hay muchas recetas que lo emplean para dar algo de sabor. Sin embargo, si vas a agregar este tipo de ingredientes es mejor que tomes una serie de precauciones y tengas algo en cuenta. De lo contrario, las croquetas podrían echarse a perder. Muchos cocineros usan mitad de leche y mitad de caldo para su bechamel con sabor base. Por ejemplo, puedes usar espinas de pescado para croquetas de pescado, las peladuras de las gambas para las de gamba o langostino, caldo del cocido para las de carne, etc.

Pero ten en cuenta que esto agregará agua a la masa (más aún si las vas a hacer de ingredientes que sueltan también mucha agua, como la sepia congelada, calamar,…), y demasiada agua no es positivo. Para evitarlo, puedes saltear estos ingredientes por separado para que suelten el agua y luego agregarlos a la bechamel. 


- Publicidad -