viernes, 15 octubre 2021 22:27

Croquetas: el motivo por el que nunca debes usar aceite

Muchos restaurantes y cocineros llevan años tratando de perfeccionar sus recetas de croquetas. Algunos con resultados bastante mediocres, otros llegando a ganar importantes concursos (como el de Zaragoza) de este plato tan querido. Para llegar a lo más alto en el mundo de la croqueta, se necesita tener muy presente un gran número de consejos para que salgan perfectas.

Pese a que parece una receta muy simple, unas croquetas perfectas no son nada fáciles de conseguir si no sabes algunos trucos esenciales, como por ejemplo los ingredientes que deberías evitar a toda costa…

¡Cuidado con los ingredientes que añades a tus croquetas!

Saber combinar sabores para enriquecer la bechamel

bechamel casera

Saber combinar sabores es también muy útil a la hora de preparar croquetas. Por ejemplo, puedes combinar perfectamente langostinos y queso, langostinos y otros mariscos, sobrasada y queso, o huevo y espinacas, etc. Pero hay otras combinaciones que pueden terminar en un mal resultado.

Por ejemplo, combinar pescado con sobrasada, podría ser un sabor bastante negativo. Siempre debes pensar si esos dos (o más) ingredientes están buenos combinados. Muchos cocineros estropean esta deliciosa receta precisamente por eso, porque quieren jugar a ser muy innovadores y terminan usando ingredientes muy diferentes… Recuerda, aunque las croquetas admiten casi de todo, desde pescados, mariscos, carnes, hasta vegetales, quesos, embutidos, etc., lo cierto es que tienen un límite. 


- Publicidad -