jueves, 16 septiembre 2021 17:24

La llegada de José Antonio Sánchez al frente de Telemadrid: ¿provocación?

José Antonio Sánchez, «yo voto al PP», regresa a Telemadrid como administrador provisional de una casa en la que ejecutó un ERE que afectó a 829 de los 1.169 empleados con los que contaba la autonómica.

Este salvaje tijeretazo le valió ser renombrado como ‘el enterrador de Telemadrid’ poco antes de que Mariano Rajoy le rescatase para dirigir la misma RTVE que ya había contribuido a sesgar y devaluar en los tiempos de José María Aznar.

La vuelta de Sánchez parece resultar la penúltima provocación del jefe de Gabinete de Isabel Díaz Ayuso, Miguel Ángel Rodríguez.

ARGUMENTO

El portavoz del Gobierno madrileño, Enrique Ossorio, ha querido quitar hierro a la monumental polvareda que ha despertado el fichaje de Sánchez. Asegura el ‘popular’ que por 2012 «toda la sociedad tuvo que tomar decisiones para ajustarse a la situación económica. En ese contexto probablemente no tenía mucho sentido».

Y asegura que «la labor del administrador es de transitoriedad, hasta que se nombre a un director general con carácter definitivo. Estoy seguro de que en ese lapso de tiempo, su profesionalidad y experiencia acreditada pueden ser muy buenos para fomentar la neutralidad y la eficiencia».

No parece creerlo la jefa de la oposición, Mónica García. La portavoz de Más Madrid afirma que la intención del nuevo administrador de Telemadrid es «asaltar» la cadena poniendo al frente «a un verdugo que quiere liquidar la televisión pública».

Luis Lombardo, presidente del comité de empresa de Telemadrid, recuerda que Sánchez es «el responsable de la etapa más negra de Telemadrid y Onda Madrid, ejecutor del mayor ERE de la Comunidad de Madrid e investigado por la gestión del ERE…».

El comité lo tiene claro: «Ojalá nos equivoquemos, pero el nombramiento no augura nada bueno ni para los madrileños ni para su radio y televisión pública. No entendemos cuáles son los méritos profesionales de esta persona para volver a la empresa que dejó en la ruina».

JOSÉ PABLO LÓPEZ SE DESPIDE CON UNA LLUVIA DE CONTRATOS A ROURES

José Pablo López, director general de Telemadrid en el último lustro, se despidió de la pública levantando algunas suspicacias. Y es que el directivo malagueño, que trabajó durante tantos años para Jaume Roures, ha dicho adiós al cargo levantando algunas suspicacias.

López ha impuesto una renovación en las tardes de Telemadrid, que llevan años haciendo aguas. Y lo ha hecho con alegría doble para Roures, encantado con la vuelta del concurso ‘Atrápame si puedes’ (Globomedia) a las sobremesas y el aumento de duración del magazine vespertino ‘Está pasando’ (Mediapro).

El final de López estaba cantado desde la mayoría absoluta de Díaz Ayuso, que en septiembre de 2019 ya dejó claro que no estaba conforme con un director general defendido por Ciudadanos, Más Madrid y el PSOE.

La presidenta lo dejó claro: «Voy a exigir a Telemadrid, como al resto de organismos públicos que sufragan los ciudadanos con sus impuestos, que justifique las cuentas, que sea un servicio público con audiencia, porque un servicio público sin audiencia no es un servicio público, y le voy a pedir la misma austeridad que al resto».

Según Ayuso, Telemadrid ya no es «un servicio público esencial, luego lo que tiene que demostrar es que tiene ese público, que se ajusta a un presupuesto, teniendo en cuenta que ahora mismo estamos en una situación delicada».

«Yo tengo que bajar, reducir las listas de espera, me importa seguir reformando el Metro, que tiene una serie de problemas acumulados, tenemos que seguir construyendo colegios… una serie de necesidades evidentes. Las prioridades son las que son», añadía.

Habrá que ver si esa austeridad también se la exige a José Antonio Sánchez, que dejó un agujero en Telemadrid de 240 millones de euros y ahora regresa a la pública como símbolo de Ayuso, que al igual que Pedro Sánchez quiere ejemplificar que manda…


- Publicidad -