sábado, 28 mayo 2022 19:01

Nissan apuesta por Reino Unido a seis meses de cerrar en Barcelona

Nissan ha aprovechado el acuerdo comercial del brexit para cambiar el rumbo en su negocio europeo. La automovilística japonesa ha anunciado una inversión de 1.160 millones de euros en su megafábrica de Reino Unido. El montante se utilizará para instalar una planta de baterías para vehículos eléctricos y otra para el ensamblaje de su nuevo modelo de SUV.

Entre ambas, se crearán cerca de 6.200 empleos entre directos e indirectos, según ha asegurado la multinacional. El movimiento se produce a seis meses de cerrar su planta en Barcelona y en plena selección de un proyecto alternativo para cubrir su ausencia.

El fabricante japonés ha bautizado el nuevo ‘hub’ con el nombre de Nissan 36Zero, que se ubicará en la histórica planta de Sunderland, que cuenta con 35 años de antigüedad. En esta ubicación se realizan el Nissan Life, Juke y el Qashqai. Con esta inversión, se sumará un nuevo modelo, que «carecerá de cualquier componente de la e-NV200«, según han afirmado fuentes de la multinacional a MERCA2. Para alimentar esta fábrica, Nissan tendrá el suministro de energía renovable para rebajar así «la huella de carbono», han añadido las mismas fuentes.

Este hub «transformará la idea de lo que es posible para nuestra industria», según ha afirmado el COO de Nissan global, Ashwani Gupta. La automovilística creará de forma directa 1.450 puestos de trabajo, 900 de los cuales serán en Nissan y otros 750 nuevos puestos de trabajo en la segunda fábrica de Envision-AESC.

A largo plazo, la previsión de la empresa pasa por la modernización y ampliación de la capacidad de producción de vehículos eléctricos en el país. Además, Envision-AESC tendría potencial para poder acabar hasta 100.000 vehículos anuales.

EL COSTE DE LOS DESPIDOS SUPERA LA INVERSIÓN EN REINO UNIDO

La operación se produce apenas medio año antes del cierre definitivo de las tres plantas de la japonesa en Barcelona. En este sentido, Nissan tendrá que asumir un coste de 1.450 millones por la decisión de salir de la provincia de Barcelona. Este montante que supone un 24% adicional a la inversión en Reino Unido. De esta forma, Nissan carecerá de fábricas propias en la Unión Europea, para apostar por la ciudad inglesa tras beneficiarse por el acuerdo comercial con el brexit.

La planta de Reino Unido es la joya de la corona para Nissan. Sin embargo, el pasado año puso en duda el futuro de la misma debido al parón de las negociaciones entre el país y la UE. De hecho, la principal preocupación para Gupta eran los aranceles.

Las negociaciones apuntaban a un coste adicional del 10% en concepto de aranceles, motivo por el cual la fabricación en Sunderland era «insostenible«, pero finalmente se mantuvieron en el cero. En esta fábrica trabajan actualmente unas 7.000 personas, un número que se multiplicará una vez se realice el 100% de la inversión.

NISSAN TRATA DE BORRAR LA HUELLA DE CARBONO

A este proyecto de Nissan se sumará el Ayuntamiento de Sunderland, que lidera la instalación de una microrred eléctrica de origen renovable, con el objetivo de ahorrar 55.000 toneladas de CO2 anuales para abastecer a la planta. La automovilística podría incluir sus parques solares y eólicos, con la previsión de generar 132 MW, y poder abastecer de forma directa y firme a las empresas instaladas en el parque adyacente.

Se estima que este proyecto, el primero de su clase, supondrá una inversión de 93 millones de libras e incluye también planes para un sistema de almacenamiento de baterías de 1 MW que utilizará baterías reutilizadas de los vehículos eléctricos Nissan. De esta forma, se recogerá el exceso de energía generado durante las horas de luz y utilizarlo en otro momento, contribuyendo así a equilibrar la demanda de la red eléctrica.

Los proyectos de infraestructura adicionales que permitirán la creación del nuevo centro de distribución de vehículo eléctrico contribuyen a que la inversión inicial total supere esos 1.163 millones.

NISSAN MONTA UNA FÁBRICA DE BATERÍAS FUERA DE LA UE

Por otro lado, esta planta realiza hasta ahora el suministro de baterías para el Nissan Leaf y la eNV200, que dejará de producirse a nivel mundial tras haber cumplido su ciclo vital. La firma nipona competirá así con la fábrica de baterías que se instalará en España con Seat e Iberdrola como máximos impulsores.

La segunda planta de Envision contará con una inversón directa de 523 millones y se situará en el Parque Internacional de Fabricación Avanzada (IAMP). El proceso de planificación formal se iniciará en breve en esta planta, que tendrá una planta inicial de 9GW, con el potencial de dos fases más de crecimiento a 25GW. Este compromiso impulsará los nuevos vehículos de Nissan, apoyando la localización continua de piezas y componentes de vehículos, con la tecnología adecuada para clientes adicionales en el futuro, y cualquier aplicación.

DEMANDA POTENCIAL DE 2.100 MILLONES

La nueva megafábrica creará 750 puestos de trabajo y mantendrá los puestos de trabajo de los 300 empleados actuales. El crecimiento de la demanda podría traer inversiones futuras de hasta 2.100 millones de libras, capacidad adicional de 25GWh y 4.500 empleos para 2030.

Las cifras volverían a colocar a esta planta en el centro de la movilidad eléctrica del Reino Unido. La empresa colaborará en la investigación durante la vida útil de la batería, desde su almacenamiento hasta una segunda vida, carga inteligente y reciclaje.


- Publicidad -