miércoles, 1 diciembre 2021 4:44

El Corte Inglés acelera su plan estratégico antes de imprimirse

La adquisición de Sánchez Romero por parte de El Corte Inglés es el primer paso que da los grandes almacenes dentro de su plan estratégico. La compañía presidida por Marta Álvarez no se ha esperado a finales del mes de julio, momento en el que se celebrará la Junta de Accionistas donde tiene previsto presentar y aprobar el plan estratégico creado por Víctor del Pozo, para avanzar en esta línea.

La compañía se ha marcado un proyecto para 2021 y 2026 cuyo objetivo es hacer crecer la compañía. El plan de El Corte Inglés se sustenta en tres patas: la digitalización, la rentabilidad de sus inmuebles y la diversificación de su negocio. Sorprendentemente, ha querido comenzar con el crecimiento del negocio, concretamente en el área de alimentación.

Con la compra de Sánchez Romero, la compañía española ha puesto la primera piedra de su ampliación. Por supuesto, esto no ha sido nada fortuito. Los supermercados madrileños están considerados de los más exquisitos de la capital. Con esta operación, El Corte Inglés también consigue reforzar y enriquecer su sección del Club Gourmet.

Además, esta incorporación hace que se refuerce la filosofía de El Corte Inglés sobre la venta de proximidad. La cadena madrileña hace tiempo que promueve un modelo de alimentación y consumo sostenible, de proximidad y respetuoso con el medio ambiente. De hecho, hace apenas unos días, comunicaba que se aliaba con Amara para lanzar cuatro hamburguesas vegetales de proximidad.

La apuesta por la venta de proximidad era un sector en el que la compañía española quería introducirse desde hace ya algún tiempo. Ya había comenzado su andadura en 2017 cuando ECI, presidida por Dimas Gimeno, y Repsol, firmaron un acuerdo estratégico que les permitía crear la mayor red de tiendas de proximidad y convivencia de España. Así se creó Supercor Stop&Go con más de 35.000 productos de alimentación.

APUESTA POR LOS PRODUCTOS DE PROXIMIDAD

El siguiente paso que dio El Corte Inglés ya fue con Marta Álvarez a la cabeza. El junio del año pasado, durante cuatro días, en los centros de la empresa en Castilla y León crearon la campaña ‘Sabores de aquí’ con el objetivo de apoyar a los productores y a las industrias agroalimentarias de proximidad. Además, la compañía tiene por bandera ‘La frescocina de El Corte Inglés’ que trata de inculcar a sus consumidores la idea de que hay que cocinar con productos fresco y de proximidad. Esto hace que aumente la calidad de los alimentos.

Con la compra de Sánchez Romero, la filosofía de ambas empresas se alinea, lo que le permitirá a El Corte Inglés seguir dando pasos en esta línea. De hecho, esto ha sido solo el pistoletazo de salida de lo que puede hacer la cadena de grandes almacenes una vez se apruebe oficialmente el plan estratégico propuesto por la dirección. Pero, ¿qué otras cadenas podría incorporar ECI a su haber?

Pues si revisamos el ranking elaborado por Kantar Worldpanel el pasado año, las dos cadenas que siguen a Sánchez Romero en productos más exquisitos serían Suma y Plus Fresc. Estos establecimientos también siguen la línea de apostar por los productos de proximidad. Además, podrían seguir reforzando su área de alimentación, que es una de las que más beneficios les repercute.

Tampoco podemos olvidar la alianza entre Amara y Sánchez Romero y, por ende, descartar un posible acuerdo entre esta primera y El Corte Inglés. La cadena de supermercados guipuzcoana, especializada en productos gourmet, tienen una fuerte red de tiendas dentro de País Vasco donde se han hecho un nombre dentro de los establecimientos de calidad.

MAYOR REPERCUSIÓN A NIVEL LOCAL

Con estos movimientos, El Corte Inglés también encuentra otro objetivo: reforzar su presencia en otras comunidades. Actualmente, se ha hecho con los diez locales que pertenecían a Sánchez Romero, haciéndose más fuerte en la capital. Esto mismo puede ocurrir si decide comprar otras cadenas locales.

Este movimiento hecho público hoy por El Corte Inglés es muy inteligente. Los grandes almacenes ya mostraron cuales eran los sectores por los que generaban más beneficios. Uno de ellos era el de la alimentación. Es por eso que, una vez esté implementado el plan estratégico, el objetivo es reducir negocios que no son tan rentables para ampliar áreas en las que sí.

Además, apostando por productos de calidad y de proximidad se acercan más a los nuevos hábitos de consumo de la población que tras la pandemia pone un especial interés y cuidado en los alimentos que incorpora a la cesta de la compra. Veremos cuáles son los próximos movimientos que realiza ECI en materia de su plan estratégico pero parece apuntar que intentarán ampliar su área de restauración.


- Publicidad -