domingo, 3 julio 2022 20:15

Renta 4 ante un colapso nunca visto: las causas por abusos en CFDs se disparan

Renta 4 va a tener muchos problemas”. La frase no es de ahora, pero tiene más vigencia que nunca. La primera vez que se escuchó en los corros elitistas financieros y legales españoles fue a finales de mayo. Poco después de una dura sentencia de un tribunal madrileño en contra de la firma por supuestos abusos en la comercialización de CFDs, un tipo de instrumentos complejos financieros. Pero no solo porque el fallo arremete directamente contra uno de los pilares del negocio del grupo, sino porque abrió la puerta a que muchos más clientes insatisfechos den el paso adelante.

Y lo están dando. Así lo reconoce el propio artífice de la histórica demanda, una de las primeras en España de estas características, a MERCA2. En concreto, Juan Ignacio Navas, el socio director del bufete que ha llevado el caso, Navas & Cusí, explica que la sentencia ha marcado “un antes y un después”. Además, de dos formas diferentes. La más evidente es que ha puesto de manifiesto que muchas entidades o plataformas han obrado en contra de sus clientes sistemáticamente a la hora de colocar este tipo de productos.

Lo anterior, ha llevado a muchos clientes a optar por la vía judicial, dado que “la sentencia no es firme, pero es impecable”, señala Navas. A lo que se podría añadir: ‘muy severa’. Así, el Juzgado de Primera Instancia número 38 de Madrid recalca en su fallo que Renta 4 actuó “con abuso de derecho” al “no subministrar información previa veraz y suficiente en términos comprensibles sobre las características esenciales” del producto. Esa falta de claridad también se produjo sobre detalles tan vitales como el apalancamiento de crédito, el tipo de cambio o la falta de ejecución de un test de idoneidad para la colocación de este tipo de derivados.

LOS CLIENTES QUE BUSCAN DEMANDAR SE DISPARAN

A la luz de la interpretación del juez se puede desprender que hay otros muchos afectados. De ahí que en las últimas semanas el prestigioso bufete, especializado en derecho europeo y en los mercados de valores, hayan registrado un notable incremento de los casos similares que le llegan. “Es obvio que una sentencia de ese calado, y con la repercusión que ha tenido, haya convencido a muchos otros clientes de este y otros bancos que se sienten estafados a dar un paso adelante”, recalca Navas.

Pero lo más importante no es la sentencia en sí o que más gente se sume a denunciar estas prácticas, sino “que los jueces están empezando a entender más acerca de este tipo de productos y sus fraudulentas colocaciones en muchos casos”, advierte Navas. A su juicio ese es el verdadero problema ante el que se encuentra Renta 4 y otras grandes firmas. “Lo mismo ocurrió con otros casos también sonados como las hipotecas multidivisas, una vez que los magistrados tienen formación suficiente, recursos y otras sentencias base la espiral es imparable”.

Aunque hay todavía una arista todavía más preocupante en todo esto: el impacto personal y emocional. “Hay muchos casos de personas arruinadas por la utilización y expansión del uso de estos productos que nunca nadie se creería” señala Navas acerca del currículum de muchos de los afectados. Unas víctimas que lo primero que piden es el anonimato. “Están rotos anímicamente, muchos en depresión e incluso ha habido casos de suicidios”, reconoce con tristeza el abogado. En el caso de la citada sentencia, la cantidad cercana al millón de euros, pero los casos con decenas de millones también se repiten.

EL CRECIENTE PESO DE LOS CFDS EN EL NEGOCIO DE RENTA 4

Por su parte, Renta 4 prefiere guardar silencio hasta que la sentencia no sea firme, se espera que el proceso dure por lo menos un año, ya que decidió recurrirla una vez la conoció. Quizás porque sabe todo lo que puede venir detrás. Aunque si ha intentado explicar que esta área de negocio dentro del grupo “no es importante”. Una afirmación que tiene cada vez más asteriscos, de hecho, la exposición y el volumen de negocio referente a productos como los CDFs no ha parado de crecer en los últimos años. Curiosamente, mientras bajaba las garantías que exige para operar con los mismos.

Así, las cifras que más nos acercan al volumen de negocio que mantiene a través de dichos contratos por diferencias es una partida dentro de sus cuentas denominada ‘Otros Activos Financieros’. El banco señala que esa casilla comprende las “garantías que se refieren tanto a mercados organizados como a mercados de derivados internos y de productos como los CFDs”. Y pese a que se ha intentado minimizar, la realidad es que está creciendo muy notablemente. En concreto, desde el 2018 la cifra ha crecido un 155%, al pasar de 29,1 a 74 millones.

Además, Renta 4 decidió ir un paso más allá para aumentar los ingresos por comisiones que factura y abrió un Bróker a bajo coste. Así, en su propia web se puede encontrar el servicio que ofrece tarifas planas para operar en bolsa española desde solo dos euros, asimismo, la posibilidad de operarlo desde cualquier dispositivo o contar con un especialista en inversiones. Aunque lo que no cuenta es el número de personas que pierden dinero con este tipo de servicio, pese a que es obligatorio, y que en plataformas como IG o Plus500 pueden alcanzar el 80% de todos los inversores.

LA CNMV TAMBIÉN HA SANCIONADO AL BANCO

El varapalo judicial, pese a no ser firme, se suma a otras multas que ha recibido Renta 4 en los últimos años por sus malos hábitos. En concreto, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) impuso al grupo una multa de 500.000 euros por una infracción muy grave, en 2017. El regulador interpretó que la entidad no advirtió a los clientes “sobre la conveniencia o la ausencia de datos para valorar determinadas operaciones”. Además, por no avisarles respecto a la “falta de evaluación” de las mismas.

Unas disposiciones que recuerdan a las esgrimidas por el magistrado del juzgado madrileño hace un mes. Unas prácticas, además, que Renta 4 no aclara si ha cambiado en los últimos años. Ni desde 2012, año en el que se produjeron los hechos que está revisando la justicia, ni en los posteriores que ha estudiado la CNMV. Además, tampoco informa de más casos judiciales abiertos y las provisiones que mantenía para ellos a finales de 2020 apenas era de 300.000 euros, tres veces menos que la cifra que aparece en la sentencia.

En definitiva, la situación no parece sencilla para Renta 4. El banco se enfrenta a un revés judicial que sin ser firme ya ha provocado una cascada de proposiciones de nuevas demandas, la mayoría están en estudio antes de ser presentadas, que podrían llevarse por delante una parte importante de la solvencia de la firma. Por lo que es difícil imaginar cuál puede ser el futuro si el varapalo judicial se ratifica. En un año, o un poco más, lo sabremos.


- Publicidad -