martes, 3 agosto 2021 13:01

El descanso, el gran aliado del emprendedor

Un emprendedor dedica una gran parte de su tiempo a su negocio, pero mucho trabajo y poco descanso le puede acabar pasando factura al cuerpo. Quien pone en marcha su propio proyecto suele estar sometido a altos niveles de estrés y ansiedad, lo que causa problemas a la hora de conciliar el sueño.

Un emprendedor que no descansa bien es un emprendedor que no rinde todo lo que debería. Por eso, hay que valorar el descanso como lo merece y crear rutinas que ayuden a la mente a desconectar del trabajo y faciliten la llegada del sueño. ¿Has notado que desde que trabajas por tu cuenta tu descanso se ha alterado? Aquí tienes algunos consejos que pueden ayudarte.

¿Cuánto descanso necesita un emprendedor?

porque es importante el descanso

Los expertos dicen que necesitamos dormir una media de ocho horas al día, pero descansar es mucho más que estar durmiendo. El emprendedor también descansa durante los ratos en los que no está trabajando, el problema es que no siempre consigue desconectar del todo su mente de sus obligaciones, lo que le impide disfrutar de todos los beneficios físicos y psicológicos de descansar.

Dormir, descansar en general, es una necesidad esencial del cuerpo humano. Un emprendedor que se somete a jornadas maratonianas de trabajo y duerme apenas cuatro o cinco horas no va a llegar muy lejos.

Una mala rutina de descanso da lugar a que la persona esté mucho menos motivada y le cueste mantener la atención y la concentración. Es decir, que un emprendedor que no descansa es un emprendedor que será menos productivo.

Por el contrario, cuando una persona descansa lo suficiente, su mente y su cuerpo se recuperan y vuelven la motivación, la ilusión y las ganas de hacer cosas.


- Publicidad -