martes, 15 junio 2021 5:58

La 1 estudia recuperar un desayuno informativo diferenciado del magazine matinal

José Manuel Pérez Tornero presentó esta semana ante la prensa las líneas maestras de actuación del nuevo Consejo de administración de RTVE. El presidente de la Corporación pública se mostró confiado de poder desarrollar su trabajo al haber conseguido dos tercios de apoyo parlamentario, hecho que según él posibilita que puedan “planificar a seis años vista”.

Sobre el nuevo Consejo de administración aseguró que “no es una batalla campal. Todos los consejeros están pidiendo justificaciones y razonando cada decisión. El ambiente en general es de fair play, de educación, de respeto“.

“Sé que siempre las televisiones públicas son objeto de disputa. Pero ahora hemos dado el salto a depender del parlamento, y esto obliga a asumir una filosofía diferente. El país entero debe asumir que la radiotelevisión pública debe servir de plaza pública a todos y todas“, explicó.

Pérez Tornero enarboló su lema, “sugerencias sí, injerencias no”, y afirmó estar más interesado en la mala situación económica de RTVE (más de 180 millones de euros de deudas tras haber perdido más de 30 en 2020) que de la programación televisiva.

Pero la programación también le ocupará y La 1 en septiembre previsiblemente estrenará un espacio de access prime time (para competir contra ‘El hormiguero’ y compañía) y fuentes de RTVE explican a Merca2.es que también podría acotar la mañana en dos tramos diferenciados después de haberse agrupado el desayuno informativo y el tramo matinal del magazine en el macroespacio ‘La hora de La 1’.

El programa presentado por Mónica López quizás se mantenga como espacio de primera hora (que es donde mejor funciona en audiencia), dejando paso a una especie de ‘España Directo’ a partir de media mañana.

NUEVAS CARAS EN RTVE

El directivo adelantó que quiere “innovar en caras, propias y de colaboradores y expertos” y afirmó que quiere “mantener una banda ‘horizontal’ por la mañana con conexiones que permita tomar el pulso a la vida”.

“Un servicio público sin audiencia no tiene sentido. No nos preocupa la audiencia, nos ocupa. Pero no sólo los audímetros, también los datos de consumo en plataformas, en móviles, en todos los lugares públicos sin audímetros. Y también los cualitativos”, señaló sobre el mínimo histórico de audiencia de La 1 en mayo.

Sobre las posibles presiones, fue claro: “Sé por experiencia de otros amigos que siempre las televisiones públicas son objeto de disputa, pero creo que en España hemos dado un salto. Hasta ahora, eran radiotelevisiones que dependían de los gobiernos, ahora hemos dado un salto a depender del Parlamento. Eso obliga a asumir otra filosofía diferente. El país entero tiene que asumir que la misión de la radiotelevisión española es servir a los ciudadanos, que sea una plaza pública, que el derecho de acceso es importante y que seamos fieles a la independencia periodística y los valores que exigen los compromisos que tenemos”.

Y también anunció que quiere apostar por una ‘fábrica’ de contenidos: “No podemos abrir una ventanilla a que alguien nos venga a vender ideas y comprarlas. TVE tiene que crear una especie de plataforma de creación de contenidos de entretenimiento y ficción para conseguir un nuevo entretenimiento con valores y una nueva narrativa audiovisual”.

PRESIÓN

“Somos una televisión que ven muchos españoles y españolas, que tiene 6.500 empleados, que tienen una potencia enorme porque tienen responsabilidades territoriales, tienen responsabilidades ciudadanas, tiene que contribuir a la democracia, a la educación, a la cultura y tiene que hacer información de calidad”, explicó.

Pérez Tornero prometió transformar “lo que era simplemente una emisión de canales en una estructura de producción de tres procesos: contenido y creación; incorporación de medios tecnológicos y humanos para hacer una producción eficiente y eficaz; y un despliegue de canales que vamos a ponderar, a potenciar algunos, a redefinir otros y a trabajar sobre todo en plataforma y en digital”.

También explicó que quiere sondear la posibilidad que tiene RTVE por cobrar servicios en el extranjero (por ejemplo, en la venta de una serie a una OTT): “RTVE tiene prohibido cobrar por servicios en España, pero no cobrar por servicios en el extranjero y eso es una ventana”.

Y anunció que la pública estatal hará batalla para que Netflix y compañía paguen impuestos: “Las cadenas públicas vamos a hacer un lobby para que las plataformas que tributan fuera de nuestro país tributen a los españoles”.


- Publicidad -