lunes, 21 junio 2021 6:00

Naturgy y EDP pugnan en el ajuste de precios ante el nuevo recibo de la luz

El nuevo recibo de la luz ya está aquí. Si bien, no llegará de facto hasta el mes de julio, el nuevo sistema de tarifas, en vigor desde el día 1 de junio, admite todo tipo de cábalas. Los consumidores cambian de hábitos sólo en la medida de lo posible y hacen apuestas, ¿ahorro o gasto? En el mercado libre, Naturgy y EDP lideran el ranking de las tarifas más baratas para un consumidor medio.

Más allá de las meras suposiciones, aquellos usuarios que tienen algo de tiempo y superan la pereza de enfrentarse a los etéreos conceptos de la factura eléctrica se atreven con el comparador de precios de la CNMC. Eso sí, diga lo que diga, casi todos guardarán el último recibo correspondiente al mes de mayo, sólo para compararlo con el que deje el mes de junio y valorar la puesta en marcha de medidas correctivas, si las hubiere.

En este momento, las diferencias de precios en el mercado libre de la electricidad son marcadas. Así lo atestigua el cálculo realizado para un hogar de la zona centro de Madrid, con una potencia contratada de 3,3 KW y un consumo anual de electricidad de 3.000 KWh. En el precio no se incluye el alquiler del equipo de medida. Los precios para los próximos meses se calculan a partir de costes constantes de la energía algo que, evidentemente, resulta una quimera.

Según este comparador, la tarifa ‘Digital Noche Luz’ de Naturgy sería la más barata con un precio de 614,78 euros anual, mientras que la tarifa ‘CHC de Confianza Duo’ de CHC Energía sería la más cara, costando 904,92 euros al año. La diferencia de precio es considerable, pero también lo es el contraste entre lo que ambas tarifan ofrecen.

La tarifa más barata está ideada para clientes que contraten Tarifa 2.0TD por la web de Naturgy con dos precios de potencia y tres de energía y no se requiere la contratación de productos ni servicios adicionales.

Por su parte, la tarifa más cara ofrece un 5% de descuento en el término de potencia durante la vida del contrato. Se trata de una oferta que no está condicionada a la contratación de servicios adicionales. Además, incluye el servicio gratuito Seguro Tranquilidad (cobertura de protección de pagos hasta 750€ ante situaciones de desempleo, incapacidad temporal y permanente absoluta, hospitalización, fallecimiento por accidente según condiciones).

Pero centrándonos en las comercializadoras más relevantes del mercado español encontramos en el segundo puesto del ranking de las más asequibles la tarifa ‘A tu aire Programa Ahorro Click’ de EDP con coste de 648,17 euros. Esta opción Click está disponible para aquellos clientes que se comprometan a recibir las facturas de manera electrónica y hacer uso preferente de los canales digitales.

La comercializadora se compromete a entregarle un bono económico a descontar en sus facturas que se aplicará por fracciones cuatrimestrales validando que durante el periodo de aplicación se han cumplido con los requisitos definidos. Además, el suministro es 100% renovable, garantizado.

Endesa no aparece hasta el puesto 11 con la tarifa One 3 Periodos, que cuesta 688,43 euros al año, mientras que Repsol aparece en el puesto 21 con una oferta de 723,75 euros/año.

Conocidas las tarifas, y tras elegir el tipo de contrato y, si fuera necesario, adaptar la doble potencia contratada permitida por la CNMC en este nuevo sistema tarifario, el objetivo de la mayoría de los consumidores es desplazar los consumos que más potencia demandan a las franjas más baratas.

Por lo pronto, y pese a ser nuevos en este sistema de tarifas, sabemos que lo ideal a partir de ahora es poner la lavadora y el lavavajillas los fines de semana, y cocinar para toda la semana el sábado o el domingo. Algo así como pasar de lunes a viernes trabajando en la oficina y los sábados y domingos trabajando casa.

ELEGIR COMPAÑÍA

Antes de contratar el suministro eléctrico con una compañía u otra hay una serie de factores a tener en cuenta, que pueden ayudar en la decisión. Afinar en la potencia contratada es fundamental. Este concepto se paga siempre (aunque un mes el consumo de electricidad sea nulo), pero no es igual en todas las compañías, así que conviene revisar las diferentes propuestas.

En el nuevo recibo eléctrico, el consumo tiene más peso específico que antes, por lo que el precio del kWh definirá gran parte del pago. Otro factor importante es la permanencia obligatoria, de determinados meses o años, requerida para acogerse a algunas ventajas y con penalización en caso de incumplimiento.

Si están vinculados con la permanencia, los descuentos pueden volverse en contra del consumidor. Además, interesa tomar la decisión conociendo la duración que tienen los descuentos, para evitar sorpresas pasados unos meses, y contratar a partir del montante anual.

Aunque para muchos pase desapercibido a la hora de contratar con una compañía u otra, considerar el servicio de atención al cliente puede resultar práctico. Recabar opiniones de otros usuarios y sus experiencias puede resultar de gran utilidad.

Por lo demás, actualmente el 40% del coste final de la factura de electricidad viene marcado por la parte variable, mientras que en la futura este porcentaje se elevará hasta el 75%.

La buena noticia para los consumidores, si se hacen las cosas bien, es que los ahorros pueden alcanzar los 60 euros al año de media, pero para aquellos que actualmente están acogidos a la tarifa de discriminación horaria, lo que puede suponer es un mayor coste que el que tenían con el sistema de tarifas que terminó en mayo.


- Publicidad -