martes, 15 junio 2021 6:10

Los compradores en Cataluña buscan viviendas más grandes y fuera de Barcelona

Las compradores de viviendas en Cataluña buscan superficies más grandes y alejadas de la Ciudad Condal. Los precios suben con más fuerza en Girona capital, mientras se estabilizan en Barcelona, que continúa marcando el ritmo en cuanto al número de compraventas se refiere.

Tanto la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Catalunya (AIC) como el Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (COAPI) de Barcelona muestran su “optimismo” en el mercado inmobiliario tras aguantar mejor que otros sectores la incidencia de la pandemia del Covid-19. El ritmo de vacunación y la llegada de turistas, así como la inclusión del pasaporte Covid, dan esperanza a los actores. Si bien, a nivel económico, el relato es muy diferente. Las familias guardan su colchón tras dos crisis agudas, los ERTE y su transformación en EREs, junto con unas perspectivas inflacionistas impiden recuperar los niveles previos de salarios, cada vez más mermados.

El sector ha dibujado una recuperación en ‘V’ en el primer trimestre del año respecto al anterior, según ha explicado Luis Fabra, CEO de Gamerin, en la presentación del informe en el que ha estado conectado MERCA2. Fabra y su equipo han señalado que el mercado muestra un futuro prometedor en Cataluña, donde Barcelona seguirá siendo el principal actor. Sin embargo, hay otras ciudades que están siendo las escogidas por los compradores, más debido a la pandemia y la búsqueda de una vivienda más grande tras el confinamiento y las restricciones, más duras en este territorio que en Madrid.

UN INICIO DE AÑO ALENTADOR PARA EL SECTOR

Los datos de los primeros tres meses del año son más que alentadores en cuanto a la compraventa de viviendas. El ascenso respecto al último trimestre del pasado año es de casi el 20%, hasta un total de 20.902 transacciones, e incluso supera en más de un 3,3% al registrado entre enero y marzo del pasado año, cuyos últimos 15 días se pasaron en un encierro obligatorio en las viviendas.

Hay que irse hasta el 2019 para ver cifras superiores en cuanto a las compraventas se refiere. El crecimiento en este trimestre es el más elevado desde 2007, según ha indicado el autor del estudio. Este incremento se debe por el buen comportamiento de la vivienda nueva, que se ha disparado un 30,6% y la vivienda usada, que ha ascendido en un 17,14% en tasa trimestral.

Los extranjeros ya no son los grandes protagonistas en el sector inmobiliario catalán. De hecho, acaparan tan sólo el 10,2% del total. Los franceses, por su cercanía, es ahora el principal mercado, seguido de los marroquíes, italianos y rumanos. Los compradores chinos caen con fuerza y su peso es inferior ahora al 5%. La caída de compradores extranjeros, según explican los autores del informe, es consecuencia de las restricciones de movilidad por la pandemia.

DE PISOS ALEJADOS DE LOS NÚCLEOS AL REGRESO A LAS GRANDES CIUDADES

Durante gran parte del pasado año, los compradores buscaban viviendas alejadas de las grandes ciudades, preferiblemente adosadas y chalets, alejando así el riesgo de contagio. Sin embargo, esta tendencia está volviendo a cambiar. “Se observa una ligera mejoría en el peso relativo de las capitales con respecto al total de la provincia”, según afirma Fabra.

En este primer trimestre, la provincia de Barcelona registró el 66,24% del total en los primeros tres meses, seguidas de Tarragona y Girona, con el 14%. En Lleida tan sólo se registraron el 5,49%, mostrando así la preferencia por una provincia de playa que de interior. Barcelona ha registrado el 15,36% del total de Cataluña.

La Ciudad Condal registró un buen impulso durante el inicio del año, con un incremento respecto a los últimos tres meses de 2020 del 26,43%, hasta cerrar un total de 3.157 transacciones. Sin embargo, el número es aún muy inferior al cosechado en el mismo período del pasado año, con una caída interanual de casi el 25%, hasta un total de 10.186 operaciones.

LLEIDA, ÚNICA CAPITAL DE PROVINCIA QUE REGISTRA MÁS COMPRAVENTA

En Lleida se registró el mayor ascenso trimestral, un 75,16%, aunque en números absolutos solo se cerraron 557 compraventas de vivienda. En tasa interanual, esta capital fue la única que registró una variación positiva, con un incremento del 1,19%, hasta un total de 1.360 firmas.

Tarragona aumentó los operaciones de compraventa en un 13% respecto al cierre de 2020, con una caída interanual del 18,3% y un total de 1.265 compraventas. En Girona, por su parte, se completaron 324 compraventas entre enero y marzo, con una mejora trimestral del 54,29%, completando las 887 anuales, un desplome interanual del 13,29%.

BARCELONA ESTABILIZA LOS PRECIOS EN NIVELES RÉCORD

Pese a la caída abrupta en la compraventa de vivienda en tasa interanual, Barcelona estabiliza sus precios. De media, el precio alcanza los 4.157 €/m2. acumulando un crecimiento interanual del 0,51%, manteniéndose en niveles récord de hace diez años.

Sin embargo, en Girona se ha producido un incremento interanual del 15,15%, alcanzando máximos de los últimos nueve años con 2.243 €/m2. En la ciudad de Tarragona se ha registrado un importante incremento interanual del 12,95%, llegando a los 1.491 €/m2. Por último, en Lleida capital el crecimiento interanual también ha sido notable, del 8,97%, alcanzando un importe medio de 1.236 €/m2.

El precio medio de la vivienda en Catalunya fue de 2.227 euros por metro en el primer trimestre, un aumento del 1,3% respecto al inicio del pasado año, y exactamente el mismo dato registrado en el cuarto trimestre de 2020.

EL PRECIO DE LA VIVIENDA NUEVA SUBE A UN MAYOR RITMO QUE LA USADA

Por viviendas, la usada registra un aumento exiguo, del 0,41% respecto al cierre de 2020 mientras sólo un 0,20% en tasa interanual. Sin embargo, la vivienda nueva registra los mayores incrementos, del 4,09% y 5,05%, respectivamente.

El precio medio de las viviendas en Cataluña fue de 206.937 euros, un aumento del 4,85%, el más finales del 2011. Barcelona fue el municipio más caro con un importe medio por operación de 354.606 euros, una ligera caída interanual del -0,47%.

La subida más importante se registra en Girona capital, con un importe medio de 210.123 euros, un incremento del 21,76%, máximo de los últimos diez años. En el municipio de Tarragona el importe medio se situó en los 135.632 euros, registrando un notable ascenso interanual del 18,68%. Por último, en la ciudad de Lleida el importe medio por compraventa fue de 121.990 euros, un incremento interanual del 15,12%.


- Publicidad -