viernes, 7 mayo 2021 14:14

Marichal, a referéndum: el sector hotelero decide en plena conmoción

El sector hotelero español está dividido en dos bandos. La continuidad de uno de sus líderes al frente de diferentes patronales es el motivo de la fractura. Las organizaciones empresariales se debaten a favor y en contra de la continuidad de Jorge Marichal como la cara más reconocida y visible del segmento de los hoteles. El sector al completo se resiente ante la omnipresencia de un líder que acapara, casi al completo, la representatividad sectorial en España.

La condena al empresario canario de dos años de prisión y casi 590.000 euros de multa por un delito de fraude fiscal desató la tormenta. La sentencia sobre una sola persona, y por asuntos ajenos a su labor de representación, conseguía agrietar las relaciones internas de algunas patronales y generaba tensiones externas entre otras.

Mientras Cehat y Ashotel cerraban filas en torno a su presidente, Jorge Marichal, en el Consejo de Turismo de la CEOE, donde ostentaba el mismo cargo, era reemplazado por Jaime García-Calzada, tras presentar su dimisión el pasado lunes 5 de abril.

Nada más asumir el cargo que había quedado vacante en la CEOE, el también presidente de la Federación de Empresas de La Rioja, García-Calzada, dejó su cargo como vocal en la Comisión Ejecutiva de Cehat.

Entretanto Marichal convocó, el 12 de abril, elecciones a la Presidencia de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), a las que ha anunciado que se presentará como candidato. Oficialmente se desconoce si concurrirá alguna otra candidatura, puesto que el plazo de presentación de las mismas no concluye hasta el próximo martes, 27 de abril.

De forma extraoficial sí se tendría conocimiento de la operación alentada por el copresidente del Grupo Barceló, Simón Pedro Barceló, para aplacar la reelección de Marichal al frente de la patronal hotelera, según confirmaban fuentes empresariales a Cinco Días.

“En un momento tan complicado como el actual se necesita a una persona intachable al frente de la organización que representa a todos los hoteleros”. Esas mismas fuentes recalcan que el primer objetivo es forzar la salida de Marichal. En caso de que no renuncie al cargo, el segundo será armar una candidatura alternativa de garantías para derrotarle en las urnas.

En este sentido, la intención de Barceló no sería tanto hacerse con el control de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos como presionar para que el empresario tinerfeño recapacite, se eche a un lado y renuncie.

Sin embargo, Barceló se estaría desmarcando de la posición colectiva adoptada por el conjunto de hoteleros mallorquines representados por la FEHM (Federación Empresarial Hotelera de Mallorca) y la ACH (Agrupación de Cadenas Hoteleras de Baleares) que, mayoritariamente apoyan a Marichal, especialmente por su sensibilidad, como canario, con los retos que presenta la insularidad y con las economías dependientes del turismo.

Por su parte, en Ashotel (Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro), “nada ha cambiado”, comentan fuentes de la organización empresarial a MERCA2, que ratifican “el apoyo unánime” a Marichal mostrado en el Comité Ejecutivo el pasado 6 de abril que, además acordó “solicitarle su continuidad en la presidencia”.

FRENTE ABIERTO CON LA CEOE

En el lado opuesto, el principal frente lo sigue encontrando Marichal en la CEOE. Si bien dimitió de los dos cargos que ocupaba en la patronal española, tanto de la vocalía de la Junta Directiva y la presidencia del Consejo de Turismo, no hizo lo propio de sus cargos en la CEOE-Tenerife, donde sigue siendo vicepresidente de Turismo y miembro del Comité Ejecutivo pese a que la patronal tinerfeña está asociada a la CEOE.

Ante esta situación la Confederación Provincial de Empresarios de Santa Cruz de Tenerife (CEOE-Tenerife) le ha abierto al empresario un expediente de expulsión. La patronal tinerfeña lleva al hotelero ante la comisión de régimen interno, el paso previo a la destitución, por haber vulnerado su código ético y de buen gobierno, según recoge El Día – La Opinión de Tenerife.

Según el mismo medio, se trata de la primera vez que la Confederación Provincial de Empresarios de Santa Cruz de Tenerife se ve obligada a recurrir a un procedimiento de expulsión de uno de sus miembros.

A falta de unas elecciones en Cehat y de que el apoyo de Ashotel se mantenga en el tiempo, el resto de frentes siguen abiertos para Marichal. Su caso pone de manifiesto el riesgo que entrañan los liderazgos unipersonales y las consecuencias para los sectores que depositan importantes cargos representativos en una única persona. La alargada sombra del poder puede jugar malas pasadas en el peor momento.


- Publicidad -