domingo, 11 abril 2021 2:22

Ecoener apuesta en su salto a la Bolsa sin la emergente y millonaria ‘eólica offshore’

Su intención de saltar a la Bolsa española devuelve a la gallega Ecoener a los titulares de la prensa salmón. Con tres décadas a sus espaldas de proyectos renovables, el fundador, presidente y único accionista, Luis de Valdivia Castro, considera “única” a su compañía por su “diversificación”, aunque más que ésta, resultan llamativas su obsesión por Canarias o su renuncia a la biomasa, pese a ser uno de los recursos más abundantes en Galicia, como bien saben Ence o Greenalia.

Ecoener tampoco prevé proyectos en la eólica offshore pese al potencial de la costa gallega y a la industria desarrollada en torno a esta tecnología (Nervión Industries, Windar o Navantia). De la capacidad instalada actual, que asciende a 17 proyectos en operación, el 50% es eólica, el 37% hidroeléctrica y el resto fotovoltaica.

En pleno debate sobre la cascada de debuts bursátiles de renovables y la posible “burbuja” que se estaría inflando en el ámbito energético, el grupo gallego vuelve al centro del huracán. Ecoener dará el pistoletazo de salida al ‘boom’ verde previsto en el parqué para este año 2021.

A la ya anunciada salida a bolsa de Acciona Energía, se suma la filial de renovables de Repsol, que también trabaja en un posible salto al mercado. Capital Energy, otra de las compañías que estudiaba ese posible salto, decidió aplazarla la pasada semana.

En concreto, la oferta de Ecoener será totalmente primaria de nuevas acciones de la sociedad entre inversores institucionales internacionales cualificados y mediante la cual espera, a través de esa emisión de nuevas acciones, obtener aproximadamente 200 millones de euros. Puesto que deberá cotizar en el mercado como mínimo un 25% del capital, la compañía afronta esta operación con una valoración de 800 millones.

A este respecto, De Valdivia manifiesta que, “a lo largo de las tres décadas que llevamos generando energía renovable hemos forjado una empresa diferente”, y añade, “no somos una empresa fotovoltaica, ni una empresa eólica”.

En este sentido, “teniendo la hidráulica en nuestro ADN, somos únicos por nuestra diversificación, geográfica y tecnológica”. Con una mirada constante “en la excelencia, basada en una cuidadosa elección de nuestros proyectos, en la búsqueda de una adecuada rentabilidad”, Ecoener es una empresa “que hoy ostenta una cartera de activos en funcionamiento rentable, estable y diversificada, la cual esperamos ampliar, bajo estas mismas premisas”.

Por eso, “la potencial salida a bolsa daría continuidad a la labor realizada hasta la fecha y reforzaría nuestro crecimiento a medio y largo plazo”, concluye el máximo responsable de Ecoener.

Société Générale actuará como única entidad coordinadora global (sole global coordinator) y ‘joint bookrunner’ de la oferta. Mientras que Banco de Sabadell, CaixaBank, Crédit Agricole Corporate and Investment Bank y HSBC Continental Europe actuarán como ‘joint bookrunners’ adicionales. Banco Cooperativo Español ejercerá como ‘co-lead manager’.

Los asesores legales de la operación son Latham & Watkins, como asesor de Ecoener, y Linklaters, como asesor del sindicado de bancos colocadores.

EN GALICIA, PERO SIN OFFSHORE NI BIOMASA

En una reciente entrevista en La Voz de Galicia, el empresario se confiesa poco dado a aventuras en el negocio renovable, es decir, apuesta por la eólica tradicional (terrestre) y la fotovoltaica. De biomasa o de molinos de viento en alta mar no quiere saber nada. “No vamos a hacer un parque eólico marino mientras tengamos la posibilidad de hacerlo en tierra”, asegura.

“Tenemos en perspectiva convertirnos en el principal actor en energías renovables y no queremos más que esa posición”, manifiesta Castro Valdivia. Además, “la biomasa no me llama la atención como energía renovable, requiere un volumen de trabajo directo, y es dudoso que sea beneficiosa para el medio ambiente”.

En cuanto a la preferencia por los proyectos eólicos en Canarias, el presidente de Ecoener recuerda en la misma entrevista la dificultad administrativa y logística, pero también las condiciones naturales muy favorables con un recurso elevado.

En el archipiélago, “los parques tienen de 3.500 a 4.000 horas de viento, las de sol son de 2.300 a 2.400, mientras que en los mejores sitios de la península, de 2.200”, añade. Otra de las ventajas que menciona De Valdivia es el sistema fiscal, “más favorable que en la península”.

ECOENER EN CIFRAS

Con sede central en La Coruña, España, Ecoener lleva más de 15 años internacionalizada, con activos en funcionamiento en tres continentes y proyectos en desarrollo en 11 países.

Además, en la actualidad, la compañía tiene equipos de trabajo presentes en España, Panamá, Kenia, Guatemala, Honduras y República Dominicana.

Respecto a la potencia instalada bruta de sus activos, cuenta con 141 MW (116 MW atribuibles) en operación, 142 MW (142 MW atribuibles) en construcción y una cartera de aproximadamente 1,5 GW en distintas fases de desarrollo. El 22% de la potencia instalada de Ecoener se encuentra fuera de España, con 16,22 MW de fotovoltaica en Honduras y 14,2 MW de hidráulica en Guatemala.

En los últimos 12 años, la empresa ha instalado el 21% de la energía hidráulica menor de 10MW en España.


- Publicidad -