martes, 13 abril 2021 7:09

Infolibre se resetea tras ocho años gracias a José Miguel Contreras y Nacho Escolar

La adaptación española del exitoso medio francés Mediapart, Infolibre, navega hacia los números negros en 2021 gracias al rediseño de su estrategia tanto informativa como comercial tras encadenar sus ocho primeros ejercicios en números rojos.

El periódico estrenó hace un año director, Daniel Basteiro, incorporó a Evangelina Castro como nueva responsable de su estrategia digital, reforzo el área de investigación (que está liderada por Manuel Rico) y se acaba de abrir a “ofrecer soluciones a empresas y marcas interesadas” de la mano de su nuevo director comercial, Francisco Portela.

INFOLIBRE CRECE EN NÚMERO DE SOCIOS

Jesús Maraña, director editorial de Infolibre, recuerda que “si los lectores no pagan por el periodismo que reciben serán otros intereses (políticos, empresariales o financieros) quienes cubran los altos costes de la información, una dependencia que condicionará la línea editorial“.

“El enorme endeudamiento de muchas cabeceras y la imposibilidad de sostener una Redacción periodística exclusivamente con ingresos comerciales menguantes (y a menudo opacos) han llevado en los últimos meses a la gran mayoría de los periódicos en España a establecer distintos modelos de suscripción“, explica.

Infolibre, asegura, ha disparado su número de socios en el último año: “El número de socios al terminar febrero de 2021 asciende a 13.515. Son 4.111 suscriptores más que en el mismo mes de 2020, lo que supone un incremento del 43,72 %. Desde su fundación en 2013, infoLibre creció todos los años de forma sostenida, menos en 2018, cuando se produjo un retroceso del 4,1% tras la crisis política en torno al procés“.

Maraña explica que “el aumento de 2020 rompe los límites conocidos durante los años anteriores, y conviene señalar que todos nuestros socios y socias pagan alguna de las tarifas establecidas, distinguiéndose de lectores registrados que aún no han decidido dar el paso de contribuir al proyecto”.

Infolibre, sostiene, “ha renunciado a participar en la llamada guerra del clic, que rechaza y denuncia las noticias falsas y que no acepta publicidad engañosa ni ofensiva para los lectores (como explicamos en nuestros principios y compromisos editoriales), deposita la clave de sus ingresos en las suscripciones y en ingresos publicitarios transparentes que no comprometan la independencia editorial”.

¿ÚLTIMO AÑO DE PÉRDIDAS?

Infolibre superó en 2020 los 150.000 euros de pérdidas. El periódico progresista busca que 2021 sea su primer ejercicio en números negros. A ello ayuda el rediseño empresarial acometido en el último año tras la ampliación de capital acometida.

Esta fue cubierta, tal y como explica Maraña, “por dos núcleos de socios inversores (uno capitaneado por el periodista y empresario audiovisual José Miguel Contreras y otro por el editor Daniel Fernández, presidente de Ediciones Prensa Libre) y por nuestro aliado francés Mediapart”.

El accionariado, reconoce, “se ha incorporado elDiario.es con una participación del 10%, dentro de la alianza editorial en su día anunciada, que incluye la implementación en infoLibre de la plataforma tecnológica del CMS y del CRM desarrollada para elDiario, lo cual facilitará en los próximos meses una mejor navegación de los lectores por nuestra web, especialmente desde los móviles”.

“Como ya explicamos en junio pasado, la alianza entre dos medios con proyectos y señas de identidad diferentes pero que comparten algunos objetivos comunes permite abordar juntos coberturas informativas ambiciosas y contenidos audiovisuales de calidad, como venimos haciendo desde mediados de 2020“, añade.

FICHAJES

Infolibre acaba de fichar como columnista a Daniel Bernabé, autor de ‘La trampa de la diversidad’, y el periodista José Enrique Monrosi. Este reportero sevillano procede de La Sexta, donde cubría el día a día de Unidas Podemos.

Monrosi asegura que cambia un poco el paso “para no solo contar qué está pasando en el último minuto, que seguramente también lo seguiremos haciendo, sino para pararme y empezar a entender por qué están pasando las cosas e intentar trasladar de una manera fidedigna, honesta y lo más cercana a la realidad posible qué está pasando”.

“Yo creo que es un momento fundamental para que todos contribuyamos en la medida de lo posible a acabar con el ruido. La gente tiene que estar mejor informada que nunca, y yo creo que, a pesar de la cantidad de estímulos informativos que existen hoy día, hay serios problemas de información en la ciudadanía“, añade.


- Publicidad -