domingo, 23 junio 2024

De eMule a Playdede: así sobrevive la piratería pese a la presión regulatoria

«Éramos felices y no lo sabíamos». Seguramente muchos se sientan identificados con esa frase al recordar los tiempos en los que Messenger era nuestro WhatsApp y los vídeos de YouTube se calificaban con estrellitas. Era también la época en la que se utilizaban los programas Ares y eMule para descargar películas que, en más de una ocasión, resultaban ser otra cosa. Estos eran programas P2P que revolucionaron internet en su momento, aunque el P2P sigue liderando la vanguardia digital, en cierto sentido, teniendo en cuenta que el sistema Bitcoin se basa en ello.

La piratería estaba en su era dorada para, poco a poco, ir atrofiándose en un camino que lideró Apple al repartir iPods y ligarlos a iTunes, la tienda de música online que supo cómo empezar a luchar contra la descarga ilegal. Dos décadas después, el P2P BitTorrent goza de gran popularidad, pese a que el gusto por la inmediatez quite a algunos la paciencia para descargar archivos y priorice, en su lugar, a las páginas webs de streaming.

Así, las webs que enlazan con contenido pirata siguen apareciendo… y muriendo, con gran rapidez. La presión legal contra la piratería ha ido aumentando en los últimos años en pro de los gigantes del entretenimiento (Amazon, Netflix, HBO, Disney, en España Movistar+), dificultando cada vez más la supervivencia de webs que permiten ver series y películas gratis a cambio de unos cuantos (demasiados) pinchazos a pop-ups publicitarios y links basura que les reportan beneficio por click.

Precisamente en España, el número de webs piratas que acaban eliminadas ha aumentado exponencialmente en 2020, después de que el Juzgado de lo Mercantil 7 de Madrid diera por válida una demanda de Telefónica Audiovisual Digital (propietaria de Movistar+) motivada por las webs que robaban la señal de sus partidos de fútbol.

En virtud de la sentencia, Telefónica tiene ahora la capacidad de redactar un listado semanal de webs pirata que todas las telecos de España (Vodafone, Orange, MásMóvil…) han de incomunicar bloqueando su URL en no más de tres horas desde el envío de la lista. Listado que, además, ni siquiera tiene que pasar por el sistema judicial, sino que es enviado directamente al resto de proveedores.

A esto hay que añadir el éxito de la Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual del Ministerio de Cultura y Deporte, llamada también Sección Antipiratería, que entre 2019 y 2020 derribó hasta 640.000 contenidos culturales que se estaban ofreciendo en línea. Según el balance de 2019, la Comisión ha conseguido bloquear 138 nombres de dominio, entre ellos pelis24.com, cuevana2.com o seriesflv.net.

En este contexto, las webs de enlaces pirata luchan contra compañías y reguladores para seguir operando. Frente a los bloqueos, muchas siguen reapareciendo con dominios distintos (de cuevana2.com a cuevana.se), pero supone un trabajo extra al tener que mudar contenidos, y también para los usuarios, que pierden la vista a sus webs preferidas.

Algo parecido sucede también con webs de enlaces torrent, un formato con el que es posible descargar no solo películas, sino música, programas, libros, videojuegos y toda clase de archivos pesados. BitTorrent es uno de los programas P2P más usados, convirtiéndose en otro bastión de la piratería moderna.

El portal The Pirate Bay, conocido por ser el mayor agregador de torrents del mundo, sufre constantes problemas técnicos y bloqueos por parte de las autoridades, también de las españolas: la Sección Antipiratería española tiene bloqueados cuatro de sus dominios (thepiratebay.com, .org, .se y .net). También están bloqueados otras plataformas de torrents como grantorrent.com y elitetorrent.com.

Aún así, el público sigue encontrando la forma de acceder realizando algún que otro ajuste al ordenador, como cambiando la VPN o utilizando el navegador deep web Tor. Precisamente, en los últimos años han florecido las empresas que ofrecen ajustar la VPN de un dispositivo, como ExpressVPN, NordVPN o Surfshark, ya que hacer esto permite acceder a muchas más webs y contenidos restringidos por países, así como acogerse a tarifas más baratas en algunos servicios.

PLAYDEDE

Un caso conocido es el de Pordede, la web española de series y películas online más famosa, que pasó a llamarse Plusdede, después Megadede, y ahora Playdede, aunque en su caso, más bien por fallas técnicas o conflictos internos entre los administradores, según una entrevista para Xataka.

La actual Playdede, nacida a finales de enero, sube puestos entre las webs más visitadas en España, situándose actualmente en el puesto 489, según el portal de análisis Similarweb. Las visitas en el mes de febrero ascendieron a 2,74 millones.

El proyecto ‘dede’ continúa así las andadas, creciendo y profesionalizándose. La nueva web potencia el factor comunitario (sigue siendo necesario registrarse para acceder), y a través de Twitter el portal invita a los usuarios a convertirse en moderador o uploader de la página.

Con estos esfuerzos, Playdede intenta ser, tal y como eran sus predecesoras, una web caracterizada por la limpieza y el orden, frente a otras caóticas páginas con tanta publicidad que la navegación por ellas resultaba casi imposible.

Con estos números, el imperio ‘dede’ confirma que sigue liderando la resistencia anti-copyright, superando con creces a otras webs españolas como seriesly.org, con 1,27 millones de visitas en febrero, seriespapaya.tv, con 167 mil, o pelis-online.tv, con casi 450 mil visitas en febrero. También HDfull o seriesflv.me son utilizadas en nuestro país. Otra web de gran impacto es Gnula, portal mexicano que suma casi 10 millones de visitas en febrero.

También mexicano es el dominio que confirma el masificado fenómeno del anime, www3.animeflv.net, que ocupa ni más ni menos que el puesto 26 en la lista de webs más visitadas del país, con la friolera de 167 millones de visitas en febrero.

LOS CREADORES DE SERIESYONKIS SE SALVAN

Con el marco legal actual, gestionar una web de este tipo es difícil. Por fortuna para el creador y posteriores dueños de Seriesyonkis y Peliculasyonkis, otras de las páginas piratas más famosas, haber ido por delante de la ley les ha librado de rendir cuentas. A principios de este mes, la Audiencia de Murcia confirmó la absolución del fundador, Alberto García Sola, y de los posteriores gestores de estos dominios, debido a que durante los años en los que las webs estuvieron activas, lo que hacían aún no era delito.


- Publicidad -