domingo, 18 abril 2021 5:49

Se acabó el tiempo: las empresas se suben al tren de la economía circular

La descarbonización y la eficiencia no son suficientes. El tránsito hacia una sociedad basada en un modelo energético sostenible y respetuoso con el medioambiente pasa necesariamente por la economía circular. No nos podemos permitir el lujo de dejar pasar el tren en pleno proceso de transición energética, porque la energía limpia y sin emisiones es necesaria, pero no suficiente.

Es necesario desvincular el crecimiento económico del consumo de recursos y del deterioro ambiental, realizar un uso más eficiente de los recursos, minimizar los que se consumen y reincorporar al proceso productivo los recursos aprovechables de los residuos. Por eso, compañías como Endesa incorporan este concepto en toda su cadena de valor e implica a equipos humanos de todas las áreas y líneas de negocio en las nuevas formas de producir y consumir.

“Nuestra visión integra toda la cadena de valor, desde los aprovisionamientos hasta las soluciones finales para los clientes, pasando por la descarbonización de las centrales de generación de electricidad y la smartización de las redes de distribución”, detalla Virginia Ocio, responsable de Economía Circular de Endesa.

Todo este proceso se gestiona de forma abierta, transparente y participativa

Por eso, el enfoque circular no sólo se aplica en el desmantelamiento de las centrales en cierre, sino que también se aplica en las fases de proyecto y construcción de nuevas plantas renovables. El objetivo es identificar nuevos usos alternativos para los emplazamientos existentes, a través de inversiones propias de la compañía o de un tercero que creen valor para las comunidades locales, de acuerdo con el potencial y las prioridades del territorio al que pertenecen.

Todo este proceso se gestiona de forma abierta, transparente y participativa, y solo los proyectos circulares que cumplen con los requisitos económicos, medioambientales y sociales llegan a la fase final de selección. Así se cierra el círculo.

La visión de la compañía energética se articula en cuatro pilares básicos: inputs circulares, extensión de la vida útil de los activos, venta de producto como servicio, disponibilidad de aplicaciones digitales para compartir activos y nuevos ciclos de vida por medio de la reutilización, la regeneración o el reciclaje tras agotar el ciclo vital inicial de los activos.

‘AGRIVOLTAICA’, BATERÍAS O PLÁSTICOS ZERO

La apuesta de Endesa por la economía circular como base de un nuevo modelo económico sostenible que busca preservar los recursos disponibles al mismo tiempo que se genera prosperidad económica y se traslada a la realidad en forma de proyectos.

Entre las iniciativas ‘circulares’ aterrizadas por la compañía para beneficio de los usuarios, destaca la diversidad de iniciativas de aprovechamiento y optimización de energía y recursos. Una muestra es el empleo de baterías para iluminar una ciudad. Se trata de la reutilización de baterías de vehículos eléctricos para garantizar la seguridad del suministro eléctrico en un sistema aislado de la red eléctrica, como es el caso de la ciudad autónoma de Melilla.

Otros ejemplos tienen como contexto el medio rural, como la ‘agrivoltaica’, una iniciativa de generación de valor compartido con la comunidad que permite recuperar el uso agrícola del suelo empleado en la construcción de plantas solares y favorece el desarrollo sostenible de las comunidades locales. En definitiva, un nuevo espacio optimizado en el que placas solares y cultivos o ganados conviven sobre el mismo suelo, aprovechando al máximo la superficie y sus recursos.

Proyecto Agrivoltaica de Endesa

Por otro lado, el proyecto CoordiNet reúne a transportistas, distribuidores y consumidores de electricidad europeos para diseñar juntos las bases de un sistema eléctrico más abierto, participativo y seguro y dar los primeros pasos hacia una plataforma energética europea unificada. Una suerte de colaboración que trata de definir los nuevos roles en un entorno en el que los flujos de electricidad dejarán de ser unidireccionales (desde la gran planta de generación al consumidor) para convertirse en bidireccionales (prosumidores).

En cuanto a la gestión de desechos, Endesa ha recibido el certificado de Aenor de Residuo Cero por el sistema de valorización de residuos (reutilización, reciclado o valorización energética) de sus tres terminales portuarias, ubicadas en Ferrol (A Coruña), Algeciras (Cádiz) y Carboneras (Almería). Este sistema de gestión evita, aplicando los criterios de economía circular, el depósito de residuos en vertedero y documenta la trazabilidad de más del 90% de los residuos desde el centro de producción hasta el destino final.

Además, en la misma línea, Endesa tiene en marcha la iniciativa ‘Plásticos Zero’, basada en reducir al máximo el consumo de plásticos de la compañía en los próximos cinco años. El objetivo de esta iniciativa, que se enmarca dentro del Plan de Sostenibilidad de Endesa, es conseguir una reducción del 75% para 2023.

La eléctrica también se ha embarcado en el desarrollo de piscifactorías

La eléctrica también se ha embarcado en el desarrollo de piscifactorías junto a centrales térmicas, como es el caso de la central de Alcudia (Palma de Mallorca) donde se valoriza el calor residual del circuito de refrigeración, evitando su pérdida y convirtiéndolo en un incremento de temperatura y de rendimiento para el engorde y crecimiento de los peces de la piscifactoría.

ECOSISTEMA CIRCULAR, DESDE DENTRO

Endesa trabaja por impulsar el desarrollo de un ecosistema con otros agentes, tanto públicos como privados, para contribuir de forma activa al desarrollo de un nuevo modelo económico en el mercado ibérico.

Pero lo hace plenamente desde el convencimiento de que el objetivo de la circularidad no se conseguirá sin integrar estos principios en todas sus actividades a través de proyectos vinculados al negocio que impulsen al mismo tiempo un cambio de cultura en la vida cotidiana de los empleados.

Para poder abordarlo con éxito “hemos puesto en marcha una ambiciosa iniciativa, una ‘Comunidad de Economía Circular’, integrada por personas de las distintas líneas de negocio de la compañía y áreas soporte, convencidas de que el cambio es posible y decididas a ponerlo en marcha”, concluye responsable de Economía Circular de Endesa.

RECUPERACIÓN ECONÓMICA

Endesa ha presentado ante el Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) una carta de interés para desarrollar en España hasta 17 proyectos que impulsan la economía circular, tanto en la península como en las islas, con una inversión asociada de unos 3.600 millones de euros y que contemplan la creación de más de 40.400 nuevos puestos de trabajo

El Ministerio presidido por Teresa Ribera lanzó a finales de enero esta nueva convocatoria de expresión de interés (call for interest) para fomentar la economía circular en el ámbito de la empresa, una iniciativa enmarcada dentro de los trabajos de desarrollo del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia impulsado por el Gobierno para reactivar la economía frente a la pandemia de Covid-19.

Estas manifestaciones de interés son el primer paso para que las empresas presenten sus propuestas y proyectos y así acceder a los 140.000 millones de euros que comprometió la UE a España.


- Publicidad -