martes, 13 abril 2021 6:30

Los ‘señores del ladrillo’ se disputan los cuatro lotes del Plan Vive

El Plan Vive se ha convertido en el proyecto más ambicioso de la Comunidad de Madrid, que apuesta por la colaboración público-privada para levantar unas 25.000 viviendas en alquiler en los próximos ocho años, 15.000 de ellas en la presente legislatura. Promotoras y fondos de inversión han empezado a hacer sus cuentas para ver si cumplen con los requisitos exigidos por el Gobierno de Ayuso, pero solo los más saneados podrán optar a alguno de estos lotes.

La Comunidad de Madrid ha licitado cuatro lotes de suelo repartidos por diferentes municipios para promover vivienda de alquiler asequible, pero los requisitos exigidos suponen una dura criba, y solo las grandes promotoras podrían ganar la subasta, entre las que destacan Neinor Homes y Aedas Homes.

Las parcelas se encuentran aún en estado de tramitación, y será el próximo 13 de abril cuando se abran los sobres de las ofertas presentadas. Desde la Consejería de Vivienda y Administración Local de la Comunidad de Madrid han explicado a MERCA2 que, a lo largo del mes de mayo, se iniciará la valoración de las ofertas, “y en verano confiamos en que se hayan adjudicado las 43 parcelas en 14 municipios que permitan construir las 6.646 primeras viviendas del Plan Vive, de las 15.000 previstas para el periodo 2019-2023”. 

En este sentido, desde el consistorio madrileño afirman que la idea es que al comienzo del último cuatrimestre de este año se empiecen a levantar las primeras viviendas, con un periodo aproximado de construcción de un año y medio.

Con la puesta en marcha del Plan Vive, los inquilinos podrán ahorrar una media de 3.000 euros al año en el alquiler de su vivienda. Con la licitación de las primeras 46 parcelas se podrá iniciar la construcción de las primeras 6.646 viviendas, de las que se beneficiarán unos 17.000 ciudadanos.

LOTES REPARTIDOS POR MADRID

La primera convocatoria de estas subastas estaba prevista para el pasado 20 de marzo, pero según fuentes del sector consultados por este medio, la cita se ha aplazado hasta el 13 de abril ante la posibilidad de que se hubiera declarado desierto alguno de los lotes.

Y es que una de las peculiaridades de estos lotes es que el equipo de Isabel Ayuso ha mezclado suelos de mayor calidad, y más apetitosos para las promotoras, con otros que carecen de interés. Por eso, no todos los lotes atraen a los inversores.

Pero, según aparece en el pliego de las concesiones, se trata de lotes indivisibles, por lo que el comprador deberá adquirir todo el pack. Por ejemplo, hay suelos menos atractivos, como ocurre en el Lote 4 que engloba cinco parcelas en Navalcarnero, tres en Colmenar Viejo, una en Pinto, una en Velilla de San Antonio y una en Humanes de Madrid.

Se trata de poblaciones secundarias, carentes de atractivo, cuyos precios del alquiler están menos tensionados y la demanda de este segmento es inferior. Las promotoras saben que en estos residenciales contarían con una baja, o escasa, rentabilidad, y puede que no reciba ofertas.

Sin embargo, los otros tres lotes captan el interés de promotoras y fondos. Así el Lote 1 consta de 11 parcelas repartidas por Valdebebas, Torrelodones, Alcalá de Henares, Colmenar Viejo y Getafe.

El Lote 2 cuenta con 12 parcelas con suelos en Valdebebas, San Sebastián de los Reyes, Tres Cantos, Torrejón de Ardoz, Móstoles y Alcorcón. Mientras que el Lote 3 suma 12 terrenos repartidos en San Sebastián de los Reyes, Tres Cantos, Alcorcón, Alcalá de Henares y Getafe.

EXIGENCIAS DE AYUSO

El auge del ‘build to rent’ en España hace que sean muchos los interesados en estos suelos públicos adjudicados mediante concesiones administrativas de dominio público a terceros, que ejercerán la actividad de promoción en régimen de arrendamiento. Con este tipo de concesión, las parcelas nunca dejarán de ser de titularidad pública, revirtiendo a la Comunidad de Madrid una vez se haya superado el periodo de concesión.

Por otro lado, en cuanto a las exigencias para hacerse con uno de estos lotes, no solo es necesario tener una caja saneada, sino que se valora la experiencia del licitador, que deberá acreditar su experiencia como promotora en la construcción de al menos 500 viviendas.

Los pujantes también deben presentar las cuentas anuales de los tres últimos ejercicios y el informe de auditoría. También se solicita que los licitadores cuenten con unos recursos propios de unos 20 millones de euros.

Otra característica de estas subastas es que los interesados pueden presentar oferta por varios lotes, pero como máximo, se le podrán adjudicar dos. De hecho, con estos criterios se busca que estos lotes queden repartidos entre varios actores.

Con todo ello, gigantes del ladrillo como Aedas o Neinor acudirán a la puja. Según informa El Confidencial, la promotora dirigida por Borja García-Egotxeaga repetirá alianza con Cevasa, especializada en la gestión de vivienda en alquiler con algo más de 2.000 viviendas. Mientras que la compañía liderada por David Martínez irá de la mano del fondo americano Ares. Pero tampoco se descarta que otras promotoras decidan pujar, como Vía Célere.

NUEVAS LICITACIONES

Tal y como informó el Consejero de Administración Local y Vivienda de la Comunidad de Madrid, David Pérez, en una entrevista para este medio, “ya estamos preparando los siguientes concursos a pesar de los procesos electorales. No podemos hipotecar el futuro de los jóvenes que están esperando esa opción de acceder a una vivienda en alquiler con precios asequibles”.

De hecho, David Pérez cree que es muy necesario apostar por la colaboración público-privada “para que el sector pueda cumplir con su función social y acompañarlo con planes como la puesta en marcha del Plan Vive”.

Además, desde la Comunidad de Madrid recuerdan que “se van a poder construir en torno a 100.000 viviendas con algún tipo de protección, si sumamos los Desarrollos del Sureste, el Plan Vive, Madrid Nuevo Norte y otros desarrollos en otros municipios. Un impulso desde la administración a ese derecho a la vivienda”.


- Publicidad -