martes, 13 abril 2021 10:51

Los centros comerciales lastrarán las cuentas de Merlin hasta 2022

La socimi Merlin Properties ha logrado contener el envite de la pandemia del covid-19 por su diversificación de activos inmobiliarios, pero la mala salud de los centros comerciales y su apuesta por ayudar a los inquilinos impedirá que vuelva a la recuperación total de las ganancias hasta 2022, provocando que en el ejercicio 2021 repita el resultado de 2020, según los expertos.

Un informe de Bloomberg, al que MERCA2 ha tenido acceso, advierte de que la crisis sanitaria no ha terminado para el comercio minorista. La compañía liderada por Ismael Clemente lo sabe y se estaría preparando para soportar más insolvencias en los próximos meses. Una situación que debería materializarse en una disminución de la ocupación en los centros comerciales este año.

La apuesta de Merlin Properties por mantener la ocupación del centro comercial y lograr una rápida recuperación está respaldada por sus ingresos de oficinas, logística y arrendamiento neto, el 99% de los cuales se ha recaudado. Lo mismo ocurre con el valor de las propiedades, estabilizando los activos netos. Además, cuenta con un nivel de apalancamiento bajo, por lo que “podría resistir una caída de un tercio en el valor de las propiedades antes de enfrentar incumplimientos de los convenios estándar”, apuntan.

Las moratorias en el pago del alquiler, e incluso la condonación de la renta a sus inquilinos minoristas más afectados, puede ser una buena estrategia para lograr la lealtad de estos empresarios, evitando así una posible fuga de ocupantes y que queden locales vacíos.

Sin embargo, esta búsqueda de lealtad por parte de los arrendatarios le supone a la socimi un recorte en las ganancias que oscila entre el 19% y el 21%, según el análisis de escenarios. Tanto sus activos logísticos como oficinas parecen resistentes, pero el comercio en los centros comerciales se ha visto afectado por nuevos brotes y cierres perimetrales.

Aunque actualmente todos los centros comerciales de Merlin Properties permanecen abiertos, aún no han logrado alcanzar la tasa de afluencia registrada antes de la pandemia. Además, los clientes destinan menos tiempo en estas instalaciones, y ya no los visualizan como el punto de encuentro y de ocio familiar, que incrementaba el gasto.  

COMBINAR OFICINAS Y FLEX

Según los expertos, el sólido desempeño de la cartera de oficinas de Merlin en el primer trimestre de 2020 quedó eclipsado por el covid-19. Una vez que los empleados regresen a las oficinas, este segmento puede recuperarse rápidamente.

Calculan que, a largo plazo, las necesidades de los ocupantes pueden cambiar a densidades más bajas, mayor flexibilidad y trabajo más remoto. Por esto, su marca de espacios flex, LOOM, puede resultar útil, ya que su configuración flexible puede adaptarse al distanciamiento social y los alquileres son 1,4 veces superiores a las tarifas normales.

Por otro lado, los analistas reflejan que el objetivo de la socimi es elevar la exposición logística del 11% al 20% de los ingresos por alquiler. Un incremento que se justificaría por la resistencia que tiene este segmento a las amenazas económicas.

Actualmente, la socimi está integrando de forma totalmente vertical su logística para el e-fullment, vinculando la capacidad del almacén con sus centros comerciales y la entrega de última milla. Las exportaciones españolas y portuguesas crecen más de un 5% anual, lo que proporciona un poderoso motor fundamental para el crecimiento.

APUESTAN POR LAS ACCIONES DE MERLIN

Según analistas consultados por este medio, Merlin se posiciona como uno de los valores con mejor salud del Ibex-35, con un gráfico técnico muy interesante. Observan una evolución positiva desde la zona de los 5,50 euros que llegó a cotizar en noviembre de 2020, hasta niveles actuales de cotización situado en los 9,32 euros, recuperando casi el 50% de su retroceso.

Tras este incremento casi vertical, los expertos prevén que se registren una o varias jornadas de consolidación, o incluso recortes moderados, pero siempre dentro de un entorno netamente alcista mientras no se pierdan los 8,45 euros. La socimi mantiene su última zona de resistencia y referencia en los 10,21 euros.


- Publicidad -