sábado, 4 febrero 2023 18:22

¿Cuánto tienes que facturar para poder vivir dignamente siendo autónomo?

Por mucho que te guste tu trabajo, está claro que lo haces porque lo necesitas para subsistir. Y mucho más si eres autónomo, porque ya sabes que en este caso no tienes nunca los ingresos asegurados. Un mes puedes ingresar 800 euros y al mes siguiente 2.000 euros. Entonces, ¿cuánto tienes que ganar para ser autónomo?

Lo cierto es que la ley no te exige facturar ninguna cantidad mínima. A efectos de que cotices en el RETA lo mismo da que lleves meses sin ingresos o que estés ganando más de 10.000 euros cada mes con tu negocio. La clave para saber cuánto necesitas ganar para poder tener un nivel de vida digno siendo autónomo depende de factores como tu lugar de residencia, tu situación económica y los gastos que tenga tu negocio.

Lo primero que tienes que tener claro es que tu nivel de facturación no equivale a tus ganancias reales. Porque de la facturación bruta tienes que descontar todos los gastos asociados al ejercicio de tu actividad, incluyendo el pago de impuestos, esto te dirá cual es tu ganancia neta, que es la que de verdad importa.

A priori, podríamos pensar que un autónomo que factura 10.000 euros brutos tiene mejor nivel de vida que uno que ha facturado 2.000 euros brutos, pero no tiene que ser necesariamente así. Porque ese autónomo que ha superado los 10.000 euros de facturación puede tener que pagar 3.000 euros en facturas a proveedores, 1.200 euros de alquiler de local, 300 euros de suministros, 400 euros de su cotización a la Seguridad Social y otros 4.000 euros por salarios y cotizaciones de sus empleados. Le quedan 1.100 euros, y eso que todavía no ha pagado el IRPF.

Por el contrario, puede que el autónomo cuya facturación bruta es de 2.000 euros mensuales trabaje desde el domicilio de sus padres y solo tenga que pagar el IRPF, 60 euros en concepto de tarifa plana a la Seguridad Social y 40 euros de su línea de móvil. En consecuencia, sus ingresos netos mensuales son superiores a los del otro profesional.

Por eso, si quieres saber si de verdad te compensa trabajar como autónomo, debes tener muy en cuenta lo que puedes ser capaz de facturar y los gastos que tienes que asumir. Ya has visto que una facturación alta no garantiza que tengas unos buenos ingresos.

ingresos medios autonomo

La cuota del RETA, el primer gasto importante del autónomo

Para empezar a contabilizar gastos arrancamos con la cuota de cotización a la Seguridad Social, porque es una cantidad fija. Si eres nuevo autónomo durante el primer año solo pagas 60 euros al mes, pero luego cotizarás por la base que hayas elegido.

En caso de que elijas la mínima, pagarás 286 euros cada mes. Eso quiere decir que ya sabes que tienes un gasto fijo mensual de casi 300 euros que tienes que asumir. Si solo facturas 1.000 euros, la cantidad que te va a quedar para vivir está por debajo del Salario Mínimo Interprofesional, y todavía no hemos terminado de aplicar todos los gastos.

No obstante, esto podría cambiar de cara al futuro. El Ministerio de Seguridad Social y las asociaciones de autónomos están negociando un nuevo sistema de cotización al RETA en base a ingresos reales, lo que podría ser especialmente importante para aquellos que menos facturan, porque reducirá su cuota de cotización.

SMI autonomo

El pago del IRPF (con o sin retención a cuenta)

En función de en qué sector trabajes y quienes sean tus clientes, tus facturas llevarán o no la retención a cuenta del IRPF. Pero, en cualquier caso, cuando acabe el trimestre le tendrás que haber abonado a Hacienda el 15% de tus ingresos.

Retomando el ejemplo de los 1.000 euros de facturación bruta, en este caso tendrás que abonar unos 150 euros por mes en concepto de IRPF.

Si has pagado 286 euros de Seguridad Social y también 150 de IRPF, te quedan 564 para pasar el resto del mes. Nadie podría subsistir con semejante cantidad. Y ten en cuenta que en este ejemplo solo hemos descontado los impuestos. Pero un autónomo tiene muchos gastos en su día a día que también hacen reducirse sus ganancias, aunque luego se pueda deducir todo o parte de esos gastos: material de papelería, alquiler de local, proveedores, etc.

gastos autonomo

Autónomos que ganan menos del SMI

Mientras que para los trabajadores por cuenta ajena existe el Salario Mínimo Interprofesional, en el caso de los trabajadores por cuenta propia no existe ninguna manera de garantizarles unos ingresos mínimos mensuales. Estos dependen exclusivamente del autónomo y también de sus clientes, porque no debemos olvidar que los niveles de morosidad están en aumento.

Lo que está claro es que con una facturación bruta de 1.000 euros al mes es imposible subsistir. Para que el autónomo pueda ser un mileurista debería ingresar entre 1.300 y 1.500 euros al mes, y reducir lo máximo posible sus gastos. En cuanto tenga que asumir gastos importantes como el alquiler de un establecimiento, tampoco será suficiente con este nivel de facturación bruta.

En esta difícil situación se encuentran muchos autónomos en España, y no es algo que se haya producido ahora con la crisis del coronavirus, sino que era un fenómeno que ya se veía observando desde hace algún tiempo. Esto explica que al final muchos profesionales por cuenta propia opten por bajar definitivamente la persiana de su negocio, ya que con niveles de ingresos tan bajos se hace imposible tener una vida digna.

La única alternativa que tienen aquellos autónomos que facturan menos es ingeniárselas para conseguir que sus negocios sean más rentables. Esto puede implicar tomar decisiones importantes como entrar en nuevos mercados con productos o servicios diferentes a los que oferta habitualmente, intentar captar nuevos clientes y, como no, reducir todo lo que se pueda los gastos.

Nadie puede negar que es una situación especialmente delicada y preocupante. Culpable, en muchos casos, de que los autónomos tengan más problemas de estrés, depresión y ansiedad.

Pero no todo es malo, trabajar como autónomo y dedicarte a lo que realmente te gusta traerá muchas cosas buenas a tu vida. Eso sí, antes de meterte de lleno en esta aventura asegúrate de qué nivel de facturación necesitas tener para que tu trabajo sea realmente tu medio de vida.


- Publicidad -