sábado, 31 julio 2021 23:44

Patronales canarias recurren al género de terror para denunciar la “asfixiante” presión fiscal

Las cuatro patronales turísticas de Canarias Ashotel, FEHT, Asofuer y FTL (Federación Turística de Lanzarote) lanzan la campaña #salvemoselTURISMOcanario que, más allá del carácter reivindicativo de sus promotores, pone de manifiesto la crítica situación de las empresas del Archipiélago con unas cifras escalofriantes. Precisamente los negocios del sector turístico emplean en su campaña una estética propia del cine de terror para denunciar la “asfixiante” presión fiscal ejercida por los ayuntamientos, por servicios que no se prestan.

Sólo a nivel de empleo, este grave escenario sitúa en riesgo unos 340.000 puestos de trabajo directos e indirectos, que generan el 35% de la riqueza de las Islas (16.500 millones de euros anuales) y el 40% del empleo.

Además, según el último informe Impactur 2018, el turismo contribuyó a las arcas públicas con 2.475 millones de euros en impuestos directos e indirectos, un 32% de lo recaudado en Canarias y el 78% de lo que entra vía impuestos.

Esta campaña “es fruto de la desesperación y de los oídos sordos de determinadas administraciones canarias”, manifestó el presidente de Ashotel, Jorge Marichal, quien añadió que la sociedad y las empresas han hecho un enorme sacrificio, “con el que consideramos que la administración pública no ha estado a la altura”.

“Nos preguntamos por qué en un momento tan dramático para el turismo, con tantos puestos de trabajo y empresas en juego, se nos sigue cobrando por servicios que no prestan actualmente los ayuntamientos, dada la situación que mantiene a muchos establecimientos y negocios turísticos cerrados”, apuntó el representante de Ashotel.

“Vemos de las administraciones públicas, especialmente de los ayuntamientos, a los que hemos pedido colaboración desde hace un año, que la respuesta ha sido nula o tibia, cuando consideramos que el sector público tiene capacidad de ayuda”, dijo Marichal.

Desde Ashotel se enviaron cartas a todos los ayuntamientos en los que tiene asociados en Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro y la inmensa mayoría no respondió siquiera. Son apenas 6 los ayuntamientos de Tenerife y 2 de La Gomera los que han aplicado, básicamente en 2020, algún tipo de rebaja fiscal.

Por su parte, José María Mañaricúa (FEHT) hizo hincapié en la gravedad del momento. “Llevamos un año sin ingresos en el sector y el acompañamiento que encontramos de la mayoría de los ayuntamientos es seguir cobrándonos los tributos de servicios que no estamos recibiendo”, insistió.

En Gran Canaria, Mañaricúa informó de que solamente el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria aprobó para 2020 y 2021 una exoneración del 100% sobre la tasa de basura, un coste importante para muchas empresas hoteleras, junto con el IBI. “Habría sido un detalle que desde algún otro ayuntamiento hubieran aplicado algún tipo de rebaja fiscal. ¡Llevamos un año cerrados!”, insistió.

ESCENARIO DE PÁNICO EN CANARIAS

“Pánico, terror…. ese es el escenario en el que estamos inmersos y que revivimos cuando paseamos por las calles y playas de Morro Jable, Costa Calma, Caleta de Fuste, Corralejo”, explicó Antonio Hormiga (Asofuer), quien añadió que estos escenarios “parecen sets de rodaje, sin luces, sin almas, sin alegría… Bares, restaurantes, hoteles vacíos, sin vida y sin actividad”.

Hormiga informó de que en Fuerteventura hay 13.400 personas en ERTE y, de ellas, el 40% pertenece a la hostelería y al turismo, un sector que en esta isla representa el 65% de su PIB de forma directa y el 85% de forma indirecta.

Hemos cumplido con todos los requisitos exigidos para los ERTE, con todas las exigencias que se nos han impuesto a los empresarios y empresas de la industria turística. Mantenemos nuestros establecimientos y, algunos, incluso han hecho un esfuerzo por poner en valor las infraestructuras de cara a incrementar la calidad del destino”, comentó el presidente de Asofuer.

“Pero vemos cómo pasa el tiempo, los meses… sin ingresos y muchos gastos que mantener. Tributos como la tasa de ocupación de terrazas vacías, que no tienen sentido y que unos ayuntamientos apliquen y otros no”, insistía Hormiga. “Es triste, pero es así, según dónde se desarrolle la actividad empresarial unos tienen más oportunidades o menos de mantener su negocio abierto”, comentó.

Por último, Susana Pérez (FTL) recordó que “muchos ayuntamientos, y especialmente los turísticos, mantienen sus presupuestos gracias a los ingresos por tributos del sector y, en estos momentos, cuando las empresas necesitan ayuda para superar esta crisis económica y turística motivada por esta pandemia sin precedentes, los consistorios no están a la altura que el sector turístico espera de ellos”.

“Están siendo meses dramáticos para las empresas del sector, un año de ingresos cero y las ayudas recibidas hasta el momento no son suficientes“, afirmó Pérez. Los ayuntamientos “son y han sido beneficiarios de los tributos del sector y ahora no están a la altura”, criticó la representante sectorial.

Se requiere una implicación directa en la reducción de tasas e impuestos que, de manera directa, aporte verdaderas soluciones para el turismo, lo demás es propaganda”, añadió. La supervivencia de las empresas está directamente vinculada a la pervivencia del empleo en el sector.

#salvemoselTURISMOcanario se inspira en una imagen cinematográfica, la de la película El Resplandor, de Stanley Kubrick, porque “nada imprime más miedo que un establecimiento turístico vacío”, explican desde las patronales turísticas canarias, impulsoras de la campaña.


- Publicidad -