domingo, 11 abril 2021 11:57

Equipo País rechaza un crecimiento desordenado: “Necesitamos un plan de país”

El proyecto que se ha gestado bajo el paraguas de Equipo País representa una iniciativa puramente “orgánica” de la sociedad civil, que nace de la necesidad de buscar e involucrar a los “mejores líderes” que ayuden a España a salir de la crisis y a asentar las bases de un futuro a largo plazo. Antonio Espinosa de los Monteros, CEO de Auara, es también uno de los impulsores de Equipo País, y explica a MERCA2 las conclusiones obtenidas tras un proceso participativo de “inteligencia colectiva”.

Tras varias fases de un amplio proceso en el que comenzaron participando 950 líderes, de los que 450 votaron a sus principales aspirantes a dirigir la recuperación de España, y de los que finalmente se han quedado 70 como promotores del Equipo País, los implicados han llegado a las primeras conclusiones tras una primera parte de detección de problemas y diagnóstico, de cara a perfilar una primera batería de soluciones.

El equipo multidisciplinar abarca desde presidentes del Ibex, de startups, docentes, perfiles científicos y técnicos, o dirigentes de ONGs y fundaciones. La fase participativa de recogida y procesamiento de información sigue abierta con la intención de presentar un borrador al Gobierno en primavera, “sin tintes partidistas y con legitimidad suficiente para que sea escuchado”. Se trata, en definitiva, de conseguir un texto objetivo, un conjunto de ideas impulsado por la sociedad civil.

No podemos crecer desordenadamente, debemos tener un plan de país que nos permita pensar en qué podemos ser los mejores, los líderes, la punta de lanza y, que esa fortaleza tire de otros muchos sectores de la economía a la vez”, asegura Espinosa de los Monteros.

Igual que detectar las debilidades resulta clave, identificar las amenazas es esencial para combatirlas y neutralizar sus efectos. En opinión del impulsor de Equipo País, “si falla la estabilidad institucional y la seguridad jurídica, se produce un problema de funcionamiento interno, que perjudica a la confianza de los españoles pero, también de inversores externos“. Por ejemplo, “la falta de un marco fiscal estable supone una de las grandes amenazas para las startups”, manifiesta Espinosa de los Monteros.


- Publicidad -