domingo, 1 agosto 2021 6:28

Los fondos soberanos crecen pese a la pandemia y apuestan por España

Lo decía Rodrigo Madrazo, director general de Cofides, en la presentación del informe: ha sido en el periodo 2019-2020 cuando por primera vez los fondos soberanos han superado la barrera de los nueve billones de dólares (7,4 billones de euros) en activos gestionados, un síntoma de “desconexión total entre la economía real y los mercados financieros”. Se refería a que, pese a que se ha notado el efecto de la pandemia en, por ejemplo, una reducción del 40% en inversión en venture capital, las carteras de estos fondos estatales han crecido un 8% frente al 2019, incluso con Covid de por medio. Así, el informe sobre fondos soberanos en el mundo presentado este miércoles por IE University e ICEX-Invest in Spain muestra dos tendencias ‘peculiares’ para el periodo en el que vivimos: siguen creciendo y mantienen a las empresas españolas entre los diez primeros destinos de inversión favoritos.

Madrazo, sobre la actividad en 2020 “y todavía en lo que va de 2021”, opina que los fondos soberanos están teniendo “la suerte de los campeones”, en tanto que ha sido un año en el que “la mayoría de instituciones financieras, como Cofides, han hecho deterioros en la valoración de sus activos”.

En la presentación del informe, introducida por la Secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, los diversos ponentes resumieron en dos las principales prioridades de inversión en el último año: la sostenibilidad y la digitalización. La pandemia sí que ha acentuado una diferenciación entre la apuesta por el “viejo” y el “nuevo mundo”, explicó la decana de la IE School of Global and Public Affairs, Susana Malcorra, en cuanto a unas inversiones divididas entre energías fósiles o renovables, por ejemplo.

Los cinco principales sectores por volumen de inversión han sido, en orden: infraestructura, servicios, tecnología, ciencias de la vida e inmobiliario. Por otro lado, las diez industrias preferidas para invertir han sido la farmacéutica, la del software, biotecnología, alimentación, tecnologías financieras, oficinas y comercio electrónico. En total, doce fondos soberanos invirtieron en España unos 1,3 billones de euros entre 2019 y 2020, una cifra que demuestra una “resiliencia” de la industria española en un año “marcado por la pandemia”, refiere el informe.

Con 95 fondos soberanos activos en el mundo, España ha conseguido, pese a caer un 13% la inversión recibida, mantenerse en un top 10 de países por destino de inversión que lideran Estados Unidos, Emiratos Árabes, India y México. Con un 3% de inversión recibida por este tipo de fondos a nivel global, España cuenta con empresas atractivas para este tipo de fondos. También para hacer coinversiones, como la de Grifols (sector farmacéutico) con el Fondo Público de Inversión de Arabia Saudí, y la colaboración de Naturgy, a través de su subsidiaria Global Power Generation (GPG), con la Autoridad de Inversión de Kuwait.

En concreto, la alianza de Grifols se centrará en la construcción de centros de plasma y de producción en el país árabe, a través de una nueva compañía (joint venture) formada por Grifols y el fondo soberano. “Este acuerdo permitiría a Grifols reforzar su presencia en la región del Golfo y, al mismo tiempo, fortalecer el sistema de salud del Reino de Arabia Saudita”, indica el informe.

INVERSIÓN EN SOSTENIBILIDAD

Paralelamente, la coinversión entre Naturgy y el fondo de Kuwait se enmarca en la que el ICEX considera una tendencia imparable en las inversiones de estos fondos: el desvío hacia energías renovables y una cambiante visión sobre el cambio climático por la que cada vez más se le considera un problema.

En este sentido, el responsable de relaciones con inversores de Iberdrola, Diego Morón, que participó a través de videoconferencia en la presentación, dijo: “Es la megatendencia [la sostenibilidad], no solo en fondos soberanos sino en general, en cualquier fondo de inversión. Larry Fink, CEO de Blackrock, volvió a emitir una carta asegurando que en todos sus fondos iba a incluir condiciones de sostenibilidad dentro de todas sus inversiones. Es algo que estamos viendo de forma masiva. Es la tendencia más fuerte en los últimos años con diferencia“, expuso. 

Madrazo, Cofides, apoya la narrativa asegurando que ahora las decisiones de inversión de su compañía “no solo van vinculadas a factores de rendimiento sino a impacto en el medio ambiente”.

APOYO DE LOS FONDOS SOBERANOS DE SOPEF Y QATAR

Destacan asimismo las inversiones llevadas a cabo por Sopef, el fondo colaborativo entre el sultanato de Omán y el organismo público español. Operativo desde el 2018, el fondo soberano español-omaní ha inyectado capital en cuatro empresas españolas en 2020: el grupo alimenticio Palacios, el fabricante de torres eólicas Haizea Wind Group, la valenciana de tecnología industrial TCI Cutting, y la biotecnológica agrícola Symborg, nacida en Murcia.

Dada la variedad de sectores en estas inversiones, el informe valora estas acciones de SOPEF como “una muy buena carta de presentación del potencial de la empresa española en cuatro regiones diferentes: La Rioja, el País Vasco, Valencia y Murcia. Mostrando que el tejido internacional y las oportunidades de inversión van más allá de Madrid o Barcelona“.

Diego Morón, en relación al apoyo del fondo soberano catarí, la Qatar Investment Authority, a su empresa, señala: “Con Qatar, la relación continúa desde hace 12-13 años, comportándose como inversores a largo plazo, creyendo en el proyecto […] No han necesitado involucrarse de forma personal en el consejo; confían en el proyecto. Son unos socios muy deseables para una empresa que necesita estabilidad. Para Iberdrola, la participación de estos fondos han aportado mucha solidez y estabilidad a la base accionaral. Esa ha sido nuestra experiencia y esperamos que continúe así.”, señalaba el de la energética.

Pero también el sector inmobiliario ha obtenido tajada de las inversiones extranjeras. Destaca la compra del madrileño Hotel Edition por el fondo soberano de Singapur y el fondo de pensiones holandés APG. En el plano global, el informe valora “el interés continuado en real estate logístico, reforzado por el alza en comercio digital en el mundo post-pandemia”. Sectores como el inmobiliario logístico, “se muestran especialmente atractivos para los fondos soberanos dada la fortaleza presente y futura del comercio electrónico”, indica el reporte.


- Publicidad -