María Carrión forma parte del club de los consortes del Ibex. Su matrimonio con José Manuel Entrecanales (58 años), presidente de Acciona, y una de las familias más importantes de la conocida como ‘aristocracia económica’, le ha colocado en una alta posición en la que ella se encuentra como pez en el agua. A pesar de esto, intenta pasar desapercibida siempre que puede, evitando acompañar a su esposo a los actos que no sean imprescindibles. Esta discreción ha hecho que el interés por ella vaya en aumento, y que no sea hasta hoy cuando su vida, trabajo y gustos queden al descubierto.

Fotógrafa por casualidad

María Carrión López de la Garma nació en Cantabria. Su gusto por la fotografía llegó de forma casual durante sus estudios de restauración, y así lo explica ella misma en su web: “Las fotos con rayos ultravioleta, infrarrojos, luz rasante y rayos X eran y siguen siendo fundamentales para el análisis del estado de conservación de las obras de arte. Quizás aprendí entonces a buscar y ver imágenes ‘invisibles’ jugando con la luz. La fotografía en esos años era analógica y terminábamos el proceso revelando en el famoso cuarto oscuro”.

De esta casualidad nació una vocación: “Mi afición ha surgido con la digitalización que, desde mi punto de vista, te da mucha más libertad a la hora de jugar con las luces de una forma más pictórica y espontánea”. Hoy es una reputada fotógrafa que participa con éxito en exposiciones, alguna de ellas en Sotogrande, donde ella y su familia disfrutan de temporadas durante verano. En su obra se reflejan los paisajes, entre los que abundan los marítimos, objetos marineros, peces y alguna figura abstracta. El juego de luces, sombras y movimientos dotan a su obra de una característica originalidad.

Volcada en la dirección de la ONG “Músicos en acción”

María Carrión no solo consume su tiempo en sus fotografías y exposiciones. Su principal ocupación es la presidencia de la ONG Músicos en acción. Una asociación sin ánimo de lucro, donde se pretende la mejoría de los enfermos a través de la musicoterapia: “La música es una forma de transmitir alegría, magia e ilusión. Por eso, queremos llevar la música a quienes lo necesitan para mejorar su ánimo y su bienestar”, asegura la esposa de Entrecanales.  

Los músicos organizan talleres, conciertos, sesiones individualizadas con un especialista que adapta la melodía, la armonía y el ritmo a la circunstancia de cada paciente. Realizan conciertos en habitaciones, salas de espera y de quimioterapia, para apoyar a los enfermos, y que las largas horas de espera sean más llevaderas.

Los beneficios de la música, según explica Carrión, están demostrados: “la respuesta fisiológica es palpable casi de inmediato”. En los trece años que lleva al frente de dicha ONG ha confirmado que los talleres de música son beneficiosos para todos. En bebés prematuros “está demostrado que logra mejorar el nivel de oxígeno en sangre y reduce la frecuencia cardiaca”,  en otros pacientes “se consiguen unas sonrisas que lo dicen todo”.

La ONG va más allá de alegrar un mal momento al enfermo, realiza trabajos de investigación en neonatología, oncología, psiquiatría…con posteriores estudios y publicaciones sobre los mismos. Un trabajo del que María se siente muy orgullosa: “los beneficios que aporta esta disciplina en los distintos ámbitos son realmente asombrosos. Nos lo dicen los propios médicos, psicólogos, psiquiatras y enfermeros, que a veces no se lo pueden casi creer. La aceptación por parte de todos es increíble”.

Un matrimonio loco por la música y con un ‘garito’ de su propiedad

La música no solo está de lleno en la vida de María, también su esposo es un gran aficionado y toca a las mil maravillas. Tanto es así, que cuentan quienes le conocen, que para disfrutar de su afición de forma anónima, el presidente de Acciona y una de las mayores fortunas de España, no ha tenido inconveniente en comprarse un bar para deleitar a sus amigos y conocidos con su arte musical.

Dicho ‘garito’ se encuentra situado en el Viso.  No tiene ni nombre ni número. Basta decir que se es amigo de Entrecanales, para que las puertas de este clandestino local, se abran de par en par, y si se tiene suerte se puede disfrutar del arte de José Manuel como instrumentista de su propia banda.

Polo, windsurf y ratos en familia, las otras aficiones de María y su familia

La familia Entrecanales Carrión tiene claro que la mejor recompensa está en estirar las horas para dar rienda suelta a las aficiones . El matrimonio ha hecho de su familia y de sus cuatro hijos su más importante tesoro. Tratan de compartir con ellos todo su tiempo, llegado a formar no solo uno de los matrimonios más estables del Ibex, sino posiblemente una de las familias más unidas de la ‘aristocracia económica’ de nuestro país.

La única chica, Clotilde (Tille), es el ojito derecho de sus hermanos, y consejera en Lizard Global Investments. José, el primogéntico, tiene 29 años. Tras años estudiando en Estados Unidos, fichó como asociado senior de Energía y Renovables en la sede de Toronto de CPP Investment Board. Actualmente vive a caballo entre Londres y Madrid, donde desarrolla su carrera dentro del mundo financiero. Gonzalo, a sus 27 años es licenciado en Económicas por la Universidad Carlos III y trabaja en Londres como inversor de capital privado en International-Capital Improved. Además es miembro de la Fundación José Manuel Entrecanales y de la Fundación Álvaro Entrecanales, cuyo objetivo es la promoción e inclusión social de personas con Síndrome de Down. Gerardo, el pequeño es un experto jugador de polo.

La matriarca de este clan no perdona sus veraneos familiares en Cantabria, su tierra natal, donde ella y sus hijos disfrutan de otra afición compartida: el windsurf. Sus veraneos en el norte, los compaginan con sus estancias en Sotogrande, donde son asiduos a los campeonatos de polo, y ella disfruta viendo jugar a su marido y a sus hijos. El tiempo que les queda lo disfrutan en ‘El Cigarral’, la finca de mil hectáreas que tienen en Toledo, donde consiguen mantenerse alejados del foco mediático que tanto les incomoda. 

María muy unida a sus hermanas con las que organiza mercadillos solidarios.

De igual manera que a María le gusta pasar tiempo con sus hijos y marido, también le encanta disfrutar del amor y compañía de sus hermanas, con las que está muy unida. Las cuatro hermanas colaboran activamente con la ONG músicos en Acción. A María, Fátima y Ana, la pequeña, no se le caen los anillos por ponerse a “despachar” en el puesto solitario donde se vendían piezas de bisutería con baños de oro y piedras preciosas, y cuyos beneficios van íntegros a la asociación por la que la mujer de Entrecanales se desvive.

María y su hermana Fátima, propietaria de la firma Stick & Sand,  han sabido además montarse un curioso negocio. Las hermanas venden en exclusivos pop ups complementos muy útiles para el verano, como sombrillas, neveras y tollas de playa, que reconvierten en stand de invierno cambiando los productos por mantas, polainas y abrigos para perros. Todo por el bien de la Asociación.

Otra de sus hermanas, Macarena, a la que también une una gran complicidad, se ha convertido en la mano derecha de Entrecanales: ella es nada más y nada menos que la directora general área presidencia en Acciona y trabaja codo con codo con su cuñado, José Manuel.

Reacios a la prensa del corazón, ahora acaparan las páginas del “couché”

A pesar de su discreción, el nombre de la familia Entrecanales, ha saltado a la prensa del corazón debido al romance de José, el primogénito. El joven sale desde hace unos meses con Claudia Osborne Domecq, hija de Bertín Osborne y su primera esposa Sandra Domecq, fallecida hace 16 años.

La hija menor del cantante, y el hijo del presidente de Acciona, acaban de dar un gran paso en su relación. Tras cuatro meses de noviazgo, la joven pareja se ha ido a vivir juntos y han aumentado la familia con un perrito teckel. Así informa de ello las revista ‘Hola’, en cuyas páginas es frecuente ver a Claudia debido a su trayectoria profesional y personal. La familia Entrecanales siempre ha tratado de evitar salir en las revistas, y ahora sin comerlo ni beberlo, han visto como sus nombres aparece tanto en el papel couché, como en la prensa económica.

De forma casi anecdótica, Claudia y José comparten parentesco y apellido. El padre de Sandra Domecq, y por lo tanto abuelo de Claudia, y el abuelo del actual presidente de Acciona, y bisabuelo de José, eran hermanos, siendo el primogénito y el benjamín del matrimonio formado por Manuel Domecq y María de las Mercedes González. Una casualidad que ha vuelto a reunir a dos ramas de la larga saga de bodegueros Domecq.

Tranquila, discreta, solidaria y muy familiar, así es la vida de María Carrión, cónyuge del presidente de Acciona, considerado  por Forbes con el 68º hombre más rico de España, con una fortuna estimada en más de 300 millones de euros, y que parece haber sido capaz de manejar la crisis global manteniendo su fortuna en auge.