Tras tres años alejada de los focos, Natalia Verbeke regresaba a la actualidad con la nueva serie de Atresmedia y Antena 3, ‘El Nudo’. Una apuesta arriesgada que pretende contrarrestar el éxito de programas en la competencia como ‘La isla de las tentaciones 3’ o la serie ‘Mujer’, en Telecinco. Pero vamos a centrarnos en la protagonista, Natalia, y ver los fracasos que tuvo antes de esta nueva serie.

‘El nudo’ supone el regreso de Natalia Verbeke como protagonista de una serie, aunque alejada de los papeles que la dieron a conocer en su juventud. En una edad que todas las actrices califican como complicada, puesto que son mayores para papeles de jóvenes y demasiado jóvenes aún para mujeres mayores. Sin embargo, en ‘El nudo’ de Antena 3 consigue un papel perfecto: una mujer que podría ser perfectamente ella: mujer de mediana edad, con un matrimonio estancado, amigos y enemigos ocultos, y que quiere reivindicarse más allá del papel de madre y esposa. 

Los comienzos de Natalia Verbeke

natalia verbeke protagoniza el nudo

Natalia Verbeke nació en Argentina pero desde los 11 años vive en España, ya que su familia se trasladó a Madrid. Estudió interpretación en la Real Escuela Superior de Arte Dramático, en la Escuela Guindalera e incluso un curso con John Strasberg. También se formo en danza contemporánea con Josefina Tomás, flamenco con Miquel Sandoval y Víctor Ullate.

Natalia Verbeke se estrenó como actriz protagonista con ‘Un buen novio’ (1998), siendo pareja cinematográfica de Fernando Guillén Cuervo. Después coincidiría con otros grandes del cine español en películas como ‘Nadie conoce a nadie’ (2001) o ‘El otro lado de la cama’ (2002). También ha sido un rostro habitual en series como ‘Los Serrano’ o su gran éxito, ‘Doctor Mateo’ donde fue co-protagonista. Ahora está en un momento dulce, ya que acaba de terminar el rodaje de la serie ‘Todos mienten’, de Movistar+. Parece que la actriz le ha cogido el gusto por el thriller. Pero también tuvo fracasos.