trucos para la cura de una herida, infecciones

Vivimos en un mundo donde todo es “smart”. El avance en el sector de las tecnologías de la computación, nanotecnología, y la electrónica, han posibilitado grandes avances. Como multitud de dispositivos que antes carecían de funciones o de inteligencia ahora las tengan. Eso también ha repercutido en el sector de la salud, con multitud de nuevos dispositivos para poder detectar enfermedades e infecciones de forma precoz.

Los vendajes, o tiritas, también se están beneficiando de este tipo de tecnologías, con la incorporación de algunos sensores y circuitería que ahora las hará más inteligentes. Así podrán detectar problemas en las heridas y actuar antes de que sea demasiado tarde.

Las tiritas inteligentes para detectar infecciones en tiempo real

El problema de las infecciones en las heridas

Herida agua oxigenada

Las heridas son algo muy frecuente. Todas las personas tienen algunas a lo largo de su vida, ya sea por algún golpe o accidente de la niñez, por cortes con herramientas durante la edad adulta, por caídas, cirugías, etc. Son tan habituales que en ocasiones no se les da la importancia necesaria, pero se deberían de tratar de forma correcta para que no terminen en algo peor.

Lo cierto es que la mayoría de las heridas, al ser leves, suelen recuperarse bastante bien, sin problemas. Pero, cuando se trata de una herida de mayor calado, o que no se cuida adecuadamente, incluso el más mínimo arañazo podría tener consecuencias graves debido a infecciones. Una infección en una de estas heridas, puede llevar a peligrar incluso por la vida de una persona, amputaciones, o a padecer fiebre y molestias desagradables.

Es cierto que la mayoría se curan mediante un proceso natural sin intervención. Y que suelen cicatrizar rápido, en las primeras 3 semanas. No obstante, en algunas personas con problemas de coagulación en la sangre, de plaquetas, diabetes, o por infecciones, eso puede hacer que se alargue o que el periodo de curación de una simple herida se transforme en un incordio.

Según especialistas, las heridas no son un mal menor. Se calcula que millones de personas pierden la vida al año en todo el mundo debido a heridas mal cuidadas y con complicaciones. Por eso, es importante prestar más atención a ellas.

Así lo han creído algunos investigadores, y se han puesto manos a la obra para diseñar algunas vendas o tiritas inteligentes con las que poder “monitorizar” la herida en todo momento y alertar si se producen las infecciones. Para ello, se han empleado tecnologías avanzadas y nanotubos incrustados en los vendajes, alertando de posibles problemas en tiempo real.