compras online iva

El comercio online ha crecido tanto en los últimos años que desde la Comisión Europea se han abordado cambios en el IVA para conseguir una tributación que sea más justa para todos los implicados en las operaciones de compraventa transnacionales y a la vez simplificar los procesos tributarios.

Si como propietario de un e-commerce solo vendes en España y tus proveedores son todos nacionales, esto no te afecta en nada, puedes seguir operando con total normalidad. Pero si sueles vender a otros países de la Unión Europea o adquirir productos o servicios de proveedores extranjeros, debes aplicar desde ya las nuevas directrices.

La complejidad del IVA en el e-commerce

Una de las grandes ventajas de tener una tienda online es que gracias a ella puedes vender productos y servicios en cualquier rincón del globo, que es algo que está muy bien. Sin embargo, cuando realizas operaciones comerciales fuera de las fronteras nacionales pueden llegar a surgir dudas sobre la aplicación del IVA, porque este impuesto no es igual en todo el mundo.

Se trata de un impuesto que grava el consumo y que pagan los consumidores. Tú, como propietario de un e-commerce, recoges ese dinero y debes encargarte de depositarlo en Hacienda en tiempo y forma.

cambios en el iva de venta productos online

Hasta que han llegado los cambios en el IVA que vamos a ver, el funcionamiento era el siguiente. Si a través de tu tienda online vendías productos o servicios a un particular o empresa de otro país pero perteneciente a la Unión Europea, aplicabas el IVA español que correspondiera según el tipo de producto. Ahora bien, si la venta se hacía a una persona o entidad radicada fuera de la Unión Europea, entonces la operación quedaba exenta de este impuesto al consumo.

El problema surge cuando vendes o compras mucho a alguien que se encuentra dentro de la Unión Europea. En este caso eran los Estados los encargados de determinar en qué punto debías darte de alta ante su organismo fiscal y aplicar su IVA en tus facturas. Pero esto ha cambiado.

También se ha modificado la tributación de las importaciones. Hasta ahora aquellas que tuvieran un valor por debajo de los 22 euros estaban exentas de pagar el IVA, pero ya no es así.

Cambios en el IVA para conseguir un sistema más sencillo

Este sistema que acabamos de exponer resultaba desconocido para muchos emprendedores y además implicaba tener que manejar muy bien la legislación fiscal de diferentes países, algo que resulta extremadamente complejo.

Precisamente por ello, la Comisión Europea ha acabado con el problema y ha regulado la aplicación del IVA en el e-commerce con una serie de normas que son iguales para todos. A partir de ahora, si a través de tu tienda online vendes más de 10.000 euros al año en cualquier otro país de la Unión Europea, debes aplicar en tus facturas el IVA del país de destino. Si tu volumen comercial está por debajo de esa cifra, puedes seguir aplicando con total normalidad el impuesto español.

Por otro lado, ya no hace falta que te des de alta ante la Administración Fiscal de otro Estado para poder aplicar su IVA. Se ha creado un sistema de ventanilla única que se encarga de remitir a cada Estado comunitario la tributación recaudada fuera de sus fronteras.

En cuanto a las importaciones, a partir de julio de 2021 los cambios en el IVA implican la desaparición de las exenciones. Toda importación que hagas desde otro país de la Unión Europea quedará gravada con el IVA correspondiente al país de destino. Es decir, que pagarás el IVA español, con independencia del valor de la compra.

Lo que sí se mantiene es la exención del pago de derechos de aduana si el importe de las mercancías no supera los 150 euros. De esta forma, lo que se busca es acabar con el fraude en las importaciones.

cambios en el iva marketplaces

El IVA en las ventas a través de los marketplaces

Cada vez son más los emprendedores que deciden vender sus productos a través de marketplaces, plataformas que facilitan la venta y actúan de intermediarias entre el vendedor y el comprador. Los ejemplos más conocidos son Amazon y Ebay.

En algunos casos el emprendedor tiene su propia tienda online y, además, complementa sus ventas a través de los marketplaces. En otros, directamente se prescinde de la tienda online y la venta se hace directamente a través de plataformas de terceros.

Aquí también llegan cambios. Ahora son las plataformas las que deben ocuparse de la recaudación y el pago del IVA en los Estados en los que vendan productos, siendo indiferente si los marketplaces actúan como vendedores directos o como intermediarios entre un vendedor y el consumidor final. Las que sí quedarán exentas de gravamen serán las ventas realizadas a este tipo de plataformas.

compras online

¿Por qué se producen ahora estos cambios en el IVA en el e-commerce?

Las ventas online se han multiplicado en los últimos años, y han crecido todavía más con la llegada de la pandemia. Ha aumentado el número de tiendas online y también el número de consumidores, lo que complicaba todavía más la gestión del IVA.

Lo bueno del e-commerce es que es un sector en el que no existen las barreras. Cualquier pequeño emprendedor que trabaja desde su casa puede llegar a vender productos a una empresa ubicada en Alemania. Y eso está muy bien en términos de rentabilidad para el propietario del negocio y también en términos de competitividad, pero supone un problema para las Administraciones Tributarias.

Aunque la Unión Europea siempre se ha resistido a tener una política fiscal común, en esta ocasión se ha dado un paso para unificar la normativa y conseguir que los criterios de aplicación del IVA en las operaciones intracomunitarias de comercio online sean iguales en todos los Estados. Esto supone un beneficio para las Administraciones Tributarias, pero también le pone las cosas un poco más fáciles a los emprendedores, que se pueden olvidar de trámites complejos para darse de alta ante el organismo de Hacienda de terceros países.

Si tienes un e-commerce y vendes o compras habitualmente en otros países de la Unión Europea, no te olvides de empezar a usar el IVA tal y como hemos expuesto para ahorrarte posibles problemas.