contratar empleados

Uno de los logros más importantes en la carrera de un emprendedor es poder contratar empleados, porque eso significa que su proyecto va bien y necesita ayuda para seguir creciendo. Sin embargo, contratar al primer empleado no es tan fácil como puede parecer, porque el desconocimiento sobre temas legales y de recursos humanos suele dar lugar a ciertos errores.

Pero no es necesario que cunda el pánico, con los consejos que vamos a ver a continuación empezar a crear tu propio equipo de trabajo te resultará mucho más fácil y además te evitarás pasar demasiado tiempo en busca del candidato perfecto, e incluso acabar contratando a una persona que no se amolda bien a lo que necesitabas.

No sabes bien qué necesitas al contratar al primer empleado

requisitos para contratar al primer empleado

Seguro que quieres buscar el candidato ideal, pero antes de ponerte con ello debes tener bien claro qué tareas va a asumir esa persona, porque solo así podrás hacerte una idea del tipo de trabajador que necesitas. No tener claro lo que se busca es uno de los grandes errores al empezar a formar un equipo de trabajo.

Esto puede hacer que crees un perfil irreal porque exiges capacidades difíciles de encontrar en un mismo candidato o que acabes cubriendo la vacante con alguien que tiene no tiene las habilidades que son necesarias para ejercer el trabajo. Para que no ocurra, lo mejor es que cojas lápiz y papel y definas el puesto a cubrir.

Si conoces bien el puesto lo tienes mucho más fácil a la hora de establecer las habilidades y requisitos que serían deseables en el candidato. Además, ten en cuenta factores algo más subjetivos como los intereses personales del posible empleado y sus metas profesionales a corto y largo plazo.