martes, 16 agosto 2022 11:45

Smartwatch contra la diabetes: así lo plantean Apple y Samsung

Los smartwatch empiezan a ser tan habituales como los smartphones, sobre todo gracias a sus mejoras en medición de todo tipo de parámetros y al aumento de la actividad deportiva y de aventura por parte de la población. Estas maravillas tecnológicas hacen de todo y lo de dar la hora es lo de menos: calculan distancias, calorías, pulsaciones, y hasta el tan útil con la pandemia oxígeno en sangre; la mayoría tienen GPS, puedes descargar música y hasta pagar en las tiendas. Pero faltaba un sensor que monitorizara algo vital para millones de personas: los niveles de glucosa para aquellos que padecen diabetes. Pues en parte es ya realidad y grandes compañías como Apple y Samsung lo van a incluir en sus nuevos modelos.

Hasta ahora para saber ese parámetro era necesario tener una pequeña muestra de sangre. Por supuesto, tu smartwatch no te pinchará para saberlo, sino que usará una técnica no invasiva y te tendrá al tanto en todo momento de tu nivel de glucosa. Todos los rumores apuntan a que los futuros Samsung Galaxy Watch 4 como Apple Watch Series 7 incluirán sensores ópticos capaces de monitorizar ese nivel de glucosa en sangre sin que te enteres. Pero no son los únicos, como ahora veremos, e incluso otros ya se han adelantado.

Samsung Galaxy Watch 4

Samsung, aunque acuciado sobre todo por las marcas chinas como Huawei por un lado, o por otras especializadas en smartwatches como Garmin o Polar, sigue siendo líder no sólo en cuanto a móviles, sino en sus accesorios. No podía faltar entre sus nuevos retos incluir este necesario sensor de glucosa en su próximo modelo, previsto para verano o segunda mitad de este año. Con ello podría conseguir otro objetivo: adelantarse al lanzamiento del modelo de Apple, también trabajando en ello, como luego veremos.

Pero podría estar también en un modelo actual modificado: no está decidido pero podría incluirse en el Samsung Galaxy Watch Active 3. Samsung ya iba avisando de esta novedad y mejora desde enero de 2020, mencionado en un comunicado publicado en la revista ‘Science Advances’, donde se hablaba de la espectroscopia Raman y que proporcionaría una alta precisión para el cálculo de la glucosa. Eso sí, hay un matiz importante: esa lectura sería constante pero aproximada, con lo que habría que compaginarlo con el glucómetro invasivo. El motivo -que también afecta a los sensores subcutáneos- es que no son totalmente  precisos y sobre todo tiene un retraso de unos 15 minutos tanto en subidas como bajadas.


- Publicidad -