olpreneur

Si echamos un vistazo a las listas de los emprendedores que más éxito han tenido en los últimos años siempre nos encontramos con gente joven. De ahí que mucha veces liguemos indisolublemente los términos de emprendimiento y juventud, pero lo cierto es que las cosas están cambiando y cada vez es más evidente que emprender puede ser también una aventura para quienes ya han superado la barrera de los 50 años.

En Reino Unido se está dando lo que se conoce como el fenómeno de los oldpreneurs, personas que deciden emprender una vez que ya han cumplidos los 50 años. En ese momento de la vida en la que lo normal hasta ahora era estar pensando en la jubilación en lugar de en todas las preocupaciones asociadas con tener un negocio propio.

¿Por qué emprender en la madurez?

emprender siendo mayor

La esperanza de vida está en aumento, lo que implica que una persona puede vivir tras la jubilación unos 20 e incluso 30 años. Tiempo en el que ya no va a tener que trabajar y en el que hasta se puede aburrir. De ahí que las personas más activas se planteen que este panorama no es demasiado atractivo para ellas y busquen algo que hacer para esa nueva etapa de su vida.

A ello hay que sumar que el importe de las pensiones está en descenso en casi todos los países del mundo desarrollado debido al envejecimiento de la población. Hay más mayores cobrando la jubilación que jóvenes trabajando para pagar esas pensiones, así que las mensualidades tienen que ser necesariamente más bajas. En definitiva, quienes emprenden en la madurez lo que buscan es, por un lado, tener algo que hacer y, por otro, poder mantener un nivel de vida digno con unos ingresos adecuados.