miércoles, 21 abril 2021 1:36

Dieta militar: cómo usarla para ‘fusilar’ los kilos de más

Perder peso rápidamente se ha transformado en casi una obsesión. Existen muchas dietas de todo tipo, con objetivos muy diversos y con bases igualmente dispares. Entre ellas, algunas que son bastante cuestionables. A todas ellas deberías agregar también la dieta militar, una variante que pretende hacerte perder varios kilos de una forma bastante rápida y que puede ser interesante para ocasiones puntuales.

Una dieta bastante estricta y con algunas limitaciones de lo que se consume para bajar volumen y favorecer la quema de grasas. Una forma de ayudarte a alcanzar el objetivo del vientre plano en solo unos días, pero que deberías tener una serie de consideraciones antes de lanzarte a realizarla…

Lo que deberías saber sobre la dieta militar

¿Qué es la dieta militar?

dieta

Para seguir esta dieta militar, hay que llevar una rutina durante 3 días que consistiría en seguir las siguientes recomendaciones para el menú:

  1. Primer día:
    • Desayuno: comienza el día con una rebanada de pan tostado con mantequilla de cacahuete o aceite de oliva. Se puede acompañar de una taza de café o té.
    • Almuerzo: a la hora de la comida, puedes tomar una tostada de pan integral con una lata de atún en conserva (170 gramos solo) y beber café o té.
    • Cena: al finalizar el día se puede tomar una ración pequeña de carne roja magra o blanca. Puede ser pavo, pollo, vaca, cerdo,…, lo que te apetezca, pero sin superar los 85 gramos. Eso se acompaña con unos 340 gramos de guarnición de judías verdes. En cuanto al postre, puedes tomar medio plátano, una manzana pequeña, o una taza de helado de vainilla (unos 340 g).
  2. Segundo día:
    • Desayuno: el segundo día se debe comenzar con una tostada de pan integral con un huevo cocido y medio plátano. También puedes beber una taza de café o té.
    • Almuerzo: al medio día se vuelve a comer otro huevo cocido, una taza de queso fresco y 5 galletas saladas.
    • Cena: para finalizar el día, por la noche se come un poco de carne de pollo o pavo, una taza de brócoli, media taza de zanahorias, y medio plátano. Se puede tomar postre de 170 gramos de helado de vainilla.
  3. Tercer día:
    • Desayuno: incluye una loncha de queso cheddar o requesón de unos 30 gramos. También puedes consumir 5 galletas saladas y una manzana pequeña. Por supuesto, continúa con la taza de té o café.
    • Almuerzo: come una rebanada de pan tostado y un huevo cocido duro.
    • Cena: finaliza con una lata de atún en conserva, medio plátano y 340 gramos de helado de vainilla.

No olvides beber al menos 2 litros de agua diarios para mantenerte hidratado y eliminar toxinas, además de no superar esos 3 días recomendados. En caso de necesitar una repetición, espera 4 días con una dieta normal, y vuelve a realizar otro intento de 3 días más…


- Publicidad -