vivir de alquiler

Aunque se temía que la crisis de la Covid-19 afectara al mercado inmobiliario, lo cierto es que en las grandes ciudades sigue habiendo una gran demanda de vivienda de alquiler y los precios no han bajado demasiado en los últimos meses. Pero alquilar una casa no es tan sencillo como parece, lo normal es que al inquilino se le exijan una serie de garantías, y si quién quiere alquilar es un autónomo, la cosa puede complicarse un poco.

Estabilidad, seguridad y solvencia son los rasgos que definen al arrendatario ideal, pero en el caso de un autónomo es muy difícil que se presenten estas tres características, y es que no podemos olvidar que su estabilidad y seguridad dependen del mercado, mientras que su solvencia depende de que sus clientes no sean morosos. Aún así, un trabajador por cuenta propia puede alquilar una vivienda para vivir, pero deberá presentar una serie de papeles.

¿Qué documentos hacen falta para celebrar un contrato de alquiler?

autonomo contrato alquiler casa

La Ley de Arrendamientos Urbanos no impone en ningún caso que el posible inquilino tenga que presentar al arrendador documentos que justifiquen que es una persona solvente. Sin embargo, en la práctica se viene haciendo así desde hace algunos años. De hecho, hay personas que no alquilan la vivienda si el interesado en ser inquilino no tiene un contrato fijo.

El índice de morosidad ha crecido en los últimos años, y lo que menos quiere un propietario es alquilar su vivienda y quedarse sin cobrar la renta y además no poder acceder a la vivienda. Por eso, es normal que se pidan documentos para comprobar la solvencia. En muchos casos lo que se pide es una copia del contrato de trabajo y las tres últimas nóminas.