miércoles, 14 abril 2021 23:32

La presión sobre Endesa se dispara: último revés al cierre de As Pontes

El informe definitivo de Endesa sobre el futuro de la central térmica de As Pontes debía haber llegado antes de que finalizara 2020, pero nada se sabe sobre la decisión final. La presión es máxima en el entorno de la planta gallega, donde trabajadores y empresarios de la zona contienen la respiración. La continuidad de la central, sin carbón pero con biocombustibles, también mantiene en jaque al comité técnico creado al efecto -IDAE (MITECO), Inega (Xunta de Galicia) y Ayuntamiento de As Pontes-.

Para echar más leña al fuego, la empresa proveedora de residuos durante los ensayos técnicos ha presentado un estudio que garantiza el suministro de biocombustibles, y para la Xunta la pervivencia de un proyecto que supla al carbón en la comarca resulta “prioritario”. Si bien todavía “no se puede hablar de retrasos”, porque las fechas comprometidas “son orientativas”, según aseguran fuentes de la eléctrica, lo cierto es que a Endesa se le agotan los plazos y parece que también los argumentos para el cierre efectivo de la planta.

“Lo que no esperaba Endesa es que las pruebas con biocombustibles dieran tan buenos resultados”, explica a MERCA2 el secretario de organización de UGT FICA Endesa Galicia, Marcos Prieto. La energética dirigida por José Bogas “tendrá que replantearse ahora sus proyectos”, afirma el representante sindical, porque la alternativa de la generación de energía a partir de biocombustibles “sería además de rentable lo más ecológico del mundo”, un hito “a nivel global”.

La eléctrica reitera que su decisión estará sujeta a “criterios de viabilidad y rentabilidad” y que se hará pública de forma “inminente”. Técnicos y trabajadores defienden que la central es sostenible sin carbón y se niegan a aceptar el ultimátum: “o funciona toda la central o la achatarramos entera”. Hay soluciones intermedias y transitorias previas a la alternativa definitiva.

El último revés frente a la presumible estrategia de Endesa, proclive al cierre, lo asestaba la Agroamb, la empresa suministradora de biocombustibles para la reconversión de la descarbonización de As Pontes. Y lo ha hecho garantizando, en un cronograma de un año, el abastecimiento que aseguraría el funcionamiento de la central de As Pontes.

IDENTIFICAR MÁQUINAS, BIOCOMBUSTIBLES Y EMPEZAR

En el informe presentado por la empresa, al que ha tenido acceso MERCA2, se establece un itinerario temporal para la articulación correcta de actores y recursos para garantizar el suministro de biocombustibles necesarios para asegurar el funcionamiento de la central.

En este sentido, el documento destaca “la importancia de establecer una cadena robusta y estable de gestión y selección de los distintos subproductos, para abastecer a los futuros proyectos, tanto de biogás como de plantas de valorización que se proyecta implementar en Galicia”. Y, por este motivo, ese estudio considera “imperativo” empezar “lo antes posible” considerando que “la reutilización de la central térmica como puente entre el excedente actual y las plantas futuras”.

De la misma forma, el informe evalúa “la necesidad de actuaciones industriales para adaptar las instalaciones existentes a la producción continua de biocombustibles con el fin de garantizar un suministro de 1,5 millones de toneladas (tn) al año, con una media de 28.000 tn semanales“. En este contexto, y desde el punto de vista tecnológico, “ya está definido el lay out de la instalación”, asegura el texto.

En otras palabras, “para acometer estas inversiones se requiere articular el correspondiente contrato de suministro para dotar al proyecto de garantías precisas”, prosigue el informe, “también es imprescindible la implicación de las administraciones involucradas para evitar dilatar la puesta en marcha”. De hecho, “no se descarta la constitución de un cluster entre los actores actualmente dedicados a la gestión de estos subproductos a nivel autonómico”, para asegurar y proteger un suministro de biocombustible para la central estable, sostenible e ininterrumpido.

ASAMBLEA Y DECISIONES POSTERIORES

Confederaciones de empresarios de Galicia y de España han remitido cartas de apoyo a un futuro proyecto sin carbón en As Pontes, según explica Prieto, porque “no se trata de un proyecto local, tenemos que verlo como un proyecto global, que generará empleo en el rural, y constituirá un bien medioambiental para España“.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”536393″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

El secretario de organización de UGT FICA Endesa Galicia ha anunciado también la celebración de una asamblea, este jueves, 7 de enero, “porque la inactividad de la empresa nos puede llevar a que cuando queramos actuar sobre la central sea tarde”. No se descartan nuevas movilizaciones si no se adoptan medidas concretas. “Hasta ahora hemos dejado trabajar a los técnicos, pero llega el momento de actuar”, asegura.

Las pruebas y los estudios técnicos que comenzaron en septiembre se realizaron con el objetivo de dar y quitar razones a la hora de afrontar la transición “más justa” para el entorno laboral y empresarial de la central térmica de As Pontes, que pasa por los biocombustibles.  En este sentido, la energética puso a prueba las posibilidades de este proyecto para avalar, con criterios técnicos, una decisión que le permitiera salir de la incómoda encrucijada en la que se encuentra como propietaria de la central.

El cierre es la opción principal de Endesa, pero la técnica se ha impuesto a otros intereses muy difíciles de conjugar con la transición justa para los territorios afectados por el cierre del carbón. La decisión de la compañía no es fácil, porque además tiene y ofrece alternativas a este cierre, como la instalación de 1.600 MW eólicos en la zona.

Además, Endesa es la primera interesada en ofrecer proyectos sostenibles y viables en el tiempo, para no pasar, otra vez, en el corto o medio plazo, por procesos de cierres y reconversiones. Por eso serán las administraciones competentes, tanto el Ministerio para la Transición Ecológica como la Xunta de Galicia, las que tengan que mojarse de verdad, para contribuir a allanar el camino a las compañías energéticas en este viraje hacia un modelo energético responsable y sostenible.


- Publicidad -