viernes, 27 mayo 2022 21:36

Alternativas para que la tarifa plana no acabe por desaparecer

La tarifa plana se adoptó en 2013 como medida para fomentar el autoempleo en mitad de una fuerte crisis económica. Fue tan bien acogida que, aunque tenía un carácter temporal, lleva ya casi ocho años en vigor.  El único cambio importante es que la tarifa mensual de cotización de los nuevos autónomos ha pasado de 50 a 60 euros.

Sin embargo, ahora que está sobre la mesa un posible cambio en el sistema de cotización de los autónomos para implantar uno basado en los ingresos reales, la supervivencia de la tarifa plana se pone en duda. Pero desde el colectivo de trabajadores por cuenta propia creen que es necesario seguir manteniendo esta ayuda y se están proponiendo algunas alternativas.

Los nuevos autónomos pagarían menos y no necesitarían tarifa plana

solicitar tarifa plana autonomo

Aunque el nuevo sistema de cotización todavía se está negociando, la idea del Ministerio de Seguridad Social es que con la nueva forma de cotizar la tarifa plana ya no sea necesaria. Porque los nuevos autónomos cotizarán a la Seguridad Social en función de sus ganancias y, si han ganado poco, no tendrán que pagar mucho.

Lo que se busca es ayudar a los autónomos más allá de sus primeros meses de actividad, porque en todo momento podrán ajustar su cotización según la cantidad de dinero que estén ganando. De ahí que la tarifa plana corra el riesgo de desaparecer si se implanta finalmente el sistema de cotización por ingresos reales.


- Publicidad -