lunes, 5 diciembre 2022 12:07

El hartazgo de la plantilla de Canal Sur acabará en huelga prenavideña

Vox irrumpió en el panorama político español como protagonista a finales de 2018 de un cambio en Andalucía que Santiago Abascal intentó simbolizar con el cierre de Canal Sur, motor audiovisual andaluz y ‘cortijo mediático’ del PSOE durante más de tres décadas.

Cierto es que PP y Ciudadanos apostaron por repartirse el poder de la autonómica en vez de regenerarla. Y gracias a esta práctica se fichó como jefe de informativos a Álvaro Zancajo, que según UGT ha apostado por «la manipulación y la desinformación».

Y ahora PP y Cs se verán forzados a acometer un recorte del 10% del presupuesto después de haber llegado a un pacto con Vox, que lleva dos años afilando sus cuchillos contra la televisión autonómica y ha esperado al momento preciso para propinarle un buen zarpazo.

«El acuerdo político alcanzado es un golpe duro para Canal Sur», admite el director general de la Corporación Juande Mellado en El País. Este directivo, aupado al cargo por el PP gracias a su sintonía con Elías Bendodo, no sabe dónde meterse tras el acuerdo de los populares con Vox.

PLAN DE RECORTES EN CANAL SUR

En enero y febrero de 2021 se llevará a cabo un ‘plan de recortes’ en la autonómica que incidirá en «la ordenación de sus plantillas, el desarrollo de su estrategia comercial como vía para la generación de ingresos, la recomposición de contenidos y su emisión en alta definición para mejorar las audiencias».

Las actuaciones, según adelanta La Voz del Sur, estarán dirigidas en materia de personal a que «vayan dirigidas a una gestión eficiente de los recursos humanos en base a los avances tecnológicos existentes, al medio y al soporte en el que se preste el servicio público».

Vox por lo pronto se ha asegurado que la Radio Televisión de Andalucía, editora de Canal Sur, recorte su presupuesto alrededor de un 10% (en torno a 14 millones de euros) más otra partida relacionada con la partida de aprovisionamiento, contratos con productoras privadas principalmente.

DEFENSA DE CANAL SUR

Los trabajadores de Canal Sur han anunciado huelga para el 22 y 23 de diciembre, lo que hará peligrar la emisión de la Lotería Nacional, y desde la Plataforma en defensa de la RTVA han firmado un documento en el que señalan que:

Sin Canal Sur, nuestra identidad y las conquistas alcanzadas por nuestro pueblo quedarían ocultas ante un mercado audiovisual que se dedica, en exclusividad, a comercialización bajo demanda de contenidos realizados a miles de kilómetros de Andalucía. La protección y divulgación de la cultura, historia y valores del pueblo andaluz necesita de un medio público fuerte con financiación y proyección social.

– La cohesión territorial pasa por llevar la radio y la televisión andaluza a todos los rincones y territorios de Andalucía. El derecho a la información veraz de los ciudadanos sólo puede garantizarse desde la existencia de un medio de comunicación público protegido además por el Estatuto de Autonomía.

– La RTVA es la principal empresa del sector de la comunicación de Andalucía que garantiza la soberanía informativa y el cultivo de la identidad andaluza. Sin la función motriz de Canal Sur, el cine andaluz y la creación audiovisual no son viables ni sostenible la industria cultural que depende de ella.

– Miles de colectivos, entidades y asociaciones civiles quedarían sin un medio de referencia que pueda informar de sus demandas o del papel que juega la sociedad civil en el día a día de nuestros pueblos y ciudades. Millones de ciudadanos quedarían privados de un medio de comunicación que, hoy por hoy, mantiene centros en todas las provincias y ciudades importantes y que atiende a la singularidad de cada territorio y a la información de cercanía contribuyendo al desarrollo local.

El propósito de algunos partidos políticos de desmantelar e, incluso, de eliminar Canal Sur y la propia soberanía andaluza exigen una respuesta de la ciudadanía en defensa de nuestra autonomía y de este medio de comunicación público como única garantía democrática ante los ataques a la libertad de expresión vividos ya en otras autonomías como la Comunidad de Madrid o la Generalitat de Valencia, donde los medios públicos fueron sistemáticamente socavados y objeto de privatización para hacer prevalecer los intereses creados de un modelo de gestión más propio de etapas pasadas, en las que prevalecían la censura y la falta de libertades y derechos, entre ellos, la de prensa y el de información.

– Canal Sur Radio y Canal Sur Televisión requieren de una profunda renovación y de un potente impulso de acuerdo con los nuevos tiempos profesionales y tecnológicos, y también de la realidad de la sociedad andaluza. Sin embargo, nada de eso se contempla en el acuerdo, que solo estipula recortes que dañarán a estos medios de comunicación públicos y a los trabajadores, en particular, y a la ciudadanía, en general. Sin duda es necesario, en lógica coherencia con la nueva realidad andaluza, un profundo debate sobre su modelo de gestión, comenzando por repensar su estructura informativa a fin de alejarla, para siempre, de los intereses partidistas que tanto daño hacen a la credibilidad de cualquier medio de comunicación en favor de una organización directiva fruto del consenso y el concurso público de ideas. Pero ninguno de estos desafíos justifica la actual política de asfixia económica que amenaza el futuro de la RTVA y hace inviable su sostenibilidad.

CASI 400 TRABAJADORES DE CANAL SUR SALEN EN DEFENSA DE LA CORPORACIÓN

Casi 400 trabajadores de la Radio Televisión de Andalucía (alrededor de un tercio de su plantilla) también han mostrado su «hartazgo, indignación y también rabia por la constante utilización que los partidos políticos pretenden hacer de este medio público para tratar de convertirlo en un instrumento de poder y de manipulación».

Es por ello que han firmado el siguiente manifiesto:

1. El acuerdo alcanzado entre los partidos del gobierno de la Junta de Andalucía, Partido Popular y Ciudadanos, con Vox para aprobar los presupuestos daña gravemente a la RTVA y pone en peligro la prestación de un servicio público esencial.

2. El pacto, además, responde a la demanda y a la condición impuesta por Vox, que claramente ha expresado su intención de cerrar la RTVA, lo que ya de por sí es una concesión difícil de entender y también de explicar.

3. El recorte presupuestario y las medidas anunciadas no solo afectan directamente a la plantilla, sino también al sector audiovisual andaluz, lo cual sobredimensiona el problema, que atañe a decenas de miles de familias andaluzas.

4. La asfixia financiera impedirá la necesaria renovación tecnológica, el mantenimiento de puestos de trabajo o el rejuvenecimiento de la plantilla ante la amortización de plazas por jubilación o por otras circunstancias, como fallecimiento.

5. Estos hechos redundarán en un perjuicio para la sociedad andaluza, que no podrá aspirar a tener una radio televisión pública de calidad, como merece tener Andalucía.

6. Los trabajadores de RTVA, Canal Sur Radio y Canal Sur Televisión que firman este documento quieren expresar con contundencia su hartazgo, indignación y también rabia por la constante utilización que los partidos políticos pretenden hacer de este medio público para tratar de convertirlo en un instrumento de poder y de manipulación. Algo que hay que denunciar y con lo que habría que terminar dotando a esta empresa pública de los mecanismos legales necesarios para su protección.

7. Los servicios informativos de una radio y televisión públicas, como es Canal Sur, deben ser referentes, rigurosos, comprometidos con los andaluces y no con los partidos políticos o los gobiernos de turno.

8. En esta etapa, desde la llegada del actual responsable de informativos de la televisión, hemos observado comportamientos, en fondo y forma, que traspasan todas las líneas de la ética profesional y que atentan contra los elementales principios del periodismo.

9. Por estas razones, y porque hemos entendido que sus intereses no están precisamente en Andalucía ni en el servicio a los andaluces, pedimos el cese inmediato del director de los informativos de Canal Sur Televisión, Álvaro Zancajo.

10. Creemos también que, con el respaldo de los trabajadores, trabajadoras y sector audiovisual, el director general, Juan de Dios Mellado, elegido por consenso en el Parlamento de Andalucía, podría reconducir esta compleja situación de doble recorte, el presupuestario y el del rigor informativo. Esto sería posible siempre que sea capaz de atender a la verdadera razón de ser de la RTVA y, junto a la plantilla, ponerse frente a las coyunturas políticas e intereses partidistas que abocan a Canal Sur a un futuro cierre.

LÍO A LA VISTA

Canal Sur se ha convertido en el campo de batalla entre Gobierno y oposición y este hecho repercute contra una avejentada plantilla y un servicio público que fue utilizado para su servicio por el principal partido de la oposición. Vox quiere hacerse notar en este campo y en su derecho está. Lo que no está tan claro es el papel de PP y Cs, que prometieron regeneración y han en vez de ello podrían acabar desguazando el proyecto entre tijeretazos y manipulación.


- Publicidad -