sábado, 17 abril 2021 4:30

Ibai Llanos se sincera: “Ahora tengo mucho sobrepeso, pero de pequeño era atlético”

El youtuber español que recientemente se ha llevado el premio a mejor streamer del mundo en 2020 se ha sincerado en una intensa conversación de dos horas y media con el también creador de contenido Jordi Wild, en una entrevista en su canal. En boca de todos tras polémicas publicaciones por parte de medios de comunicación, y con una meteórica carrera en YouTube y Twitch, Ibai habla sobre dinero, éxito, y el lado oscuro de la fama, que sufre sin más remedio al conseguir mantener a millones de personas pegadas a la pantalla cada día.

Uno de los primeros comentarios de Ibai fue precisamente sobre su físico. “Ahora tengo mucho sobrepeso, pero de pequeño era bastante atlético”, explica, en contexto de su temprana afición por los deportes y por jugar al fútbol en el colegio. Explica que Modern Warfare II online fue el primer videojuego que le engancharía, sentando su entrada al mundo virtual.

El joven vasco, que tenía la intención de estudiar Periodismo, vio sus planes modificados al empezar en la comunidad de YouTube España haciendo gameplays de Call of Duty.

“Descubrí el LOL (League of Legends), que es el juego al que me he dedicado muchos años (…)”, y con los conocimientos autodidactas de narrador que fue adquiriendo, con apenas 18 años consiguió un tono vocal deportivo idóneo para comentar competiciones de videojuegos, detalla sobre su biografía. De ahí a narrar videojuegos durante 5 años para la empresa barcelonesa LVP (Liga de Videojuegos Profesional), lo que consolidó su carrera que ahora evoluciona exponencialmente.

Ibai comparte también recuerdos sobre el momento quizá más delicado económicamente al mudarse a Barcelona, donde llevaba una vida “humilde”, sin tampoco pasar apuros, pero sí durmiendo en un colchón en el suelo al estar en un piso con poco espacio. “Me impacta el cambio que he tenido en mi vida”, dice, aparte de señalar lo difícil que es “valorar el dinero” adecuadamente cuando empiezas a ganar “muchísimo”. “Pierdes la percepción real de lo que valen 50 euros”, señala.

“NO SOY JUSTIN BIEBER”

“Soy una persona normal, no tengo un talento especial, no soy Justin Bieber”, asegura, indicando que se recuerda a si mismo que debe mantener los pies en la tierra. “Me gusta pegarme buenas cenas”, dice, señalando que ese es uno de los caprichos que se permite. “Entretener a tantos millones de personas durante tanto tiempo” es difícil, señala Jordi Wild, alabando y valorando el trabajo de Ibai así como el suyo propio.

Así, Ibai y Wild hicieron un gran repaso a la carrera del comentarista, de solo 25 años, que colabora ahora con marcas de primera línea, como su reciente colaboración con Sony por el lanzamiento de la PS5.

“Twitch es la nueva tele”

Sobre el éxito de la también nueva empresa de streaming Twitch, dice: “Las grandes figuras de YouTube se han pasado a Twitch”, refiriéndose a los 3 gigantes hispanos de Rubius, Grefg y AuronPlay. “Creo que eso para Twitch fue un gan paso”, señala, añadiendo la potencia de interés que el confinamiento ha significado para la plataforma. Esto lleva a la conclusión de que Twitch “es la nueva tele”, apunta Ibai, indicando todas las ventajas que ofrece frente al medio tradicional.

IBAI VA AL PSICÓLOGO DESDE HACE 4 MESES

Entre cuatro o cinco horas diarias es lo que destina Ibai a su trabajo, concretamente al streaming, informa Ibai, preguntado por su jornada laboral. “Lo llevo bien porque me lo paso muy bien”, señala el narrador, frente a la advertencia de Wild de que es un trabajo “muy cansado mentalmente”. Aun así, Ibai dice que lo que más le afectan son elementos externos como presiones por parte de medios, viajes largos, etc.

Paralelamente, y aunque no fue motivado por trabajo, Ibai dice que lleva yendo a terapia desde hace cuatro meses, debido a una “cuestión personal que me dejó en la putísima mierda”. Así, explica que tras estos meses, ahora también trata con su profesional cuestiones de trabajo.

En otro orden de cosas, Jordi saca el tema de las amistades, pero también, de los “buitres”. “Son la gente con la que quería estar”, dice Ibai, refiriéndose a sus colegas y compañeros de profesión de los que se rodea.

La entrevista, de más de dos horas de duración, está llena de sinceridades y detalles por parte de Ibai imposibles de condensar. Abajo link.

 


- Publicidad -