viernes, 28 enero 2022 12:47

Marbella se consagra al turismo de lujo y al ocio ‘prime’ en alta mar

La Milla de Oro de la Costa del Sol perfila su particular oferta turística del verano de la pandemia con miras a alta mar. Y en el ocio de lujo de Marbella este año cobran especial protagonismo las apacibles aguas del Mediterráneo. La seguridad y la exclusividad encuentran acomodo en las embarcaciones atracadas en Puerto Banús. Navegación en veleros o fiestas en yates, la oferta de ocio ‘prime’ se va este año al agua de cabeza.

El plato fuerte del turismo en Marbella mantiene su oferta de lujo pero con un viraje definitivo hacia el puerto. La playa y las actividades en tierra ceden paso al esparcimiento acuático. Como prueba, varias propuestas atestiguan la tendencia. A partir de este verano, el exclusivo Puente Romano Beach Resort pondrá a disposición de sus clientes el servicio de navegación en velero. Una experiencia a bordo de una embarcación de 53 pies que “combina exclusividad y relajación” y ofrece lo mejor de navegar por la Costa del Sol.

Y en un paso más allá del mero placer de navegar, el complejo turístico rescata la conciencia y el compromiso medioambiental como reclamo para reforzar la “experiencia limpia y ecológica” que conlleva la navegación en vela, como explican desde el hotel. “El velero es propulsado por la energía natural del viento y soportado por el fluido del mar”, recuerdan los promotores de la iniciativa.

Con esta propuesta, los clientes de Puente Romano podrán disfrutar de un día de navegación apreciando, sin perder de vista la costa, las vistas a las montañas de Málaga, el Peñón de Gibraltar e incluso la costa de África mientras realizan actividades deportivas como paddle surf o snorkel.

Las travesías se realizarán a bordo del moderno velero LaCruz con diseño deportivo y apto para navegación, crucero y regata, con una tripulación completa a disposición de los clientes y equipado con un amplio solárium, ducha exterior, amplias salas de estar, cocina, cabina principal y dos cabinas de invitados, todas con baño propio.

El servicio de navegación en velero está disponible en paquetes de alquiler de cuatro y ocho horas por 750 euros y 1.200 euros respectivamente. En ambos casos se incluye la comida a bordo inspirada en los mejores platos de la auténtica cocina española.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»404712″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

La del velero es una más de las propuestas que caracterizan el turismo de lujo de este verano, en el que tiene una amplia experiencia Marbella, uno de los destinos estrella para los millonarios extranjeros, son atraídos por las fiestas de lujo, el clima y la diversidad de opciones de ocio que se les ofrece.

DEPORTE Y OCIO: DIVERSIÓN Y SEGURIDAD

Además de las célebres fiestas en yates y travesías en otras embarcaciones de los puertos marbellíes, los turistas de los resort encuentran una amplia oferta de ocio diurno en la Costa del Sol. El ténis y el pádel son dos clásicos de la propuesta deportiva del Puente Romano Beach desde que Bjorn Borg abrió el Club de Tenis en 1979, que ahora cuenta con diez pistas -ocho de tierra batida y dos plexipave- a disposición de los clientes, profesionales y principiantes, así como cuatro de pádel.

En el apartado fitness, las instalaciones invitan a comenzar el día con spinning, yoga o una sesión de entrenamiento personal con el equipo TechnoGym a disposición de los huéspedes. Además de las salas de masajes, baño turco o sauna.

El golf, la equitación, los paseos en bici, las tres piscinas al aire libre o los deportes acuáticos como paddel-surf, jet-ski, kayak, ski acuático, paseos en goleta o excursiones en moto acuática, completan el abanico de actividades.

PROGRESIVA NORMALIDAD EN MARBELLA

Puerto Banús, icono de Marbella y enclave náutico y turístico de lujo más reconocido del Mediterráneo, comienza a recobrar la normalidad. Algunos de los barcos atracados en su famoso puerto deportivo ya navegaban desde finales de junio en un mar en calma.

El periódico local Málaga Hoy recogía hace días las imágenes de uno de los yates más exclusivos que se reúnen en este espacio fundado por José Banus, hace ya casi 50 años, aunque todavía se espera que algunos famosos propietarios regresen y pongan a punto sus embarcaciones en julio y agosto.


- Publicidad -