Coca Cola Pepsi marcas
Alvalle es una de las marcas que pertenecen a Pepsi.

Visita a una gran superficie. La zona que ocupa el lineal de agua se caracteriza por una oferta sobresaliente. O, dicho de otra forma, hay botellas de todo tipo y tamaños: desde una botella de 0,25 litros, hasta los cinco litros (o más). Entre medias, botellas de medio litro, de litro, de dos litros… La mayoría, de plástico. También de cristal. Y con colores. La elección final es difícil. El consumidor se decanta por Aquabona. También le ha gustado otra con un nombre similar: Aquafina. Lo que quizás no sepa a la hora de pagar es que, con su gesto, está alimentando a dos de las grandes corporaciones mundiales de alimentación: Coca-Cola y Pepsi, respectivamente.

Aquabona está disponible en seis formatos diferentes. Incluso, dos de ellos, ofrecen esta agua con gas. Un ‘oro azul’ que procede de cuatro manantiales diferentes: Fontoira, Fuenmayor, Peña Umbría y Santolín. Pero no es el único tesoro de Coca-Cola en lo que a agua se refiere. Porque la compañía que empezó a embotellar su famoso jarabe en España allá por 1926, también tiene otras tres marcas de agua. Se trata de Vilas del Turbón, Krystal, y Glaceau Smart Water.

Vilas del Turbón procede del manantial Vilas en el macizo del Turbón, enclavado en la comarca aragonesa de Ribagorza (Huesca). Krystal, por su parte, es lo que en Coca-Cola European Partner definen como agua potable preparada gasificada, o agua de seltz. Mientras que Glaceau Smart Water es su agua Premium: se trata de un agua vaporizada y destilada con sales minerales.

Coca-Cola y Pepsi ofrecen en España más de una treintena de marcas diferentes

¿Y Pepsi? Pues en este apartado acaba siendo goleada por Coca-Cola. En otros, como veremos más adelante, es todo lo contrario. La oferta de agua de Pepsi se concreta en la citada Aquafina. En este caso, procede de un yacimiento subterráneo situado en las inmediaciones del Parque Natural del Gorbea (País Vasco).

VEINTENA DE MARCAS DE COCA-COLA

El supermercado puede dar al cliente una falsa ilusión de competencia. Retomando el ejemplo del agua, el consumidor puede tener ante sus ojos más de medio centenar de marcas. Pero, muchas de ellas, se concentran en una sola marca como Coca-Cola. De ahí que, aunque en un principio piense que hay la competencia se eleva a la enésima potencia, la realidad es otra.

Volviendo a Coca-Cola, cerca de una veintena de marcas están a disposición del consumidor. Y, éste, no identifica a un buen número de ellas con el gigante nacido en Atlanta (EEUU). Si nos centramos en las bebidas con gas, el comprador de la propia Coca-Cola (no podía ser menos), Fanta o Sprite sí puede tener claro que forman parte del mismo portfolio.

Royal Bliss es una de las marcas que vende Coca-Cola

Pero las dudas pueden surgir con otras marcas. Royal Bliss también es de Coca-Cola. No es sólo tónica. También es soda, ginger ale, ginger beer… en concreto, una gama de 10 mixers de “sabores complejos”, como lo definen en la compañía. Lo mismo puede suceder con Nordic. Se trata de una marca que ya lleva dos décadas entre nosotros. Una tónica que también puede ser zero azúcar, blue, ginger ale o rosé.

¿Más bebidas con gas de Coca-Cola en España? Si piensa que no es así, está equivocado. Schuss fue una marca muy conocida entre los años 50 y 70 en España. Sin embargo, acabó desapareciendo. Coca-Cola se hizo con ella en el 2009. La carita sonriente con el gorro blanco volvía a los hogares. Bitter Rosso, como dice su propio nombre, es su bitter. Y Appletiser está disponible en dos sabores: manzana, y manzana y granada. Ambos, ligeramente carbonatados.

PEPSI, MENOS MARCAS

Si Coca-Cola tiene una veintena de productos a la venta en España, su eterno rival en el mundo, Pepsi, se conforma con 14. Pepsi, en sus diferentes versiones, es la estrella. Pero el contrario de Fanta, que sería Mirinda, lleva décadas desaparecida de los estantes. ¿Quiere eso decir que no tiene un zumo de naranja o de limón con gas? Lo tiene. Y se llama Kas.

Puede haber quien identifique la marca con sus orígenes en el País Vasco. Pero fue en la década de los 70 y los 80 cuando la firma entró en caída libre. Los bancos acreedores entraron en el capital y acabaron vendiendo la compañía a Pepsi.

Otras bebidas que quizás el más común de los mortales no sepa que son de Pepsi son Lipton, Mountain Dew, Gatorade, Kevita, Tropicana, Radical, Kasfruit y Greip. Esta última, un mosto, no tiene su otro yo en Coca-Cola. Lo que sí tiene su versión en Pepsi es Sprite. Hablamos de 7up.

Santiago Bernabéu cubierta retráctil

FCC arranca la cubierta retráctil del estadio Santiago Bernabéu

Un año se ha cumplido desde que FCC pusiera ‘la primera piedra’ de la reforma del Santiago Bernabéu. Un año en el que la...

Para los más inexpertos en el tema, Lipton es el té de Pepsi que Coca-Coca tiene con Nestea. Mountain Dew tiene cafeína. Coca-Cola, por su parte, tiene dos bebidas energéticas: Burn y Monster.  Y zumos y néctares de fruta son Minute Maid, en Coca-Cola, y Kasfruit y Tropicana, en Pepsi.

Aquellos que aman el deporte, las bebidas con sales minerales forman parte de su particular estilo de vida. Y tanto Coca-Cola como Pepsi les acompañan. Aquarius y Powerade son la oferta de la primera; Gatorade, de la segunda.

MARCAS DE ALIMENTACIÓN

Coca-Cola tiene otras marcas que el gran público seguramente desconozca que son de su propiedad. Es el caso de los zumos infantiles Capri-Sun, o de la bebida ecológica Honest. En el caso de Pepsi, a más de uno le sonará a chino Kevita (se trata de una bebida refrescante y ligeramente efervescente elaborada con té fermentado con microorganismos). O Naked, su gama de Power Full Smoothies.

Pero más allá de las bebidas, sean del tipo que sean, y sobre todo en el caso de Pepsi, en su cartera tiene una serie de productos de alimentación. En más de una ocasión, se echan en el carro de la compra por parte de los consumidores, sin saber que son suyos.

A aquellos que les guste el gazpacho, seguramente reconocerán a Alvalle como una de sus marcas favoritas. También el salmorejo, o el ajoblanco. Pues Alvalle es de Pepsi. Y si lo que es el comprador es un fanático de los snacks, ahí Pepsi es su mejor aliado.

Porque las patatas fritas Lays, o de la Churrería Santa Ana, son de Pepsi. También Doritos, Cheetos, Ruffles, o Matutano, con su marca Forno que incluye almendras, pistachos, cacahuetes, pipas o diferentes mixes.

Como puede apreciarse, no sólo de refrescos se alimentan los ingresos de Pepsi en España. Porque hay todavía más. La marca Cruesli, asimismo, es de Pepsi. Se trata de cereales, ideales para desayunar o para cualquier otra hora del día. También son cereales (maíz, trigo y avena), pero en forma de snack, la marca Sunbites. Y un tercer refrigerio es Off the Eaten Path. En este caso, sus ingredientes son vegetales como guisantes, frijoles y alubias blancas.

Más allá de los sazonados, Pepsi incluye en su amplia gama de productos de alimentación su contrario. Es decir, dulces. Se trata de la marca Chipicao. En concreto, son bollos y croissants hechos al horno que pueden estar rellenos de crema de cacao o vainilla.

Como puede apreciarse, en los lineales de supermercados existe una gran variedad de productos de Coca-Cola y de Pepsi. Y, viendo la amplitud de la gama, lo más normal es que se desconozca por parte del gran público que una gran parte de ellos están bajo el brazo de ambas firmas.