domingo, 2 octubre 2022 6:05

Errores frecuentes al emprender por primera vez

De pronto un día nos despertamos con la grandiosa idea de echar a andar ese proyecto que nos ha rondado la cabeza desde hace ya un tiempo. Crees que es el mejor momento para atreverte, arriesgarlo todo y lograr lo que te has propuesto. Y eso está muy bien, pero no hay que perder de vista los errores al emprender que son más habituales entre los nuevos autónomos.

Tal es tu entusiasmo con el proyecto que piensas en renunciar en tu trabajo fijo, pedir un préstamo bancario y poner todos tus ahorros en tu idea, pero el entusiasmo y ganas de ver materializada tu ambición no son suficientes para emprender. Sin duda son importantes para que las cosas funcionen, pero pensando con la cabeza fría, el depender únicamente de tu optimismo puede cegarte y no dejarte ver todo lo que se necesita para hacer que un proyecto funcione, lo que te llevará a cometer una serie de errores que pueden acabar en la pérdida de tus ahorros, la aparición de deudas y otros problemas.

Lee con atención los siguientes errores frecuentes cuando emprendes por primera vez para evitar tragos amargos y estar prevenido.

No tener un plan de negocio

errores al emprender mas frecuentes

Es el documento principal que rige cualquier proyecto desde su arranque, pues definirá todos los pasos a seguir en el negocio, además de ser una puerta de entrada a las posibles inversiones de terceros y la obtención de préstamos. Esto es fundamental en todo caso, aunque tu idea sea emprender en Internet.

Imagina que tienes una cita con un inversionista al que has pedido apoyo financiero. Llegas a la reunión y te pregunta, ¿en cuánto tiempo recuperaré mi inversión? ¿Cuáles serán tus gastos fijos? ¿Cuántas personas contratarás? ¿Cuál será el coste del alquiler? Y tú solo lo miras y tratas de contestar con lo que tu intuición te dicta. El inversionista no querrá tener nada que ver con tu idea por muy buena que parezca, ya que no tienes plasmadas tus metas ni tus proyecciones financieras. 

El punto anterior también se aplica para ti si eres tú quien está pensando en invertir una buena suma de capital. Así que no te arriesgues demasiado. Siéntate con lápiz y papel y redacta todo detalladamente. Una vez que lo termines, te darás cuenta de todas las debilidades y fortalezas de tu negocio, además de que te permitirá tener claras las metas que deseas alcanzar a lo largo del tiempo.



- Publicidad -