miércoles, 17 julio 2024

«Arrojado como basura»: encuentran un pony muerto atado a una farola

Los casos de maltrato animal están a la orden del día. De ahí que cada sean más los que exigen que se implementen penas mayores para este tipo de sucesos. El último caso es buena muestra de lo que el ser humano es capaz de hacer en ciertas ocasiones: un pony ha aparecido muerto y atado a una farola.

El suceso ha tenido lugar en el estacionamiento de Gopsall Wharf, en el pueblo de Snarestone (Leicestershire). Fueron unos trabajadores los que se encontraron al pony muerto en unas condiciones lamentables. Es más, según recoge el diario The Independent el animal había sido «arrojado como basura con punta de mosca».

Estos empleados alertaron rápidamente a la RSPCA. La organización benéfica de animales ha comenzado una investigación. Por el momento creen que el pony fue transportado en un camión antes de que su dueño atara sus patas a una farola. «El pony estaba en malas condiciones corporales con las costillas, las caderas y la columna vertebral sobresaliendo. Y tenía las pezuñas demasiado grandes», ha aclarado un miembro de la organización.

EL PONY MUERTO NO ES UN CASO AISLADO

«No está claro qué causó la muerte del pony, pero sospechamos que su cuerpo fue llevado al lugar en un remolque o camión por los responsables que luego ataron la cuerda de sus piernas a la farola, antes de irse, arrastrando su cuerpo fuera del vehículo al piso», ha señalado desde la RSPCA.

«Es increíblemente triste pensar que alguien no solo la dejó tener un mal estado de salud, sino que luego dejó su cuerpo para que alguien más lo tratara en un lugar tan público, es enormemente irresponsable», añadieron. Lo cierto es que no se trata de un caso aislado. El año pasado la RSPCA acogió a más de 820 caballos y recibió más de 20.000 llamadas de emergencia sólo para animales de este tipo.


- Publicidad -