'Gran Hermano'
Rosa María Mateo se ha granjeado varios enemigos internos en RTVE.

Bajan revueltas las aguas en la inestable RTVE que comanda sin fuste Rosa María Mateo, que hace dos años prometía regeneración y ahora no sabe a dónde mirar mientras PP y Ciudadanos le recuerdan que dijo que se marcharía en cuanto se formase Gobierno. Y, lo sepa o no, ya se ha formado.

Enrique Cerezo, siempre al quite, aprovecha el descontrol interno que reina en RTVE para vender un producto. El ‘rey del cine español’ era acusado por el PSOE de hacerse de oro bajo los gobiernos del PP con films añejos. Pero ahora está a punto de venderle una serie a la Corporación Pública que se verá por La 2.

Este producto estará dirigido por Ana Pérez-Lorente y Antonio Resines, que adaptarán a la televisión el exitoso documental ‘Historias de nuestro cine’. Tal y como explicó el actor en ‘La Resistencia’, uno de los capítulos estará centrado en Juan Mariné, director de fotografía de 99 años que grabó en entierro de Durruti, ahí es nada.

LAS OLIMPIADAS SE VERÁN EN RTVE

Hecho insólito: RTVE no ha comprado las Olimpiadas de Tokio cuando quedan menos de cinco meses para arrancar. Cierto es que fuentes internas a la Corporación pública aseguran a MERCA2.es que “los derechos están apalabrados y la gestión de equipos se está diseñando como si estuviesen comprados”.

Pero no lo están porque el Ministerio de Hacienda les tiene que proporcionar una partida extra de alrededor de 53 millones de euros con los que pagar a Discovery, que está deseando quitárselos de encima porque difícilmente los va a rentabilizar vía publicidad en sus canales españoles (DMax y Eurosport).

Rosa María Mateo ya advirtió en octubre del año pasado sus intenciones: “El presupuesto actual de RTVE es el de 2018, que ha quedado prorrogado y no contempla recursos para hacer frente a los costes necesarios para retransmitir los Juegos Olímpicos”.

“Si no ofrecemos por la televisión pública los Juegos de Tokio sería la primera vez en la historia que RTVE no retransmitiera esta importante cita deportiva”, añadió Mateo, que sigue sin dimitir a pesar de asegurar que lo tiene encima de la mesa.

DIMISIÓN

PP y Ciudadanos le recuerdan a Mateo que prometió que iba a dejar el cargo cuando se formase Gobierno. Y ella ahora dice que está a punto: “Presentaré mi dimisión inmediata para que se acepte o no se acepte, depende. En cualquier caso, espero estar un tiempo muy determinado en este cargo, no me voy a atar a la silla en ningún momento y no voy a estar deseando seguir aquí a costa de lo que sea”.

Pedro Sánchez, que hace dos años decía que “la manipulación también es corrupción”, controla RTVE a través de un comisario político socialista, Enric Hernández. Y reinando y hundiendo el mediodía de La 1 se encuentra el exministro Màxim Huerta, que gana alrededor del doble de lo que se embolsaba al frente de la cartera de Cultura y Deporte.

ENFADO DE LOS CONSEJOS DE INFORMATIVOS DE RTVE

Los Consejos de Informativos de RTVE exigían hace unos días que “no debe continuar gobernada por cargos provisionales, porque genera inestabilidad y graves consecuencias para su labor diaria. Por eso urgimos a completar el concurso público puesto en marcha en 2018”.

También urgieron “a que se acabe la situación de provisionalidad en RTVE y se complete el concurso público. Instamos a los poderes Ejecutivo y Legislativo a que retomen el proceso de selección de candidatos”.

El año pasado fueron más duros y exigieron “la necesaria la estabilidad en las más altas instancias de la Corporación, para poder desarrollar un proyecto de programación informativa con perspectivas de futuro. Por otro, es imprescindible atajar cuanto antes las interesadas campañas de desprestigio que, sobre todo, pretenden coartar el libre ejercicio profesional y transmitir una imagen deformada de sus informativos”.

Y le enviaron un par de coz a Mateo: “La Administración Única Provisional se está manteniendo en el tiempo más de lo que sería deseable, teniendo en cuenta que seguimos aspirando a un Consejo de Administración elegido por concurso y en el que el presidente cuente con el consenso”.