martes, 19 octubre 2021 0:17

El dueño de Lizarrán amplía mercado con un concepto que mezcla hamburguesa y burrito

Comess Group lo ha vuelto a hacer. El grupo propietario de Lizarrán, Cantina Mariachi, DonG o Pasta City, entre otros, ha anunciado la puesta en marcha de Burgrito’s, una nueva cadena con la que pretende sumarse a un nuevo campo gastronómico y, así, completar casi todos los rincones de este mercado. La apertura del primer local en nuestro país ha tenido lugar en Vitoria, aunque la empresa se ha marcado el objetivo de abrir la persiana de 10 establecimientos más.

El producto estrella del proyecto consiste en una combinación exitosa que mezcla el burrito mexicano y la hamburguesa con patatas fritas. La incursión de este novedoso concepto en el negocio refleja el proceso de crecimiento y expansión que está atravesando la compañía. Desde que en 1988 se produjese el pistoletazo de salida del primer Lizarrán en Sitges (Barcelona), la franquicia no ha dejado de adquirir o crear restaurantes.

En 1993 nació Cantina Mariachi, la parte mexicana del grupo. En el segundo trimestre de 2019 la marca creció más de un 40% en su cifra de ventas, afianzándose como una de las grandes apuestas dentro de la firma y beneficiando al desarrollo nacional e internacional de Comess Group. Pasta City, rama que confecciona la comida italiana, le tocó esperar hasta el 2001 para poder estrenarse.

Haciendo referencia a estos resultados, Virginia Donado, directora general de Cantina Mariachi y de Lizarrán, aseguró: «El auge de la comida mexicana, así como la variedad y la originalidad de los platos y sabores que ofrecemos en nuestra carta hacen que las posibilidades de crecimiento y explotación de la marca sean infinitas«.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»165013″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

A partir de 2016, con la adquisición de Don G, la compañía adquirió el toque nacional que hasta ese momento no poseía. Esta cadena se caracteriza por un novedoso concepto definido como “fast-food” español y del que se espera que se establezca como una de las líneas futuras para el ascenso de la sociedad.

En los últimos tres años, la empresa ha obtenido los derechos de master franquicia de The Counter, The Build y Coldstone Creamery y la propiedad de Pieology o Bezumm. Con estos últimos movimientos y junto a la fundación de Casa García, la última en llegar, el grupo de restauración persigue hacerse un hueco en sectores que todavía no había explotado como es el caso de las hamburguesas, los helados, las pizzas o el de los bares de un corte más tradicional.

LIZARRÁN, EL BUQUE INSIGNIA

En el 2019, Commes Group estuvo de enhorabuena y su enseña estrella, Lizarrán, no iba a ser menos. En el verano pasado, el restaurante anunció que durante los primeros seis meses del año superó los 20 millones de pinchos vendidos.

Las novedades y constantes cambios introducidos en la carta, como el exitoso ‘4×4’, lanzado en mayo y con la que los clientes pueden disfrutar de 4 pinchos o 3 pinchos y una bebida por 4€ recibió una gran acogida.

Virginia Donado afirmó que “las cifras alcanzadas suponen un nuevo hito para la compañía, y reafirman una vez más el liderazgo de Lizarran en el sector”.

De esta manera, se quiere hacer borrón y cuenta nueva del 2018. En ese año, la compañía de restauración presidida por Manuel Robledo cerró su tercer trimestre consecutivo con pérdidas. El resultado negativo ascendió a tres millones, más del doble que los números rojos de 2017 y siendo el peor de, al menos, los últimos diez ejercicios.


- Publicidad -