martes, 7 diciembre 2021 13:00

Los agentes inmobiliarios: mejor convenio cuando lo peor está por llegar

Los trabajadores de las agencias inmobiliarias han firmado el VII Convenio colectivo estatal para aclarar temas como las comisiones, las dietas, la ayuda guardería o el plus de domingos y festivos. Mientras, las dudas sobre el sector empiezan a surgir al confirmarse una moderación en el crecimiento de los precios y en la economía nacional.

El convenio fue suscrito por la organización empresarial Federación de Asociaciones de Empresarios Inmobiliarios (Fadei) y por las organizaciones sindicales Federación Estatal de Servicios de CC.OO. y FeSMC-UGT el 29 de octubre. El Boletín Oficial del Estado (BOE) lo ha publicado el pasado 13 de enero.

El convenio colectivo es fruto de “la necesidad de regulación homogénea y autónoma del sector de la intermediación inmobiliaria”. Del mismo modo, el artículo 1 especifica que el texto “regula las condiciones mínimas de trabajo aplicables al personal por cuenta ajena de las empresas que se dedican principalmente a la gestión y mediación inmobiliaria”. Su vigencia finalizará el 31 de diciembre de 2021.

La presidenta de Fadei, Montserrat Junyent, ha destacado a MERCA2 que el nuevo convenio supone una «reclasificación profesional con el objetivo de definir de una forma más real los diferentes puestos de trabajo con el ánimo también de contribuir a la profesionalización y mejorar la competitividad». «Eso no quiere decir que se supriman puestos de trabajo, sino que se simplifica dentro de la clasificación para hacerla más equiparable a la realidad», ha ahondado.

LOS PUNTOS CLAVE DEL CONVENIO

Además de la extensa definición de las competencias, formación y experiencia profesional de los diferentes perfiles profesionales existentes, se introducen en el convenio algunos puntos curiosos del convenio de los empleados de las inmobiliarias. Todos ellos recogidos en el capítulo sobre las retribuciones.

Un concepto que queda especificado es el de las comisiones. El texto explica que la comisión, “pactada en el contrato individual de trabajo”, será calculada mediante la aplicación de un porcentaje sobre los honorarios que la empresa perciba por su intermediación. “No podrá ser inferior al 5% de los honorarios netos percibidos por la empresa deducido el IVA y, en su caso, aquellos gastos y suplidos cargados al cliente (honorarios de registros, gastos de desplazamiento, etc.)”, especifica.

Todos los empleados de las agencias inmobiliarias incluidos en el grupo IV (Administración) “percibirá un plus consistente en un 50% del precio hora ordinaria” por cada hora que trabaje en domingo o festivo, además del salario ordinario y con independencia de la compensación en tiempo de descanso que pueda corresponderle. Además, ahonda el convenio, el trabajo en domingos y días festivos del calendario oficial de fiestas “deberá ser compensado por tiempos equivalentes de descanso, sin perjuicio de la realización de la jornada anual pactada y, en su caso, de la retribución complementaria establecida en este convenio”.

En el caso de las dietas y kilometrajes, el trabajador de una agencia inmobiliaria que deba desplazarse a una provincia fuera de su centro de trabajo por interés de la empresa, percibirá en concepto de indemnización por uso de vehículo particular, la cantidad de 0,25 €/km y en concepto de dieta la cantidad de 32,36 €/día. El convenio también deja claro en el artículo 25 que los gastos de alojamiento serán por cuenta de la empresa.

Como asunto curioso, el artículo 26 indica que “con la finalidad de favorecer la integración laboral de los trabajadores/as, las empresas abonarán por cada hijo/a menor de tres años la cantidad de 671,58 euros anuales, prorrateados en doce mensualidades”.

Los requisitos para acceder al cobro de dicha ayuda son los siguientes:

a) Una antigüedad en la empresa de al menos seis meses.

b) No tener el contrato suspendido por alguna de las causas establecidas en el Estatuto de los Trabajadores.

c) Justificación documental del gasto incurrido por este concepto mediante la correspondiente certificación o recibo de la guardería.

LAS INMOBILIARIAS, EN VILO

La propia presidenta de Fadei, Montserrat Junyent, ha destacado que “el nuevo convenio aportará estabilidad a un sector que, tras haberse recuperado de la anterior crisis, en este momento empieza a mostrar algunos signos de desaceleración”. Las agencias inmobiliarias vivieron un crecimiento exponencial en los años del boom. Un retroceso en mismo grado tras el estallido de la crisis. Tras recuperar parte de lo perdido, ¿se están preparando para tiempos peores?

La vivienda nueva y usada en España se ha revalorizado un 14,7% desde los mínimos registrados en la crisis (primer trimestre de 2015), según las tasaciones realizadas por Tinsa. Después de 13 trimestres consecutivos de incrementos de valor, la vivienda sigue estando de media un 33% más barata que el máximo valor alcanzado en 2007, con grandes diferencias de evolución entre territorios.

No obstante, la agencia avisa la desaceleración del mercado residencial. Sobre todo, los mercados de Madrid y Barcelona. Hay una grave carencia de suelo en estas dos ciudades, los grandes desarrollos aún están en pañales y la oferta sigue aumentando. Esto provoca subida en los precios y la exclusión del mercado de los jóvenes. Sus precarios sueldos solo dan para pagar

El precio medio de la vivienda nueva y usada en España se situó en 1.373 €/m2 en este periodo, un 2,6% más con respecto al 4T de 2018. Se trata del crecimiento interanual más bajo desde el primer trimestre de 2017. Con algunos mercados casi saturados por la falta de suelo y una oferta fuera del alcance de los jóvenes, ha llegado el momento de la moderación.


- Publicidad -