martes, 22 junio 2021 20:17

Semáforos, radares,… así era antes la tecnología de la conducción

La seguridad vial y la automoción han cambiado mucho en los últimos tiempos gracias a la nueva tecnología. Y eso ha influido mucho en la conducción, y lo seguirá haciendo en los próximos años. Por ejemplo, con nuevos prototipos y señales de tráfico que también estarán conectadas en un futuro formando una edge computing. Eso junto con la fog computing y la cloud computing darán nuevas posibilidades y mayor seguridad.

Poco tiene que ver toda esta nueva tecnología de conducción con la que había hace unos años. Con muchas carencias y donde morían muchas más personas en carretera a pesar de que el tráfico no era tan numeroso. El motivo es que los accidentes eran casi todos mortales debido a la poca protección con la que contaban los pasajeros.

Fog, edge y cloud son términos usados en computación para referirse a las máquinas y servicios conectados en una red en función de donde se encuentren situados. Cloud hace referencia a los grandes centros de datos con servidores globales, fog para servidores intermedios más pequeños y locales, y edge todos los dispositivos conectados.

Si se echa la vista atrás, tanto en los coches de calle como en los de competición, los esfuerzos para mejorar la seguridad dentro y fuera de ellos ha sido brutal. No solo se han agregado nuevos dispositivos de seguridad y se han mejorado otros en los automóviles. También se ha trabajado para que las vías sean más seguras de lo que eran hace unos años. Y eso también implica mejorar las señales de tráfico.

Comparando la tecnología de conducción (antes y ahora)

Coche viejo, tecnología conducción

Cuando se compara cómo era hace tiempo con lo que hay hoy día o lo que vendrá próximamente, es cuando realmente eres consciente de los privilegios de los que contamos actualmente. ¿No te lo crees? Aquí tienes algunos ejemplos:

  • Semáforos: el primero se instaló en Londres, en 1868. Para su funcionamiento nocturno se usaban lámparas de gas con luz verde y roja, y eran muy diferentes a los actuales. Tras la I Guerra Mundial, los avances en la tecnología eléctrica también dieron sus frutos para la conducción. Entonces comenzaron a ser eléctricos y automáticos. Will Potts fue el introductor de la luz amarilla en 1920, cuando los semáforos se habían expandido por todo el mundo.
  • Señales de tráfico: inexistentes al principio más allá de indicadores, lo que implicaba que no se avisaba de peligros. Poco a poco fueron evolucionando hasta su estandarización y la inclusión de las nuevas señales con luces o que pueden transmitir mensajes de tráfico.
  • Radar de tráfico: en 1954 se usó por primera vez en Chicago. Hasta entonces no se había usado. Los coches apenas superaban unas decenas de km/h, pero los accidentes solían ser mortales. Los primeros fueron muy primitivos, basados en el efecto Doppler, hasta llegar a los actuales con tecnología láser y autónomos.
  • Asfalto: el pavimento de las carreteras era inexistente. Caminos de tierra hasta que en el siglo XIX se comenzó a usar el asfalto para hacer los caminos más seguros y confortables. Pero el asfalto tal como lo conocemos hoy día no se comenzó a usar hasta el XX.
  • Otras medidas de seguridad: dentro del propio coche tampoco se protegía al conductor y pasajeros. Ante choques frontales, laterales, o vuelcos, la mortalidad era muy alta. Actualmente pasan rigurosas pruebas de choque en crash tests con dummies (en vez de presos a los que perdonaban su condena si sobrevivían a las primeras pruebas de choque realizadas en EE.UU.) para comprobar su seguridad y se certifican. El cinturón de seguridad se crea en 1948, pero no fue hasta 1959 cuando Volvo lo comienza a montar en serie en todos sus coches. El Airbag fue patentado en 1971 por Mercedes-Benz, pero no fue incorporado en uno de sus coches hasta 1981. Luego vendrían otras ayudas electrónicas como el ABS, TCS, EBD, ESP, BAS, etc.
[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”135019″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Los tiempos cambian mucho en poco tiempo, en algunos campos como en la conducción lo ha hecho a mejor gracias a la tecnología, salvando muchas vidas…


- Publicidad -