martes, 19 octubre 2021 0:39

Marc Rahola Matutes: aire fresco de Ibiza para revolucionar el ‘real estate’

Parecía predestinado. Marc Rahola Matutes es una coctelera en la que se mezclaron la arquitectura, el diseño y el turismo con el amor a Ibiza que destila por sus cuatro costados. El resultado: OD Group.

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la UAB de Barcelona, Marc Rahola se curtió en el imperio hotelero y turístico Palladium Hotel Group, propiedad de su tío Abel Matutes. Sin embargo, lejos de mantenerse en la comodidad, en 2006 fundó OD Group. “Creo que tal y como está hoy el sector de lo residencial y lo turístico, en el futuro va a cambiar de forma radical”, explica el empresario en una entrevista concedida a MERCA2 con motivo de la presentación de The White Angel (TWA) Andorra.

“El efecto Airbnb está democratizando de tal manera el sistema que ya esa patente del turismo no es propiedad de los hoteleros”, afirma Marc Rahola. Por eso, “el lío en que nos hemos metido es casi obligatorio y necesario para poder evolucionar y ser competitivos los próximos años”, ahonda.

De la matriz OD Group han nacido seis empresas, cada una de ellas con su propia misión y visión, pero con una línea común riega sus productos. Marc Rahola cimienta sus proyectos en las cuatro eles: liderazgo, liquidez, logística y localización. Para generar ese liderazgo, cuenta con la liquidez de sus propios fondos de inversión, una capacidad logística multipunto que permite afrontar varias iniciativas a la vez y dar seguridad, y unas buenas localizaciones sin las cuales se cae cualquier sustento. “Saber escoger las mejores localizaciones en el momento adecuado es lo que marca poder desarrollar todo esto”, explica el empresario ibicenco.

De ahí que tras sus primeros proyectos en Ibiza hayan entrado en su portfolio localizaciones como Madrid, Barcelona, Mallorca, Londres, Baqueira, Miami y Saint-Tropez. En la capital española ha comenzado hace dos semanas las obras del hotel que abrirá en la céntrica Plaza de Isabel II a principios de 2021. Ocean Drive Madrid mostrará al mundo su revolucionaria visión de este mercado. “Hasta ahora los hoteles de lujo parecían jaulas de oro para proteger la privacidad de sus huéspedes; yo soy lo contrario, quiero romperla”, indica Marc Rahola.

MARC RAHOLA Y SU CONCEPTO DE HOTEL

Tal y como explica, “a nuestro cliente le gusta ver movimiento en el lobby”. Por ejemplo, cuenta que recientemente en el hotel de Ibiza hubo una sesión de dibujo y cata de vinos para todo el mundo, no solo clientes. “No hay nada más triste que llegar a un lobby y que esté vacío”, afirma Marc Rahola. “Entiendo el hotel donde todo el mundo puede pasar y tiene un uso como espacio público; es una filosofía de generar un lugar donde ocurren cosas”, explica. Que se prepare Madrid porque el empresario avisa: “Lo veremos más, si cabe”.

Una conversación con Marc Rahola deja clara su visión de negocio, su capacidad de encontrar oportunidades rentables y su amplitud de miras con los cambios que estamos viviendo. “En el futuro preveo que tendremos que hacer un TWA con un hotel OD al lado o un Ryans (más hipsteriano) con una promoción de A:B:C al lado que uno genera valor al otro para poderlo desarrollar”, indica. “Al final un hotel genera unas rentas difíciles de rentabilizar porque es demasiado a largo plazo debido al coste del suelo, pero si lo combinas con una desinversión que te propicia una promoción puedes bascular la una con la otra”, explica el empresario.

Va más allá Marc Rahola. “De forma natural, A:B:C irá desarrollándose de una manera que evolucionará al coliving”, señala. Sin entrar a definir cómo será este concepto, el empresario ibicenco ve edificios híbridos entre hoteles y viviendas con sitio para el trabajo. Por ejemplo, en los hoteles de OD Group desarrollan una actividad llamada Wine & Chess. Durante dos horas, los clientes tienen vino y queso gratis en una zona con wifi para trabajar de una manera cómoda y distendida. Para que suceda este cambio de patrón hay que esperar a que “las nuevas generaciones tomen el mando de los países”. “Por eso siempre digo que nuestros productos son dinámicos, se tienen que ir adaptando”, admite.

LAS ALMENDRAS Y EL BARÇA

Su amplitud de miras le llevó a entrar en el mundo de la almendra. Lo que comenzó como “una cosa pequeña entre amigos con un Excell que lo soporta todo” ha finalizado en Ocean Almond. “Estábamos convencidos de que era un negocio rentable y nos equivocamos; era mucho mejor”, reconoce. A diferencia de otras commodities, el 92% de la producción mundial de almendra tiene lugar en países ricos (80% USA y 12% Australia y España). “Hay volatilidad, pero si la comparas con el resto de commodities es mucho más baja porque el 80% del riesgo es dólar”, analiza Marc Rahola. Ocean Almond empezó con 20 hectáreas y se ha convertido en el segundo o tercer mayor productor de almendra del mundo.

Aficionado al FC Barcelona, Marc Rahola llegó a unirse a la candidatura de Marc Ingla para la presidencia del club. “Fue una experiencia fabulosa, fantástica, que tuvo su momento y no voy a repetir”, reconoce. No obstante, recuerda que le sirvió para conocer mucha gente y amigos que conserva “con mucho cariño a día de hoy”, pero también para tener muy claro que “lo del fútbol para mí es verlo y disfrutarlo por la tele”.

Todo lo escrito en este texto podría llevar a pensar a cualquier lector que las 24 horas del día se quedan cortas para Marc Rahola. Todo lo contrario. “El fin de semana es sagrado”, afirma con total seguridad. “Lo dedico íntegramente a la familia”, explica. En la respuesta al cómo lo consigue surge la figura de su equipo. “Invierto mucho en la gente”, señala el empresario.  “Confiar en la gente y generar un equipo de trabajo es la única manera que existe para tener el tiempo necesario para abordar un proyecto y compaginarlo con la familia”, concluye.


- Publicidad -