martes, 9 marzo 2021 11:36

Solo el 10% de los españoles ve el vehículo eléctrico como una alternativa real de compra

Mientras las marcas aceleran la transformación de sus plantas y flotas para ofrecer modelos alternativos que cumplan con la normativa europea de emisiones, los compradores van a otro ritmo. Tanto es así, que solo uno de cada diez españoles ve el vehículo eléctrico como una alternativa real de compra.

La PONS Seguridad Vial y Luike han presentado la VIII edición del estudio “Españoles ante la nueva movilidad” este miércoles. Sus conclusiones aclaran en gran medida la percepción que tiene la sociedad sobre los motores alternativos y las emergentes formas de movilidad, sobre todo urbana. Hay interés, pero encuentran demasiadas barreras para su compra en el caso de los coches eléctricos.

De hecho, los futuros compradores reconocen estar interesados especialmente en la tecnología híbrida (25%), por delante de los coches impulsados por gasolina (20%), los diésel (17%) y los eléctricos (10%).

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”213068″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Las principales barreras de acceso al vehículo eléctrico siguen siendo la autonomía, los puntos de recarga y el precio. Para resolverlas, el 69% de los encuestados apunta la falta de una red más amplia de puntos de carga rápida en las principales carreteras. Un 58% que señala la necesidad de subvencionar la instalación de puntos de carga privados o en garajes comunitarios.

En cuanto al precio, un 40% de los encuestados indica la necesidad de reducir el precio del coche eléctrico como forma de impulsar su generalización en el parque automovilístico español. Destaca, en este sentido, que más de un tercio de los conductores españoles afirme que no pagaría ni un solo euro más por adquirir un coche eléctrico que por su homólogo con motor de gasolina o diésel. Un 26%, además, señala que el rango de autonomía del coche eléctrico que podría ser suficiente para su utilización diaria debería situarse entre 100 y 200 km. Esto apunta, según el estudio, “a la concepción urbana que aún muestra la sociedad acerca de este tipo de vehículo”.

La presencia en medios del coche eléctrico choca con los conocimientos reales de los españoles. Uno de cuatro de cada diez españoles aún no es capaz de diferenciar entre un coche eléctrico, uno híbrido y uno híbrido enchufable, según revela el estudio “Españoles ante la Nueva Movilidad” realizado por PONS Seguridad Vial y Luike con la colaboración de GEOTAB, Wible, Moovit y ALD Automotive.

Además, solo un 23% de los encuestados reconoce haber podido conducir alguna vez un vehículo híbrido, por un 16% que afirma haberse puesto en alguna ocasión al volante de un coche eléctrico. Sin embargo, un 78% afirma estar interesado en poder probar un híbrido, mientras que un 76% desea conocer en primera persona el funcionamiento de algún modelo eléctrico.

Juan Hernández-Luike, director general de LUIKE Iberoamericana de Revistas, ha señalado que “el fenómeno de la electrificación en el automóvil es ya una realidad, aunque aún continúa habiendo demasiada distancia entre la oferta de la industria y lo que los consumidores finales, los conductores, realmente necesitan para poder optar con tranquilidad a cambiar su coche o su moto tradicional por un modelo eléctrico”. “Es cierto que el catálogo de vehículos más respetuosos con el medio ambiente crece muy rápido, pero aún es necesario un mayor compromiso de instituciones públicas y privadas para instalar una cantidad suficiente de puntos de carga para impulsar definitivamente la intención de compra en nuestro país”, ha explicado.

TESLA, LA MARCA MÁS RECONOCIDA

El “fenómeno Tesla” también está presente en la octava edición del estudio “Españoles ante la Nueva Movilidad”. La marca automovilística norteamericana fundada por Elon Musk aparece como el fabricante que mejor consideración tiene en cuanto a su compromiso medioambiental para el 35% de los españoles. Le sigue Toyota con el 20% de las menciones por parte de los encuestados.

Tesla también es la marca mejor percibida en lo que a desarrollo tecnológico se refiere, aunque en esta ocasión su reconocimiento popular desciende hasta el 27%. Mercedes-Benz ocupa la segunda posición en esta clasificación con un 15%, seguido de cerca por Audi (12%) y BMW (11%). De hecho, ha anunciado recientemente la instalación de una nueva planta de fabricación en Alemania.

Volvo, por su parte, lidera la clasificación de marcas referente en el mercado en lo que a seguridad se refiere. Uno de cada cuatro españoles reconoce a la marca sueca como el fabricante que produce los vehículos más seguros, mientras que el 16% elige a Mercedes-Benz, y un 12% a la también alemana Audi.


- Publicidad -