martes, 19 octubre 2021 1:57

La segunda revolución de ING en 20 años: más hipotecas y créditos

ING está en tránsito y va hacia un futuro donde pueda hacer frente a las fintech y bigtech tal y como hiciera en su día con la banca tradicional. Y eso, convirtiéndose en líder en España en el negocio de hipotecas y créditos al consumo. Un reto que tendrá que asumir el nuevo consejero delegado en España y Portugal, Roel Huisman.

ING cumplió 20 años en España el pasado mes de julio. La entidad holandesa llegaba a nuestro país con un modelo de banca telefónica y al año siguiente ya operaba como banco online, revolucionando el sector. En los últimos años, el acelerón de las nuevas tecnologías y el cambio de conducta de los usuarios, que quieren consultar y hacer operaciones financieras en cualquier momento y desde cualquier dispositivo, ha cambiado por completo la manera de actuar de los bancos tradicionales.

Sin embargo, ING ya contaba desde 2011 con una aplicación móvil y en 2017 el 95% de sus clientes eran digitales. Se puede decir, que era líder en el sector y jugaba con ventaja. El problema es que desde hace un tiempo hay nuevos jugadores en el mercado: las fintech y las bigtech (Google, Amazon, Facebook y Apple). Las grandes tecnológicas van a por más y están irrumpiendo en áreas que hasta ahora eran solo de los bancos.

“Habrá un cambio de tendencia en los próximos 5 años y aquí las bigtech jugarán un papel fundamental” explicaba en un encuentro financiero hace unos días, César González-Bueno, CEO de ING en España y Portugal. En su opinión, las tecnológicas entrarán en el segmento del crédito al consumo esquivando las asimetrías regulatorias. Y destacaba que la banca tradicional lleva tiempo “con un desgaste importante” y no sabía si volverán a ganar, pero desde luego “están perdiendo”. Por eso, ING se enfrenta a su segunda revolución en 20 años, pero ésta le ha pillado por sorpresa.

LIDERAR EL SECTOR O MORIR

Tal y como informaba la entidad este jueves, César González-Bueno dejará el cargo de consejero delegado de ING España y Portugal el próximo 18 de noviembre. Ese día asumirá el cargo Roel Huisman, el holandés que ha estado durante los últimos cuatro años como máximo responsable del negocio de banca de particulares de TMB Bank, la filial tailandesa de la entidad. Huisman estuvo al frente del lanzamiento de la aplicación de banca móvil en 2015.

Ahora, se despide con 6,2 millones de clientes, tras aumentar tanto el número de clientes principales como las cuotas de mercado de TMB en hipotecas, productos de inversión y seguros, según un comunicado de ING. Mientras que González-Bueno pasará a ser el presidente del Consejo Asesor de ING España y Portugal.

Desde la entidad explican que César ha conseguido transformar el negocio obteniendo resultados significativos en este período. Es el caso, por ejemplo, del préstamo al consumo e hipotecario o de Inversión. Justamente en el encuentro de hace unos días, González-Bueno alardeaba de este asunto. “Hemos duplicado la cifra de hipotecas nuevas por entender las necesidades del cliente” destacaba.

ING España concentra un 9,4% de las nuevas hipotecas españolas, frente al 7,5% de 2018, lo que le sitúa en cuarta posición nacional (en datos de junio). Para superar a BBVA, Santander y CaixaBank debería alcanzar una cuota del 15%. Un reto, al que ahora se enfrentará Huisman, ya que ING aspira a convertirse en el primer banco en nueva producción de hipotecas en España entre finales de este año y principios del siguiente.

UN TRABAJO “MANO A MANO”

Según ha podido saber MERCA2, César González-Bueno y Roel Huisman trabajarán “mano a mano” desde este lunes hasta que el próximo 18 de noviembre, cuando el holandés asume el cargo de CEO en España. Mientras tanto, Huisman “aterrizará” y se empapará de la cultura y el negocio español.

Fuentes del sector explican que con este cambio ING no prevé “cambios gigantes”, de hecho quieren que sea continuista. González-Bueno estuvo como primer espada en España en un momento que era necesario, ahora toca un cambio de ciclo.

Por otra parte, se muestran sorprendidos con la reacción por la decisión de que el CEO en España tenga origen holandés y no hable español. “Huisman no sabe hablar español, pero habla cinco idiomas”, explican. Y destacan que ING ya ha tenido otros CEOs no españoles, es un grupo internacional y no sería el único banco en España con un consejero delegado que no sea de este país. Como el turco Onur Genç, actual CEO de BBVA.


- Publicidad -