sábado, 19 junio 2021 19:49

Estos son los efectos que te produce la cocaína a corto plazo

spot_img

El primero en descubrir que la cocaína tenía efectos excitantes, anestésicos y energéticos fue el mítico “padre del psicoanálisis”, Sigmund Freud. En el año 1884, escribió un ensayo sobre la cocaína que tituló “Über Coca” en el que explicaba cómo los nativos sudamericanos utilizaban esta sustancia desde hacía mucho tiempo.

Además, según lo consumas, te da el subidón antes o después y te dura más o menos tiempo. Las personas que consumen pocas cantidades de cocaína sienten los síntomas al instante y se van a los pocos minutos. El problema es que el cuerpo te pide otro poquito más para que no te dé el bajón después del subidón y ahí es dónde comienza la adicción.

Este polvo blanco afecta directamente al cerebro y es extremadamente estimulante a la vez que adictivo.

Te contaré un poco sobre cómo reacciona tu cuerpo a corto plazo ante la cocaína:

Síntomas

cocaína

Las personas comienzan a probar cocaína sin saber los efectos que pueden llegar a tener en su cuerpo a corto plazo. En el instante en el que tomas una sola dosis, o raya de cocaína, comienzas a sentir la euforia, hablas más con la gente, te sientes más suelto, con más energía, y notas cómo tu mente se mantiene alerta.

La cocaína la suelen usar para evitar embriagarse con el alcohol. Ambas adicciones suelen ir de la mano casi siempre, cosa que no es muy lógica. La gente bebe de más porque quiere emborracharse, pero luego se mete cocaína para que se le pasé la borrachera…

Si tomas cocaína, tu cuerpo dejará de mandarte señales como que tienes hambre o sueño. Si llevas muchos días seguidos consumiéndola puedes llegar a deshidratarte o a que tu cuerpo sufra las consecuencias del insomnio. Hay quien dice que esta droga logra que concluyan antes tareas físicas o mentales, y otras todo lo contrario.  

En particular, tienes más alerta los sentidos de la vista, el tacto y el oído.

Efectos secundarios

cocaína

Tomar esta droga, aunque tan solo sea a corto plazo y en pequeñas cantidades, hace que tus venas se contraigan, se te dilaten las pupilas, te suba la temperatura, y se te dispare la tensión y la frecuencia cardíaca.

Si pasas de tomar poca cocaína a ir subiendo a cantidades mayores, la simple excitación divertida que sentías al principio puede jugarte una mala pasada y hacer que te vuelvas paranoico y agresivo. Otros consumidores de cocaína afirman que sienten ansiedad, se enfadan con más facilidad o tienen pena y desasosiego.

Bajo el punto de vista físico, también puede hacer que te entren temblores, vértigo o que tengas tics o espasmos musculares en los ojos, la nariz, la mandíbula y el resto de la cara. Si tienes abusas de la cocaína puede acarrearte problemas médicos asociados con las reacciones que provoca en tu organismo, y que cada vez la dosis que necesites sea mayor.

Los problemas médicos más comunes son los de sufrir un infarto, un ictus, un fallo cerebral, convulsiones, cefaleas o migrañas, problemas de estómago, dolores de barriga o náuseas.

También puede suceder que tu cuerpo reaccione de forma poco común y te produzca la muerte súbita. Estas se suelen dar por infarto, convulsiones y fallo respiratorio.

Tiempos

reloj

Según se toma la cocaína, el tiempo de reacción será mayor o menor. Cuanto más rápida sea su absorción, antes comenzarás a notar los síntomas, pero también desaparecerán antes y menos durará. Cuando se fuma tarda más en dar el subidón, pero normalmente lleva entre un cuarto de hora y media en irse.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”12934″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

El precio varía según dónde estés, pero estar en modo eufórico cinco minutos y tener problemas de salud, de adicción y estar expuesto a la muerte súbita, te puede costar unos 30 euros medio gramo.

En ti queda si merece la pena…


- Publicidad -