martes, 18 junio 2024

Las clínicas de nutrición empezaron con Frances Stern. La historia de la revolución nutricional

Las clínicas de nutrición comenzaron en la mente de una mujer Frances Stern. Adelantada a su tiempo, luchadora y trabajadora como la que más se dio cuenta de que algo tan importante como era alimentarse no se estaba llevando a cabo bien. Ella decía que:

«Una ración debe ser sabrosa, digerible, generosa en cantidad y que esté dentro del poder adquisitivo de la familia».

Frances instauró el primero centro de nutrición DEL MUNDO, creando una clínica pionera con talleres para enseñar a comer bien a los que más lo necesitaban. Sin tener nada en lo que apoyarse y gracias a su experiencia ayudando a familias judías que huían de la Guerra fue poco a poco demostrando que la salud de los enfermos en los hospitales estaba estrechamente ligada a su alimentación.

Fue una mujer de bandera de la que poco se ha hablado en la historia y que a no ser que la hayas estudiado, su nombre no significará nada para ti, pero Frances fue la encargada de unir la nutrición y la ciencia tal y como la conoces hoy en día.

Vida

frances stern image Merca2.es
Frances Stern

Frances nació el 3 de julio de 1873 en Boston, Massachusetts. Fue criada en una familia adinerada. Era la menor de siete hijos en una familia judía ortodoxa de inmigrantes alemanes.

Las experiencias allí, al presenciar los efectos físicos y emocionales de la pobreza en los niños ante la falta de nutrición, marcaron tanto su vida como su carrera.

Se graduó de la Escuela de Capacitación de Kindergarten de Garland, 1897. Además, estudió química alimentaria y saneamiento en el Instituto de Tecnología de Massachusetts. Tomó clases de economía y política en la London School of Economics en 1922.

Fue una mujer que siempre le dio prioridad a su carrera y a sus ideales, ni se casó ni tuvo hijos, cosa que para la época era algo «bastante extraño».

Referentes

ellen richard1 e1410097843924 Merca2.es
Ellen Swallow Richards.

De su familia Stern heredó un sentido de responsabilidad social que le dio base a su carrera en educación a la nutrición, que llevó a cabo principalmente en su ciudad natal de Boston.

Más tarde, su amiga Isabel Hyams le presentó a quién sería su mayor inspiración, a su antigua profesora Ellen Swallow Richards.

Ellen fue una distinguida instructora en química sanitaria en el Instituto de Tecnología de Massachusetts así como la fundadora de la profesión de economía doméstica. Cuando se juntan grandes mentes todo lo que sucede a continuación tan solo pueden ser grandes cosas.

Stern se convirtió en su secretaria y asistente de investigación hasta la muerte de Ellen en 1911. Todo este aprendizaje le sirvió como inspiración y tomó cursos de química alimentaria y saneamiento en el Instituto de Tecnología de Massachusetts.

Aportaciones a la nutrición

nutrición

En 1895, junto con Isabel Hyams, Stern abrió el Club Louisa Alcott en un edificio de viviendas en el extremo sur de Boston, en el que siguiendo los pasos de Ellie enseñó tareas domésticas a los jóvenes que vivían en los barrios más pobres.

En 1912, Stern desarrolló un programa de limpieza para la Asociación de Boston para el Alivio y el Control de la Tuberculosis, y luego diseñó un programa similar para la Asociación de Providentes de Boston.

Su trabajo como inspectora de salud industrial para la Junta Estatal de Labores Industriales le concedió un importante conocimiento de primera mano de los efectos de la dieta en los trabajadores y en los niños.

Frances trabajó para la Cruz Roja Americana y la Asociación de Bienestar Infantil y Familiar en Francia.

La mayoría de las personas que asistían a su clínica eran en gran parte rusa, italiana y siria.

Libros

nutrición

Frances escribió una serie de libros y artículos sobre dieta y salud, entre ellos:

  • Food for the Worker 1917.
  • Food and Your Body: Charlas con niños 1932, (reeditada con el nombre de Cómo enseñar nutrición a los niños 1942.
  • Dietética aplicada 1936.

Confeccionó junto a su equipo 147 menús cuidadosamente planificados por un período de 7 semanas.

Legado

Stern fue una mujer con los pies en la tierra, pero con una mente soñadora e imaginó y construyó centros de vecindarios que proporcionarían educación de nutrición práctica, exponiendo sus creencias en alimentos necesarios para el trabajador.

Frances se devanó los sesos para descubrir cómo satisfacer las necesidades de todo el mundo dando igual su clase social ni poder adquisitivo y poder así enseñarlo a tener una mayor nutrición que les proporcionase los nutrientes indispensables para su salud.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»66671″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

La clínica que Frances montó siguió creciendo y finalmente se asoció con la Universidad de Tufts. En la actualidad, se llama Centro de Nutrición de Massachusetts que lleva su nombre en su honor, quienes tienen como frase:

“somos una familia, la familia Frances”.

nutrición

- Publicidad -