viernes, 14 junio 2024

Ponerse a dieta: estas son las más eficaces para perder peso

Llega el verano y ya hemos llegado tarde a la operación bikini, lo que no quiere decir que no podamos seguir / empezar con la dieta. No tanto para lucir nuestros cuerpos en las playas españolas como para lucir organismo sano en los chequeos médicos.

Si eres de los que quieres perder peso, con dietas seguras para tu salud (no creas en las recetas mágicas, el efecto rebote puede ser demoledor), has llegado al lugar adecuado.

Vamos a ver cuáles son las dietas más eficaces para perder peso. Y recuerda que todas deben ir acompañadas de hábitos saludables: algo de ejercicio, no comer en exceso, evitar las bebidas carbonatadas,…

Dieta Mayo

dieta

La dieta Mayo se puso de moda en los años 80 pero aun continúa en vigor. Tiene dos momentos importantes: las dos primeras semanas y el resto de la dieta.

Aunque es una dieta a largo plazo, los primeros quince días suponen un plan de choque: hay que conseguir que el cuerpo comience a perder peso y que lo haga con fuerza.

Para eso se aprenderán cinco hábitos saludables y comenzará la reducción de comida (en este caso, de forma drástica para motivar al cuerpo) y se tratarán de eliminar otros cinco vicios que afectan a nuestra salud.

La segunda fase, consiste en consolidar lo que sabemos, y asentar la pirámide nutricional para combinar los alimentos de la forma más sana posible.

Dieta de los superalimentos

dieta

Lo primero es saber qué son los superalimentos. Se trata de elementos naturales con importante valor nutricional y beneficiosos para nuestro organismo.

Productos como baobab, cúrcuma, camu camu, té matcha, bayas de goji, galgas de Lago o maca que cada día son más frecuentes en las dietas occidentales.

Cada uno de ellos posee unas características propias y combinadas con la alimentación tradicional (más una vida saludable) pueden ayudarnos a perder peso de forma sencilla y de forma correcta (que no siempre es lo mismo).

Alimentos como la chia son fácilmente introducibles en nuestro día a día y el resultado puede ser sorprendente. Aunque siempre con hábitos saludables.

También se pueden incluir en este grupo verduras de hoja verde (lechuga o acelgas, por ejemplo), y se recomienda comer crudos para mantener todos sus nutrientes y propiedades.

Dietary Approaches to Stop Hypertension (Dash)

dieta

La Dieta Dash tiene como objetivo final prevenir la hipertensión, pero nos ayudará a perder peso. Siempre debe realizarse bajo supervisión de un nutricionista, puesto que debe adaptarse perfectamente a cada uno de nosotros.

El aspecto fundamental es reducir la cantidad de alimentos que comemos, pero también agruparlos para evitar que la mezcla resulte perjudicial para nuestro cuerpo.

Conlleva una reducción del sodio en nuestra dieta, pero podremos comer casi cualquier alimento, incluyendo carne roja (aunque sin abusar de ella).

Pero la base de la pirámide nutricional del Dash son cereales integrales, frutas, vegetales y productos lácteos con bajo contenido de grasa. En menor cantidad, pescado y aves de corral, y finalmente, la carne roja. Quedan casi descartados las pastas y arroces.

Dieta genética

dieta

La dieta genética es una de las más recientes innovaciones en el campo del sobrepeso. El primer paso es realizar un estudio de ADN que indicará al especialista que alimentos son mejor asimilados por nuestro cuerpo, cuáles nos hacen retener grasas y qué productos pueden provocarnos graves daños.

Con dicho estudio, se realiza una dieta totalmente personalizada que hace muy difícil la explicación más allá de lo comentado.

Por supuesto, siempre debe ir acompañada de ejercicio y hábitos saludables.

Flexitariana

vegano

En la era del veganismo, el flexiterianismo ha llegado para ocupar un hueco en los planes de adelgazamiento. ¿En qué consiste? Pues muy sencillo: se trata de llevar una alimentación vegana el 80 % del tiempo pero introduciendo productos de origen animal, como la carne, para no perder los nutrientes y propiedades que nos ofrecen.

El veganismo tiene un alto componente ideológico y animalista, en este caso, al ser por salud -nunca realices una dieta solo por tu estética- se introducen esos valores nutricionales, como pueden lácteos o grasa animal, necesarios para un buen desarrollo y funcionamiento de nuestro cuerpo.

En el caso de este tipo de dietas, se recomienda siempre realizar chequeos médicos para evitar caer en problemas de desnutrición, apatía y falta de hierro. Además, es más que aconsejable realizarla bajo supervisión de un nutricionista.

Dieta de los micronutrientes

perder peso

Los micronutrientes son los llamados nutrientes esenciales: fruta, legumbres, cereales integrales o frutos secos. Estos productos, unidos a una dieta rica en proteínas, favorecerá que nuestro cuerpo metabolice mejor las grasas.

Además, favorecen los hábitos saludables ya que evitan el hambre de medianoche, con lo que nuestro cuerpo va a consumir grasas y no nos va a pedir nuevos alimentos para sustituir esos valores energéticos.

Es muy recomendable para aquellas personas que compaginen la dieta con una fuerte actividad física como podría ser acudir diariamente al gimnasio.

Dieta Mediterránea

adelgazar

La dieta Mediterránea es una de las mejores y más saludables del mundo. Comiendo con moderación, sin excederse en las cantidades y tratando de utilizar productos naturales, podemos conseguir una considerable pérdida de peso.

Productos como el aceite o el pescado son básicos en esta dieta. Pero también otros productos gourmet como el jamón o el vino. Y no, no te mentimos, cada día existen más estudios que nos hablan de las ventajas nutricionales de ambos productos.

E incluso podrás encontrar la llamada «Dieta del Vino y el jamón».

No existe la dieta milagro

dieta

Presentadas todas estas variedades de dietas, debes tener claro que los milagros no existen. Todas requieren fuerza de voluntad, reducir el consumo de alimentos, cambiar hábitos diarios, aumentar la cantidad de ejercicio y reducir las bebidas alcohólicas y refrescos.

Además, siempre es recomendable realizarlas bajo control de un médico. Adentrarse seriamente en una dieta es establecer un tratamiento médico contra el sobrepeso y la obesidad y, por tanto, debemos tomarlo como lo que es: una cuestión sanitaria.

Si no te autoimpones un tratamiento para curarte de una infección, no juegues con la comida. Sigue el consejo de los profesionales y lograrás tu objetivo final de perder peso, sin perder tu salud.


- Publicidad -