miércoles, 17 agosto 2022 6:10

Que no te engañen: comprar una vivienda no es más barato que alquilar

Hipoteca contra alquiler. Una guerra que en algunas regiones como Madrid o Barcelona gana la primera. Es decir, al madrileño o barcelonés le es más barato pagar la letra de una hipoteca que un arrendamiento mensual. Entonces, ¿cuál es el engaño? Muy sencillo, los gastos asociados a la propiedad del inmueble. Unos pagos que hacen más barato vivir en alquiler que ser propietario. En concreto, 155 euros más económico.

En la capital el precio medio por alquiler una vivienda es de 647 euros y de una hipoteca 560 euros. Esto significa una diferencia de casi 100 euros, una distancia considerable. Lo mismo ocurre en la Ciudad Condal donde el arrendamiento se sitúa 648 euros y el pago mensual por adquirir un piso en 578 euros, según el último informe de vivienda elaborado por Casaktua. De nuevo se produce una diferencia importante y que en muchas ocasiones invita al cliente a pensar en comprar y no en alquilar.

Pero las cifras no son tan sencillas. La poca educación financiera e inmobiliaria del español ha conseguido que muchos de ellos compren el argumento de que adquirir la vivienda en propiedad es más barato que vivir en un régimen de arrendamiento. Pero no es así. Sí es cierto que la diferencia entre ambos desembolsos puede inclinar la balanza del lado de la compra, porque España además tiene una cultura patrimonialista en este sentido. Es verdad y es innegable que tras estudiar detenidamente ambas posibilidades muchos prefieren la propiedad, aunque la gran mayoría de ellos choca con su escasa capacidad de ahorro y terminan en el mercado de alquiler.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”138892″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

El problema es que todavía existen usuarios que acaban en el arrendamiento porque creen que es más rentable, no porque no consigan ese 20% o 30% que te exige el banco para optar a una hipoteca. En este sentido, Casaktua desgrana de manera exhaustiva qué inversión media realiza un cliente que paga un alquiler y lo compara con otro que haya optado por comprar.

En este caso no hay ni trampa ni cartón, porque el portal inmobiliario ha realizado un estudio de cada uno de los gastos que conlleva los dos regímenes, porque lo que ha de comprender el morador es que vivir en una vivienda -independientemente que sea en alquiler o en propiedad- no sólo implica pagar el arrendamiento o la hipoteca. Hay multitud de gastos asociados que en multitud de casos no se tienen en cuenta y que influyen a la hora de elegir una opción u otra.

Gasto medio de las personas que están en régimen de alquiler frente a los que optan por la propiedad. Fuente: Casaktua

Según los datos recogidos por Casaktua vivir en régimen de alquiler es 155,70 euros más barato que pagar una hipoteca. Una diferencia que se sustenta en pagos que ha de realizar el cliente que prefiere la vivienda en propiedad. El IBI, las reformas y el seguro del hogar son tres gastos que el arrendatario no ha de hacer frente. Tres cantidades que suman un total de 106,70 euros de media.

MÁLAGA ROMPE LA NORMA: ES MEJOR COMPRAR QUE ALQUILAR

Pero, ¿qué sucede con la diferencia hasta llegar a esos 155,7 euros? Los casi 50 euros que faltan son un incremento en el resto de costes que conlleva vivir en la vivienda. La energía, el agua, la comunidad, las telecomunicaciones y la seguridad -alarma- son más caros para el cliente que vive en propiedad. Es decir, en lo único que paga menos este perfil de usuario es en la cuota de hipoteca mensual -504,60 euros frente a los 535 de media que desembolsa un ciudadano que vive en régimen de alquiler-. El problema es que es que es el pago principal, el más abultado y el que todos los clientes tienden a fijar como referencia.

Con todos estos datos en la mano, en ciudades como Madrid, Barcelona, Sevilla o Valencia es mucho más barato vivir en alquiler que comprar una vivienda. La región que rompe esta premisa es Málaga. En este caso, el alquiler medio se sitúa en 725 euros de media, mientras el gasto para un cliente de propiedad es de 466 euros. Una diferencia que ni siquiera la salva el añadir los gastos añadidos a la tenencia del inmueble.


- Publicidad -