sábado, 13 julio 2024

Liberbank da señales de peligro a la espera de la fusión con Unicaja

Mientras sigue adelante el proceso de fusión con Unicaja, los accionistas de Liberbank vagan en el desierto con las peores ratios de rentabilidad de la banca cotizada española y una acción que dibuja un canal lateral desde 2017.

El banco nacido de la integración de Cajastur, Caja de Extremadura, Caja Castilla-La Mancha y Caja Cantabria en 2011 se estrenó en el parqué madrileño el 13 de mayo de 2013 con una subida del 30% (hasta los 0,52 euros por acción). En enero de 2016 tocó máximos históricos en 1,67 euros después de conocer que la firma suiza UBS había comprado el 3,45% del capital social de la entidad de origen asturiano.

Esos días de gloria quedaron atrás. En la actualidad, la entidad presidida por Pedro Rivero muestra un beneficio por acción (BPA) de 0,03 euros y un rendimiento bruto por dividendo del 1,84%, según los datos de Bloomberg. Estas cifras se colocan en lo más bajo en la tabla de los bancos cotizados españoles. Los títulos cerraron el 9 de mayo a 0,39 euros.

Lliberbank
Fuente: Bloomberg.

El BPA determina el beneficio neto dividido por el número de acciones de la empresa, es decir, cuánto de lo obtenido por la empresa como resultado de su actividad, correspondería a cada acción. En el caso de Liberbank, la entidad ha presentado un beneficio neto de 21 millones de euros en el primer trimestre de 2019, el 28,5% menos que en el mismo periodo de 2017. En cuanto al número de acciones, cuenta con 3,066 millones de títulos en circulación tras su ampliación de capital en noviembre 2017.

El rendimiento por dividendo indica la cantidad de euros que se recuperan de la inversión con el reparto de los dividendos. Se calcula como el cociente entre el dividendo por acción (DPA) y el precio de mercado de esa acción, multiplicado por cien. Liberbank ha anunciado recientemente un dividendo en efectivo de 22 millones de euros con cargo al ejercicio 2018. De esta manera, repartirá 0,007239 euros por título el 13 de mayo. El importe bruto a repartir se corresponde con un ‘pay out’ del 20%, muy lejos del rango del sector que está en torno al 50%.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»118287″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

La última junta de accionistas de Liberbank, además de aprobar el dividendo, también acordó reducir el capital social en 516.000 euros mediante la amortización de 25,8 millones de acciones propias que se encuentran en autocartera y la delegación de facultades en el consejo para fijar las condiciones de la reducción.

El Market Analyst de IG, Sergio Ávila, considera que Liberbank es “una compañía que muestra muchas dudas, técnicamente, ya que se encuentra en una tendencia lateral bajista”. De cara a su cotización, el experto apunta que “tiene un soporte muy importante en los 0,3761 euros que se mantiene efectivamente por la espera de los inversores a la situación de la fusión”.

El analista de Self Bank, Felipe López-Gálvez, destaca que «lo que llama la atención sobre su cotización es su volatilidad en el último año, no apta para cualquier inversor debido a los vaivenes que ha sufrido la acción». «Los fundamentales no son del todo malos, pero no lo suficientemente buenos para poder competir con bancos más grandes y que tienen más volumen de negocio», ahonda el experto.

En cuanto a sus cuentas, el experto de Self Bank indica que «actualmente las cuentas de Liberbank no reflejan la realidad de la compañía, ya que está en un proceso acomodaticio para la fusión con Unicaja». Es más, añade, «los fundamentales no son del todo malos, pero no lo suficientemente buenos para poder competir con bancos más grandes y que tienen más volumen de negocio». «Creemos que el mercado no está poniendo el foco en las cuentas de la empresa, sino en cómo quedará el balance y el capital resultante de la fusión con Unicaja», apuntilla.

Liberbank

Por ello, Sergio Ávila no cree que “sea recomendable entrar en un valor débil, que además pertenece a un sector muy cíclico que lleva tiempo pasando dificultades como es el bancario y que además de un entorno de enfriamiento económico y tipos bajos, se puede ver muy perjudicado por el aumento de las tensiones en cuanto a la guerra comercial”. En este sentido, Felipe López-Gálvez, apunta que «de momento, nos mantendríamos al margen de la compañía, pero no descartamos que en el futuro el valor se vuelva interesante».

BANK OF AMERICA ENTRA EN LIBERBANK

Bank of America ha comunicado este miércoles pasado una participación del 7,78% en el capital de Liberbank. En concreto, un 3,79% de la compañía en acciones y otro 3,99% a través de derivados que se convertirían entre julio de 2019 y octubre de 2020. De esta forma, el banco estadounidense se ha convertido en el tercer máximo accionista del banco español, solo por detrás de la Fundación Bancaria Caja de Asturias y Oceanwood Capital y superar a Fernando Masaveu Herrero.

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, ha reconocido que la participación del 7,78% que Bank of America afloró sobre Liberbank el miércoles ha llamado la atención del organismo supervisor de los mercados, por lo que tratará de averiguar a qué responde y qué alcance tiene. “Es un movimiento que nos ha llamado la atención y, lógicamente, trataremos de aclarar a qué responde y qué alcance tiene”, ha señalado.

Bank of America Merryll Lynch fue la entidad que asesoró a Abanca en el proceso de preparación de una Oferta Pública de Adquisición de acciones (OPA) sobre Liberbank, aunque finalmente renunció a la operación tras los requerimientos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y la intención del banco asturiano de seguir trabajando en su fusión con Unicaja. “Tenemos que interesarnos para conocer exactamente a qué responde y situarlo en el contexto de nuestra información y entendimiento de lo que es el mercado”, ha explicado Albella.

En ese sentido, Sergio Ávila ha apuntado que “quizá Merryll Lynch tenga una mayor información sobre las conversaciones que está manteniendo el banco con Unicaja en cuanto a la fusión, podría estar confiando en que se va a llevar a cabo”. A pesar de ello, ha asegurado, “a corto plazo y tras ver sus resultados creo que hay valores mucho más fuertes para que un inversor minorista pudiera posicionarse antes que en Liberbank”.

Por su parte, Felipe López-Gálvez no descarta que «esté aumentando su exposición para una nueva oferta de compra por parte de otra entidad, y tener un mayor peso para que esa oferta salga adelante. De hecho, el analista de Self Bank apunta a la fusión como tabla de salvación de las dos entidades. «Liberbank mantiene una buena posición en el norte de España, pero le falta adquirir una posición competitiva en el resto de España, algo que busca a través de la fusión con Unicaja», según el experto. «Los bancos deben ser más grandes para poder sobrevivir, como en el caso de Unicaja y Liberbank, dos piezas que, a priori, además encajan», concluye.


- Publicidad -